Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

«Raúl decidirá en noviembre si se retira»

ABC ABC 15/10/2015 Rubén Cañizares

Raúl González Blanco. © Diario ABC Raúl González Blanco. El próximo 29 de octubre, Raúl sumará 21 años como profesional. Será una fecha singular. Muy pocos jugadores llegan a las dos décadas de vida en un fútbol tan exigente como el de hoy, donde llegar a la cima está más caro que nunca. Pero, sobre todo, su vigésimo primer cumpleaños en el deporte rey será más especial que de costumbre porque hay muchas opciones de que sea el último: «Raúl está cansado. Es lógico. Tiene 38 años y su ilusión sigue intacta, porque el fútbol lo es todo en su vida, pero es verdad que cada vez le cuesta más seguir la rutina diaria de entrenamientos, viajes y partidos, que tanto desgaste provoca», comenta a ABC Ginés Carvajal, la mano derecha del mítico «7» del Real Madrid.

González Blanco tiene un contrato con el Cosmos de Nueva York de dos temporadas. Actualmente, cumple su primera campaña en el mítico equipo norteamericano con el que ya ha logrado conquistar el torneo de primavera de la NASL (North American Soccer League), algo así como la segunda división del fútbol americano donde compiten diez equipos, aunque no hay ni ascensos ni descensos. A finales de mes, se conocerá al ganador del torneo de otoño, que junto al Cosmos y a los otros dos mejores clubes de la NASL disputarán a mediados de noviembre el playoff para conocer el campeón final. Será entonces cuando Raúl tenga que tomar una decisión definitiva: «De momento, está centrado en competir e intentar lograr el título de la NASL y una vez que ésta llegue a su fin se sentará junto a su familia y consensuarán qué quieren hacer: si continuar una temporada más en activo o anunciar su retirada», detalla Ginés Carvajal.

Otras obligaciones

Raúl, su mujer y sus hijos son muy felices en Nueva York. Todos los miembros de la familia se han adaptado de maravilla a la metrópolis norteamericana y están encantados con la vida que llevan al otro lado del charco. Por ello, si el futbolista decide colgar las botas, idea que le ronda seriamente por la cabeza pero que el Cosmos está intentando hacerle cambiar, no descarta seguir ligado a su actual club, ejerciendo funciones académicas en la escuela de fútbol de la entidad neoyorquina. Raúl tiene entre ceja y ceja regresar pronto al Real Madrid, aunque aún debe decidir si en su nueva vida quiere estar ligado a los banquillos o a los despachos, y en el Cosmos sabe que tendría un periodo de aprendizaje de estas nuevas funciones que le sería de gran valía para su futuro.

MÁS EN MSN

-La 'guerra de los calzoncillos' entre Bale y Cristiano

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon