Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Me compro el iPhone 7? Cinco razones a favor (o en contra) de lo último de Apple

El Confidencial El Confidencial 16/09/2016 S. F.

Hoy sale a la venta el iPhone 7 y su hermano mayor, el Plus. Colas en las Apple Stores y reservas agotadas servirán de presentación al lanzamiento del 'smartphone' más esperado para muchos. Otros, más indecisos, pesarán la cartera mientras se preguntan: ¿ha llegado la hora de cambiar de móvil?

Los motivos para comprar un iPhone 7 no son pocos: resistencia al agua, una batería más duradera, sonido estéreo, una cámara muy prometedora en el modelo Plus... Pero el continuismo de esta nueva generación puede invitarnos a pensar si no es mejor decir 'pasapalabra' y esperar un año más. La respuesta depende de qué móvil tengamos y qué necesitemos de un 'smartphone'. Estos son los puntos principales a tener en cuenta antes de dar el gran paso.

El precio

El iPhone 7 comienza en los 769 euros para la versión de 32 GB y en 909 euros para el modelo Plus de idéntico almacenamiento. Resulta difícil comparar los precios de lanzamiento con la pasada generación, ya que los iPhones 6 y 6s vieron la luz con modelos de 16 GB —por suerte, ya descontinuados—, pero sí es posible hacerlo con el coste actual.

Con la salida del iPhone 7, el iPhone 6s pasa a valer 659 euros (100 euros menos) y el 6s Plus, 769 euros (140 euros menos), ambos en sus versiones de 32 GB. La diferencia es suficiente para ser tenida en cuenta: ¿pagar menos y tener un 'smartphone' cuya fecha de caducidad sea un año inferior o apostar por lo más nuevo?

Novedades como la ausencia de 'jack' para los auriculares, la similitud en el diseño y los cambios en el botón Home pueden inclinar la balanza hacia el lado del 6s, sobre todo si tenemos en cuenta que los que pasen del modelo Plus no disfrutarán de la nueva cámara dual. Pero esos mismos cambios, junto a otros como la resistencia al agua, puede que convenzan a otros usuarios de pasarse al iPhone 7. Todo esto, suponiendo que no tengamos ya el iPhone 6s, en cuyo caso los cambios resultan insuficientes: mejor esperar.

Foto: Reuters. © Proporcionado por El Confidencial Foto: Reuters.

La cámara

La cámara dual del iPhone 7 Plus augura una revolución, gracias a un 'zoom' óptico y un desenfoque (este último apoyado por 'software', eso sí) que mejorarán la calidad de nuestras fotos. En Teknautas tenemos ganas de echarle el guante para comprobar si, por fin, Apple puede presumir de tener la mejor cámara móvil del mercado.

Pero probar el nuevo invento de Apple implica pasar a la gama más cara, cuyo precio comienza en 909 euros. Quienes por presupuesto o prejuicios contra las 5,5 pulgadas no quieran un Plus en su bolsillo, puede que prefieran una vez más conformarse con un 6s. El sensor del iPhone 7 es mejor, sí, pero las diferencias no van a ser tan espectaculares sin cámara dual. Sobre todo ahora que podemos tomar y editar fotos en RAW.

El 'jack' de la discordia

La novedad que más está dando que hablar, punto negativo para algunos, genial para otros. El iPhone 7 se despide de la tradicional entrada de audio: a partir de ahora los auriculares se conectarán por el mismo punto que el cargador —con un adaptador incluido para los no oficiales—. Como alternativa, tenemos los criticados AirPods, que por 179 euros no requieren cables.

Es fácil ver los quebraderos de cabeza que todo esto va a suponer para los usuarios. Medios como 'Wired' ya han sido muy críticos con los AirPods, que consideran más una plataforma para hablar con Siri que unos auriculares para escuchar música, aunque por suerte hay un buen número de alternativas más baratas. Quienes prefieran mantener los cables tendrán otro problema: no poder cargar el móvil mientras los utilizan.

Por estos motivos, quienes renieguen de esta evolución quizá prefieran aguantar con un iPhone viejo y alargar lo inevitable el mayor tiempo posible. Como Rose en 'Titanic', nunca olvidaremos nuestro Jack.

El almacenamiento

El champán corrió, la gente chilló emocionada, abrazándose. Apple había anunciado los nuevos iPhone 7 y por fin prescindiría de los 16 GB de almacenamiento. Que los nuevos modelos comiencen en 32 GB debería ser una grata noticia. ¿El problema? Que los dioses de la tecnología son crueles y su apetito insaciable: los 32 GB corren el riesgo de ser los nuevos 16 GB. Dicho de otra forma: que los modelos de 769 y 909 podrían resultar insuficientes para algunos usuarios. Llegó la hora de quejarnos otra vez.

Esto, por supuesto, depende del uso que le demos al 'smartphone'. 3 GB de música por aquí, 4 GB de juegos por allá, 2 GB de WhatsApp... Antes de que nos demos cuenta la mitad de esos 32 GB habrán volado. Y aquí viene el regalo envenenado de Apple para aquellos que amamos la fotografía: las imágenes cada vez son mejores... pero también ocupan más. Y ni hablemos de los vídeos en alta definición.

Pero son las fotografías en RAW, tan esperadas por muchos, las que pueden dar el golpe de gracia a nuestro espacio libre. Algunas webs ya han echado cuentas: los 2 MB de una foto en JPG pasan a más de 12 MB para una RAW. En cristiano, esto quiere decir que esos 10 GB de imágenes que ya nos dan quebraderos de cabeza pasarían a... 60 GB. Lo dicho: los 32 GB son los nuevos 16. Abramos ese melón.

La promesa del décimo aniversario

El fantasma de la obsolescencia programada siempre está presente en nuestras vidas, pero con un iPhone tan continuista —por muchas novedades que incluya, desde el sonido estéreo al nuevo botón Home— es imposible no mirar el calendario. En 2017 se cumplirá una década desde que Steve Jobs anunciara el primer iPhone. Resulta difícil pensar que un hipotético iPhone 7s vaya a romper con su antecesor, pero la duda quizá sea suficiente para que valga la pena esperar un año más.

Clientes esperando el lanzamiento del iPhone 7 en Berlín. (Reuters) © Reuters Clientes esperando el lanzamiento del iPhone 7 en Berlín. (Reuters)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon