Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Autónomo? Esta 'app' busca espacio vacío en hoteles a modo de oficina 'low cost'

El Confidencial El Confidencial 06/04/2016 R. P.

Un viaje de trabajo que arranca con un tren bien temprano, sigue con una reunión, continúa con una comida, luego otra reunión y termina con el tren de vuelta a casa. Este esquema de organización resultará familiar para muchos autónomos que viven de reunión en reunión, en la ciudad que haga falta, buscando sacar su negocio adelante. También para muchos directivos, que representan a sus empresas por todo el país.

Y entre reunión y reunión, tiempo muerto, a veces varias horas, que se aprovechan para trabajar allá donde se pueda, en cafeterías y bares. Pensando en esos ratos, un grupo de emprendedores españoles ha creado Worktel, una 'app' que imita el espíritu de Airbnb pero aplicándolo a los espacios de trabajo que tienen los hoteles, en muchos casos infrautilizadas.

El funcionamiento es el siguiente: basta con descargar la aplicación (disponible para Android e iOS desde las 10:30 de este miércoles), registrarse y cargar un saldo desde una tarjeta. A partir de ahí, y utilizando la localización del móvil, cada vez que el usuario necesite un lugar tranquilo donde trabajar durante un rato, puede consultar qué hoteles tiene cerca y qué espacios ofrecen, elegir, pagar, y listo. Los hoteles fijan los precios, que incluyen el IVA, y Worktel les cobra una cantidad a ellos 

© Proporcionado por El Confidencial

"En vez de trabajar en una cafetería, con el barullo que pueda haber, tienes un lugar tranquilo y cómodo, con wifi, una mesa, etc", explica Carlos Ortiz, CEO de Worktel. Existen dos franjas de precios: de 8 a 15 euros la hora, para servicios básicos, y a partir de 15 para otros más completos, que pueden incluir una sala de reuniones entera, aperitivos, bebidas, etc. 

No se trata, aclara Ortiz, de alquilar un despacho, sino de salas de trabajo con varios puestos (el número aparece especificado en la aplicación), "es casi como ir a trabajar a una biblioteca", bromea. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon