Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Por qué hay tantos terremotos en el Mar de Alborán?

La Vanguardia La Vanguardia 18/03/2016

Desde el pasado 21 de enero la tierra parece no dar tregua bajo nuestros pies y en el sur de la península ibérica continúan los movimientos sísmicos y sus réplicas con epicentro en el Mar de Alborán. ¿Nos encontramos ante las advertencias de un gran terremoto? ¿Podría repetirse el tsunami del Golfo de Cádiz de 1775? La web de La Vanguardia ha consultado con técnicos del Instituto Andaluz de Geofísica para responder a estas cuestiones.

La alarma con ciencia se calma

Mercedes Feriche, técnica superior de apoyo a la investigación y docencia del Instituto Andaluz de Geofísica, explica que estos terremotos, tanto en frecuencia como en magnitud momento “están dentro de la normalidad de la zona” lo que ocurre, añade, es que “hoy contamos con una instrumentación y un seguimiento mediático” que no existía a finales de los años 70 y principios de los 80 y es posible que “continuemos con réplicas todo el año”.

“Los terremotos no se pueden predecir”, afirma Feriche, aunque por sismicidad histórica podemos conocer ciertos comportamientos de zonas de acumulación de esfuerzos, lugares donde existen fallas en las que, “una vez se libera la energía acumulada, podemos esperar hasta la próxima”. La técnica hace hincapié en que tampoco el pasado sísmico garantiza que vuelva a ocurrir y pone como ejemplo el terremoto de 1884, uno de los más devastadores sufridos en Andalucía.

Imagen del Instituto Andaluz de Geofísica de las consecuencias del terremoto de Arenas del Rey de 1884 (Instituto Andaluz de Geofísica) © La Vanguardia Imagen del Instituto Andaluz de Geofísica de las consecuencias del terremoto de Arenas del Rey de 1884 (Instituto Andaluz de Geofísica)

En cuanto al temor sobre futuros tsunamis varios expertos consultados coinciden al subrayar que en el Mediterráneo es difícil que se produzcan aunque quizás la costa de Argelia sería un área de mayor probabilidad. En el Mar de Alborán se encuentran las placas tectónicas que unen continentes; la euroasiática y la africana, un espacio que acumula esfuerzos al que sucumbe todo el sur de la península.ç

Adiós a la escala Richter

Mercedes Feriche aclara que se utilizan dos formas de medir los terremotos, por magnitud y por intensidad. La magnitud, sostiene, “se puede estudiar por parámetros de duración, amplitud, trenes de onda, etc”. El segundo por los efectos de dicho movimiento sísmico siendo 1 el valor en el que apenas se siente y 12 el de destrucción total. En cualquier caso, recalca, “la escala Richter se dejó de utilizar hace años”, entre otros motivos porque nació para clasificar los terremotos en California, sin embargo, “algunas veces los medios lo siguen mencionando erróneamente”.

Es muy importante recordar que los seísmos detectados en plantas altas no valen para estas mediciones ya que la magnitud se ramifica y amplifica en altura. Lo ideal es analizar los acontecimientos lo más cerca del suelo posible.

Recomendaciones para salvar vidas

“O dentro o fuera”, expresa Feriche. Cuando “nos pilla” un terremoto salir o entrar de los edificios es peligroso, por lo que se recomienda en exterior e interior alejarse de fachadas, mobiliario como estanterías o cualquier elemento no anclado a las paredes y automatizar la búsqueda de protección bajo una mesa, taparnos la cabeza o cubrirnos con una manta para evitar posibles impactos de falsos techos o cualquier otro objeto susceptible de caída.

Imagen de recogida de escombros de edificios destruidos en el terremoto de Lorca en 2011 (Captura de Youtube) © La Vanguardia Imagen de recogida de escombros de edificios destruidos en el terremoto de Lorca en 2011 (Captura de Youtube)

También es de gran utilidad cerrar las llaves de luz, agua y gas para evitar explosiones y, como normalmente cae la red telefónica, enviar sms o un whatsapp compartiendo ubicación para facilitar la localización a los profesionales de emergencias. Los terremotos son un control de calidad para la edificación indiscutible. En Lorca, el gran problema de destrozos materiales se debió a la ausencia, en muchos casos, de una construcción preparada. La magnitud momento de 5, 1 es muy habitual en Japón y las estructuras aguantan.

Un terremoto de 6,3 en el mar de Alborán sacude Andalucía y Melilla. En la imagen, una calle de Melilla con cascotes. Terremoto en el sur de España

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon