Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Es posible convertir el carbón en oro? Científicos rusos lo han conseguido

El Confidencial El Confidencial 24/11/2016
© Externa

A lo largo de los siglos, muchas han sido las leyendas que aseguraban que los antiguos alquimistas habían encontrado la piedra filosofal con la que ser capaces de transmutar los metales en oro. Sin embargo, ninguno de esos mitos llegó a convertirse en realidad... hasta ahora. Ha sido unos científicos rusos los que han anunciado que han encontrado la manera de fabricar oro a través de restos minerales: en concreto, de los que genera el carbón.

Una serie de investigadores de la Academia de las Ciencias Rusas han sido los encargados de realizar pruebas hasta dar con una solución hasta ahora impensable. Han necesitado dos décadas de estudios para descubrir que el carbón puede convertirse en oro. Y el fenomenal descubrimiento fue posible gracias a los filtros utilizados en la central termoeléctrica de Erkovetskii, en los que descubrieron que se generaban sedimentos nocivos y pequeñas particulas de oro.

Tras investigar estos restos, pronto se descubrió que algunos de los que se pudieron encontrar eran realmente valiosos. Así, comenzaron las primeras pruebas con el carbón, que llevaron a descubrir un proceso por el que es capaz de transformarse en oro. Eso sí, para conseguir un simple gramo del precioso metal, hace falta una tonelada de la roca sedimentaria. Tan increíble hallazgo ha provocado que el proceso para su creación ya haya sido patentado.

Según explican los expertos rusos del Centro Científico de Amur en el comunicado emitido, primero es necesario quemar el carbón -que puede ser de diversos orígenes- para, entonces, tratar el humo que genera. Tras pasar por hasta cien procesos de depuración diferentes, los sedimentos sólidos que generan pasan a ser la clave: primero se limpian con agua para, después, realizarle otro proceso de depuración donde ya aparece un metal con trazas de oro.

A partir de este momento, tan sólo es necesario refinar el elemento obtenido para conseguir el esperado oro. Eso sí, la gran cantidad de carbón necesario para conseguir pequeñas pizcas de oro no permiten soñar con su producción industrial a través de este sistema, pero sí que podría servir para que las grandes empresas que trabajan con carbón como combustible puedan obtener el precioso metal derivado de su actividad primigenia.

Una vez patentado el sistema para conseguir oro, la intención de los científicos de Amur no es otra más que lograr una licencia de su propio país para construir una fábrica dedicada exclusivamente a la producción de oro a través de este sistema. Esperan poder recibir una cantidad cercana a los 22.000 euros para poder comenzar con su nueva actividad: si se cumplen los plazos previstos, en poco menos de un año podría existir la primera fábrica que crea oro a través de carbón.

Más en MSN:

Cosas que quizás no sabías del oro

Un francés hereda una casa y encuentra 100 kilos de oro escondidos


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon