Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué países ganan más con la venta de armas?

dw.com dw.com 22/02/2016 Matthias von Hein
© Proporcionado por DW

Hace justamente diez días, durante la Conferencia sobre Seguridad, en Múnich, el primer ministro ruso, Dimitri Medvédev, alertó que el mundo estaba deslizándose hacia una nueva guerra fría. De hecho, hay varios lugares en guerra, como Ucrania y Medio Oriente. En el este de Asia, China se impone de manera agresiva y preocupa a sus vecinos, mientras en el sur asiático, las relaciones entre los rivales India y Pakistán sigue siendo extremadamente tensa. Al mismo tiempo, crece en todas partes la incertidumbre debido a la creciente amenaza terrorista. La situación global es altamente inflamable, y eso se refleja en los florecientes negocios de los grandes fabricantes de armamento. Ese es el resultado del nuevo estudio del Instituto Internacional de Estudios para la paz de Estocolmo (SIPRI). Para equilibrar las oscilaciones de los encargos, los expertos de SIPRI evaluaron el comercio internacional de armamento en un periodo de cinco años. En todo el mundo se exportó un 14 por ciento más de armamento que en los cinco años anteriores.

Medio Oriente: más crisis, más armamento

La mayor parte del armamento tuvo como destino Asia y las regiones en crisis de Medio Oriente. Entre el Golfo Pérsico y el Bósforo, las importaciones de armas pesadas aumentaron un 61 por ciento. Solo India importó entre 2011 y 2015 más armamento que Arabia Saudita, de 30 millones de habitantes. Ese país triplicó sus compras de armamento en 2010, en comparación con 2006. El cuarto lugar entre los grandes compradores de armas lo ocupan los Emiratos Árabes Unidos, de cinco millones de habitantes. El sexto país importador de armamento es Turquía. A Pieter Wezeman, del SIPRI, no lo sorprenden estos resultados, ya que Medio Oriente está plagado de conflictos, tanto internos como entre países, según dijo en entrevista con DW. Los países de la región disponen, además, de grandes presupuestos para la adquisición de equipamiento militar, algo que está comenzando a cambiar debido al bajo precio del petróleo. Además, no cuentan con una industria armamentística propia y dependen del mercado internacional de armamento.

México triplicó sus importaciones de armamento

Pero en el nuevo informe del SIPRI otros aspectos que llaman la atención: En los últimos cinco años, México llegó más que a triplicar sus importaciones de armamento pesado en comparación con el periodo 2006-2010 como consecuencia de la guerra contra el narcotráfico, que, según estimaciones, se cobró la vida de 100.000 personas en los últimos diez años. Pieter Wezeman explicó a DW que México invirtió, entre otros, en automóviles blindados, “vehículos que protegen contra ataques de fusiles o metralletas, pero no de misiles”.

África: la pobreza evita la compra de armas

En África, más de la mitad de las importaciones de armamento recaen sobre dos países: los vecinos Marruecos y Argelia. Ambos se encuentran en una situación económica relativamente buena y pueden permitírselo. De acuerdo con Wezeman, esos dos países desconfían el uno del otro y entran en una competencia armamentística. Pero el África subsahariana es una región económicamente débil y un mercado casi inexistente para los vendedores de armas pesadas. Según el experto del SIPRI, “muchos Estados africanos que integran misiones de paz de la ONU no invierten en las armas que serían necesarias, sino en las que les dan prestigio”.

EE. UU.: el gran exportador de armamento

Del lado de los países exportadores de armamento, EE. UU. y Rusia van a la delantera y son los vendedores más importantes de equipamiento de guerra. Llevan a cabo un tercio de las exportaciones mundiales de armamento y sus negocios aumentaron un 27 por ciento. Los países que más compran armas a EE. UU. están en Cercano y Medio Oriente. El cliente más importante es Arabia Saudita. Le siguen los Emiratos Árabes Unidos y, en tercer lugar, Turquía.

También Rusia exporta, y bastante: un cuarto de las ventas de armamento en todo el mundo. Los principales compradores son India, China y Vietnam. China llegó casi a duplicar sus exportaciones de armamento con un incremento del 88 por ciento en comparación con 2006, hasta 2010. China se sitúa con casi un 6 por ciento de las ventas globales de armas delante de Francia, en el tercer puesto, y se ha establecido como un importante productor de armamento en el mercado internacional. Para Pieter Wezeman, eso se debe a la mejora en la calidad del armamento fabricado en China. Los insumos militares chinos se venden principalmente a Pakistán, Bangladesh y Birmania. Pero China también trata de asentarse como exportador en África. En Occidente, Francia, Alemania, Gran Bretaña, España e Italia suman un quinto del total de la venta de armamento en todo el mundo. Pero en Francia, las exportaciones disminuyeron en cerca de un 10 por ciento. Las ventas de armamento de Alemania disminuyeron en un 50 por ciento. El motivo: la crisis económica en varios países europeos. Algunos países simplemente no tenían dinero para comprar equipamiento caro, señala Pieter Wezeman. Eso, a su vez, aumentó la presión sobre la industria armamentística europea para encontrar nuevos mercados. Justamente Alemania trata por todos los medios de vender sus equipamientos a Cercano Oriente y a Asia.

MÁS EN MSN

-El extraño y maravilloso mundo de la tecnología

-Vecinos de un pueblo alemán celebran el incendio de un centro de refugiados

Gestión anuncios
Gestión anuncios

More from Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon