Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

“Para Suárez era importante marcar”

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 24/09/2017 Juan I. Irigoyen
Luis Suárez celebra su gol ante el Girona. © JOSEP LAGO Luis Suárez celebra su gol ante el Girona.

Luis Suárez vio la goleada ante del Barça ante el Eibar desde el banquillo del Camp Nou. “Le viene bien descansar”, explicó, en su momento, Ernesto Valverde. Necesita el uruguayo un poco de pausa después de la recuperación exprés de su lesión en la rodilla derecha y de su viaje a Uruguay para jugar con su selección. Tampoco andaba con la puntería fina el charrúa. Pero Luis Suárez quería saltar al campo y, sobre todo, quería marcar. La estadística dice que el uruguayo lleva siete goles en los últimos siete duelos del Barça en la Liga. Sin embargo, desde que comenzó la campaña 2017-2018, el 9 había firmado un solo tanto, el quinto en la goleada ante al Espanyol. “Los delanteros puede no estar acertados, pero cuando hacen un gol todo cambia”, afirmó el entrenador azulgrana. Y Luis Suárez se desquitó frente al Girona.

Era el tercer gol del Barça en Montilivi. Luis Suárez lo gritó con furia. “Era importante para él. Nos alegramos muchísimo”, subrayó Robert Fernández, secretario técnico azulgrana. “Pero”, aclaró Fernández; “también es bueno recalcar que cuando no marcó goles nos dio cosas muy importantes. Baja a defender, trabaja para el equipo. A un centro delantero se le pide goles, pero tener un jugador como él, que ayuda tanto a sus compañeros, es muy bueno”.

ampliar fotoValverde le da indicaciones a André Gomes en Montilivi.Alejandro GarciaEFE

En el segundo gol azulgrana, el 9 deja pasar el centro del Aleix Vidal. Una acción clave para despistar a Iraizoz, que terminó enviando el balón en su portería. “Luis es siempre decisivo en los últimos metros”, sintetizó Valverde. El 9 celebró su partido número 100 en la Liga, en los que gritó 86 goles y repartió 39 asistencias.

El técnico hizo descansar a Suárez contra Eibar; a Busquets y Piqué ante el Girona. “El míster está gestionando la plantilla a la perfección. Todos los jugadores estamos respondiendo. Aún queda mucha liga, pero empezamos muy bien la Liga”, sostuvo Jordi Alba. El Barça de Valverde acumula seis victorias consecutivas. Ya son 13 si se tienen en cuenta las siete del equipo de Luis Enrique la temporada pasada. El récord es del Barcelona de Guardiola, que acumuló 16 triunfos seguidos en el curso 2010-2011.

“No me voy a quejar cuando estamos ganando”, expuso Valverde; “lo que más me gusta de todo es el sentido de equipo. Estamos intentando estar juntos cuando atacamos y cuando defendemos. Buscamos agruparnos. Los resultados te refuerzan. Al equipo lo veo mentalizado para trabajar cuando los partidos están trabados”. El Barça no para de ganar, Suárez recupera la puntería.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon