Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Íñigo Errejón: "No necesito compartir ideología para poder querer a alguien"

Logotipo de El Mundo El Mundo 30/09/2017 ANTONIO DIÉGUEZ

Poco dado a actos sociales, Ínigo Errejón (33) ha asistido esta semana al preestreno en la Gran Vía madrileña de la película La llamada, que

protagoniza

Macarena García y

dirigen

Javier Ambrossi y Javier Calvo. "Los productores, Enrique y Clara, son amigos. Hoy acabamos el pleno y hasta mañana, que empezamos a las nueve. Viene bien oxigenar la cabeza y hablar de otros temas", ha explicado el

ex portavoz

parlamentario de Unidos Podemos. Allí Errejón ha tratado con LOC temas tan dispares como la religión o las críticas a Alberto Garzón

por su luna de miel

.

¿Qué cine consume? Soy un consumidor medio omnívoro. Tengo la costumbre ir al cine con mi madre y mi padre, que están separados. Me gusta escaparme un domingo y un día a las 16:00 horas, cuando menos gente hay. Luego comentar y dar un paseo. 'La llamada' aborda el tema religioso. ¿Tuvo contacto con la religión, aún de niño? Ni estoy bautizado. No vengo de una familia creyente, aunque, obviamente, ya de mayor me dieron libertad para elegir. Soy ateo. Pero sí he aprendido a respetar toda una vertiente muy humanista que hay en el cristianismo. Mucha gente, gracias al cristianismo, se compromete con los demás o con los desfavorecidos. Eso, aunque no comparta las creencias, lo respeto mucho. Es que España es un país de tradición católica. De tradición, todos. Mi padre no es creyente y, sin embargo, ve las procesiones porque le gustan. Son parte de un acervo cultural de todos los españoles. Su partido no se muestra muy partidario de las procesiones... No, no. Hubo una petición que decía que una televisión pública atendiera igual a todas las diferentes creencias. Luego, a título individual, yo no sólo lo reconozco sino que lo valoro como patrimonio cultural de todos los españoles, de todos los creyentes y de los que no lo somos. ¿Cómo le ha ido este verano? Ha sido el primero en el que he descansado desde que fundamos Podemos. He podido cogerme 15 días, apagar el teléfono, guardarlo en un cajón. Me he ido a la playa, bucear, jugar a las palas, leer, comer, dormir... ¿Algún proyecto personal para el nuevo curso, al margen de lo político? Obligarme a leer y cuidar más la cocina en casa. Dedicarle más tiempo. Le pongo voluntad, pero no talento. También cuidarme más. ¿Usted se da algún capricho? Compro muchos más libros de los que me da tiempo a leer. También soy fanático de las cervezas artesanales. A los miembros de Unidos Podemos se les mira con lupa. Además de Alberto Garzón, se ha especulado sobre si Pablo Iglesias está con Irene Montero. ¿Desestabilizan estas informaciones? Por desgracia nos hemos acostumbrado a que se nos apliquen reglas que no se aplican a los demás. No digo que se nos trate precisamente entre algodones. Simplemente con los mismos baremos que al resto. ¿Y su relación actual con Pablo Iglesias? Buena. Somos compañeros. No siempre estamos de acuerdo, pero siempre colaboramos juntos. A usted no se le conoce pareja. ¿Cómo logra preservar su vida privada? Somos celosos, aunque seamos personas. Nos exponemos para defender unas ideas y un proyecto de país, pero pedimos cierto respeto. ¿Se llegaría a enamorar de una compañera de partido? Claro. Si me podría pasar con cualquier persona, imagínate más aún con alguien con la que puedas compartir ideas. Pero no necesito compartir ideología para poder querer a alguien.

© Proporcionado por elmundo.es

La Otra Crónica

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon