Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Hace un Brinner?

Notodo Notodo 13/06/2016 Lola J.C Elkin

La tendencia foodie del momento no es ni el Brunch ni el afterwork: al clásico “Salir a cenar” se le ha dado la vuelta y ahora lo que mola es salir a desayunar pero ¡por la noche! Aunque el Brinner ya lleva un tiempo arrasando en Londres y otras capitales, marca tendencias esta nueva moda alimenticia que proviene, cómo no, de EEUU, y que empieza a ser popular también en nuestro país.

Vayamos por partes porque, aunque seguro que ya has practicado alguna de estas tendencias (consciente o inconscientemente), la jerga foodie puede ser algo confusa en cuanto a los horarios y alimentos de cada neologismo gastronómico que aparece —y desaparece— en la carta de los bares y restaurantes de moda.

Brunch ('breakfast and dinner'): según como se mire, el brunch es el desayuno de los que no madrugan o el almuerzo de los que se levantan pronto. Su horario de consumo ronda el mediodía.

Drunch ('drinks and lunch'): merienda, afterwork, aperitivo… o lo que viene siendo una tarde de tapas y cervezas pero con más glamour y más alcohol que comida. Por algo hay quién lee en su acróstica composición drunk at lunch (borracho en el almuerzo). Su horario oscila —según aguante— entre la comida y la cena.

Y llegamos al Brinner  —no confundir con Blinner (un 3 en 1 de desayuno, almuerzo y comida en buena compañía que puede extenderse hasta la cena).

Imagen principal del artículo "¿Hace un Brinner?" © La Fábrica 2014 @ Imagen principal del artículo "¿Hace un Brinner?"

Brinner ('breakfast for dinner'): Lo que viene siendo el desayuno tomado a la hora de la cena, porque, ¿quién no se ha comido, sea por pereza o antojo, unos cereales antes de irse a la cama? Su horario está claro: a partir de las 9 y antes de la medianoche para no transformarse en Gremlin.

Luckily we are not eating after midnight...are we?#gremlins #breakfast #retrogaming pic.twitter.com/nS5dil7JOx

— GamesYouLoved ❤️ (@gamesyouloved) 18 de marzo de 2016Una tendencia que, según cómo se conciba —y cocine—, bien puede sumar a tu saludable estilo de vida o ser una bomba de relojería que acabe con tu envidiable metabolismo. No hay que ser nutricionista para ver que no es lo mismo comerse una napolitana de chocolate con café o unos huevos fritos con bacon una hora antes de meterse en la cama, que un bol de copos de avena con fruta o unas tostadas con tomate y un vaso de zumo: la cosa cambia mucho.

#brinner in a nutshell @temple_tech pic.twitter.com/zL6l85JUNW

— Joseph Fairley (@dope_soap16) 10 de mayo de 2016 En España aún no tenemos sitios con tanto recorrido como el Cereal Killer Café de Londres, un lugar donde puedes cenar un bol de cereales personalizado a cualquier hora del día, creado por los gemelos Alan y Gary (en la foto de portada) o The Breakfast Club, una cadena inglesa de inspiración ochentera con desayunos disponibles hasta el cierre, porque como reza su lema “Siempre es hora de desayunar en algún lugar del mundo”; pero sí estamos empezando a dar nuestros primeros pasos para ser unos brinneristas de pro: la llegada hace escasas semanas del Cereal Hunters (un simulacro del Cereal Killer Café), donde poder hendirte a cereales durante prácticamente todo el dia, eligiendo la variedad y mezcla que más te pete; o reservar tu cama-mesa (que no mesacamilla) en el evento Brinner de Kölln.

La popular marca de cereales especializada en avena y muesli, se ha aliado con The Gourmetillo Food Studio para montar este restaurante efímero de desayuno nocturno durante el fin de semana del 16, 17 y 18 de junio en el espacio Ciento y Pico de la calle Velarde 14 en Madrid. Lo que te espera:

“Camareros en pijama, fundas de almohada como manteles, mullidas camas y las recetas más locas para degustar avena en forma de smoothies con copos solubles y otros platos exquisitos y divertidos”

Lo de salir a cenar será siempre un clásico pero... ¿y lo original que queda invitar a alguien a desayunar un sábado por la noche?

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon