Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Conoces los LapDock? El ingenioso híbrido de móvil y portátil vuelve con fuerza

El Confidencial El Confidencial 17/09/2016 Cristina Sánchez

Una suerte de portátil provisto de extremidades (pantalla de 11,6 pulgadas y teclado) y una batería para no perecer hasta las ocho horas, pero sin cerebro. Así es Superbook, un dispositivo que acaba de conseguir la aprobación de miles de mecenas en Kickstarter: ha recaudado 2,9 millones de dólares (2,5 millones de euros) de los 50.000 dólares (44.000 euros) que sus creadores solicitaban para que esté disponible el año que viene.

Obviamente, eso no es todo. El procesador, la memoria y el almacenamiento los aporta tu 'smartphone', que se conecta al Superbook para seguir trabajando gracias a la 'app' Andromium OS. Ahora bien, ni el Superbook es el único híbrido entre móvil y portátil— el NexDock o los accesorios del HP Elite x3 se basan en el mismo concepto— ni tampoco es un invento tan original.

Un LapDock moderno

En 2011, a Motorola se le ocurrió que convertir un 'smartphone' en un ordenador era una buena idea. Ese año presentaron el LapDock, un dispositivo que posibilitaba esa transformación en sus Motorola Atrix. Sin embargo, la compañía abandonó aquel proyecto al año siguiente. El elevado precio del primer modelo (300 euros en el mercado español), las bajas ventas que reconoció la propia compañía y el hecho de que Google comprara la división de móviles de la firma por aquellas fechas fueron algunos de los motivos que acabaron provocando la desaparición de los LapDock.

Ahora otras compañías han decidido que es un buen momento para revivirlos. “El primer problema con el Motorola Atrix en ese momento es que los 'smartphones' no eran lo suficientemente potentes como para funcionar como un PC”, explica Emre Kosmaz, fundador de NexDock, a Teknautas.

Es cierto que los teléfonos actuales, incluso algunos de menos de 100 euros, ofrecen mejores prestaciones que aquel Atrix 4G de gama alta con 1 giga de RAM y 16 GB de almacenamiento. Sin ir más lejos, el Samsung Galaxy S7 Edge, el teléfono inteligente más vendido del mundo en la primera mitad del 2016, presume de 4 gigas de RAM y 32 o 64 GB de memoria interna.

“Va a haber usuarios que por su tipo de trabajo, por sus necesidades o por lo que están esperando de su dispositivo se les quede corto, o usuarios que con la funcionalidad que el móvil le ofrece sea suficiente. Es ahí donde el hueco existe”, señala José Antonio Lorenzo, director general de IDC España.

NexDock © Proporcionado por El Confidencial NexDock

Otro de los puntos negativos de los antiguos LapDock, a juicio de Kosmaz, es que solo se adaptaban a un 'smartphone' concreto. Sin embargo, su NexDock de 14 pulgadas, que llegará dentro de poco a manos de los mecenas que han aportado 300.000 euros al proyecto, será compatible con diferentes 'smartphones' —Windows y Android, aunque en estos últimos no ofrece una versión adaptada a escritorio, por lo que solo aporta una mayor pantalla—, además de con 'tablets' o placas y miniordenadores como Raspberry Pi o Intel Compute Stick.

“Queremos construir 'hardware' universal que pueda funcionar en tantos dispositivos como sea posible”, afirma Kosmaz, que lleva con la idea del NexDock en mente desde 2012. El éxito recaudatorio de su competidor, Superbook, puede deberse a que la 'app' de Andromium sí permite disfrutar de una atractiva interfaz de escritorio en el portátil con los 'smartphones' que utilizan el sistema operativo por excelencia (en España, Android alcanzó el 91,2 % de cuota de mercado en el segundo trimestre del año). No obstante, el dispositivo ha de tener al menos la versión 5.0. de Android y 1,5 gigas de RAM para ser compatible con Superbook.

A todo ello hay que sumar que los precios de ambos dispositivos son bastante más bajos que los del LapDock original: el NexDock costará 119 dólares (106 euros) y el Superbook, 99 dólares (88 euros).

¿Alternativa a los 2 en 1?

Algunos datos también muestran que los usuarios no estamos muy dispuestos a comprar nuevos dispositivos con una sola función. En el segundo cuatrimestre del año se vendieron 62,4 millones de PC, un 4,5 % menos que el año pasado según IDC. A las 'tablets' les fue aún peor: el descenso de las ventas fue de un 12 % respecto al mismo periodo del año pasado, si bien las de los dispositivos convertibles continúan creciendo y esta consultora prevé que tiren del carro de este mercado en los próximos años.

Si nos gusta menos invertir en ordenadores nuevos y está comprobado que nos atraen cada vez más los convertibles, se podría deducir que es buen momento para la llegada de los baratos portátiles que utilizan el 'smartphone' como mente pensante. Eso sí, tendremos que seguir cargando con dos aparatos, uno de ellos hueco. “Realmente el 'lapdock' no está eliminando dispositivos, está mejorando la experiencia de usuario del teléfono móvil, pero tienes que cargar con un dispositivo más”, puntualiza José Antonio Lorenzo.

De un modo u otro, el éxito de los 2 en 1 pudo favorecer que Microsoft lanzara hace unos meses Continuum, su sistema para permitir que los teléfonos con Windows 10 trabajen con una versión de escritorio al conectarlos con una pantalla y/o un teclado. Sus Microsoft Lumia 950, con 4 gigas de RAM y 32 de almacenamiento, incluyen gratuitamente el dispositivo que los convierte en portátiles. Eso sí, el Microsoft Display Dock es tan solo un pequeño accesorio al que hay que añadir después los periféricos para poder disfrutar realmente de un teléfono como si fuera un PC. Además, se rumorea que Microsoft va a aniquilar la gama Lumia a finales de año para lanzar, supuestamente, los Surface Phone.

HP © Proporcionado por El Confidencial HP

Más allá de Microsoft, HP también ha apostado por Continuum con el reciente lanzamiento de HP Elite x3, un potente 'smartphone' con una pantalla de 5,96 pulgadas, 4 gigas de RAM y 68 de almacenamiento. Gracias a su Desk Dock, que le permite conectarse con una gran pantalla de forma similar al Microsoft Display Dock, o a su portátil Lap Dock, que hasta ha tomado el nombre de los de Motorola, la compañía lo ha presentado como un “dispositivo empresarial 3 en 1”.

De esta forma, pretendería plantar cara al iPad Pro o a Microsoft Surface con una apuesta diferente basada en el minoritario Windows 10 Mobile. “A nosotros nos parece una estrategia razonable, dentro de lo que HP lleva abanderando desde hace meses: mejorar la experiencia del usuario y diferenciarse de otros fabricantes”, señala Lorenzo.

Difícil hacer sombra a los Chromebooks

Ahora bien, ni el precio de los HP Elite x3 (845 euros sin accesorios y más de 1.200 con Desk Dock y Lap Dock) ni el del Superbook o el NexDock son más bajos que los de los asequibles Chromebooks, que podemos encontrar incluso por menos de 300 euros. Los portátiles de Google suelen oscilar entre los 2 y 4 gigas de RAM, arrancan de forma casi instantánea gracias al sistema operativo Chrome OS y poco a poco irán disponiendo de una completa Play Store para descargarse más 'apps' con las que incluso trabajar offline. “Un Chromebook es tan competitivo como puede ser un lapdock”, opina Lorenzo.

Parece difícil por tanto que estos híbridos entre 'smartphone' y portátil consigan hacer sombra a los Chromebooks, que hace unos meses llegaron a superar en ventas a los Mac en el mercado estadounidense, salvo para los usuarios que prefieran trabajar con el Windows 10 al que están acostumbrados —caso de NexDock o de los accesorios HP Elite x3— o que se decanten por extender solo las capacidades de su propio 'smartphone' —como promete el Superbook—.

Lorenzo destaca como otro de los hándicaps que el mercado de los nuevos 'lapdocks' no puede desarrollarse por sí solo, sino que ha de venir impulsado por la compra de 'smartphones' de alta gama. Al mismo tiempo, su éxito dependerá de que los usuarios realmente deseen usarlos para trabajar con ellos en la nube y no solo para escribir correos, comunicarse por WhatsApp o echar un vistazo a sus redes sociales.

“Concibo un mundo en el que haya 'docks' (similares a monitores) en oficinas, cafeterías, aviones o cualquier sitio donde vayas en el que básicamente adaptes tu 'smartphone' a una pantalla más grande para todas tus necesidades”, pronostica Kosmaz. El creador del NexDock afirma con optimismo que su dispositivo bien puede ser el que promueva ese “cambio de paradigma” por el que acabemos llevando el procesador que moverá todos los dispositivos en nuestros bolsillos.

“Creemos que tiene su sitio, pero ni los volúmenes van a ser grandes ni los crecimientos van a ser grandes, porque van a ir muy vinculados a un segmento con necesidades muy concretas. No creemos que de forma masiva el usuario de consumo vaya a complementar su experiencia de teléfono con un 'lapdock'”, defiende por su parte el director general de IDC España.

Habrá que esperar para comprobar si estos dispositivos convencen a los usuarios de las ventajas de tener un buen móvil que sirva para todo y, así, se convierten en un actor más del mercado junto con los 2 en 1. O puede que acaben fracasando, como ya lo hicieron los LapDock de Motorola, porque el gigante Google no es el que apuesta decididamente por ellos. Por el momento, muchos usuarios ya han dado el visto bueno a través de las campañas de crowdfunding. 

Superbook © Externa Superbook
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon