Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué PPK le espera al Perú?

dw.com dw.com 28/06/2016 Rosa Muñoz Lima (ers)
Pedro Pablo Kuczynski ha sido acreditado como próximo presidente peruano. © 2016 DW.COM, Deutsche Welle Pedro Pablo Kuczynski ha sido acreditado como próximo presidente peruano.

¿Cómo lidiará el ahora oficialmente acreditado presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, con un Congreso de mayoría absoluta fujimorista? ¿Cómo, con la izquierda que le dio su voto? ¿Habrá indulto para Alberto Fujimori?

Pedro Pablo Kuczynski –conocido en Perú por las siglas de su nombre y de la organización con que se presentó a las elecciones presidenciales, Peruanos Por el Kambio (PPK)− recibe este martes (28.06.2016), de manos del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), las credenciales que lo acreditan como virtual presidente de la República, una vez proclamados los resultados oficiales de la segunda vuelta electoral.

PPK ha empezado, según la prensa local, a definir el próximo gabinete ministerial. Mintras, el principal partido opositor, Fuerza Popular (FP), de la ex candidata presidencial Keiko Fujimori, con mayoría absoluta el Congreso (73 de 130 asientos), advirtió la víspera que no compartirá la mesa directiva ni con la oposición de izquierda del Frente Amplio (FA, con 20 asientos) ni con el oficialismo (con apenas 18 asientos). ¿Se adelanta un choque de poderes entre PPK y el fujimorismo? ¿Qué Congreso le espera a PPK y qué PPK al Congreso? ¿Qué PPK y qué Congreso le esperan al Perú?

La agenda económica común

“No hay diferencias significativas en la política económica de Fujimori y Kuczynski, una política de privatización, de tinte neoliberal” en ambos casos, asegura Marianne Braig, politóloga de la Universidad Libre de Berlín. No obstante, dada la distribución de fuerzas en el legislativo, Kuczynski será desde el principio “un presidente obligado a negociar” sus cuotas de poder, insiste el analista Christoph Heuser, del Instituto GIGA de Estudios Latinoamericanos en Hamburgo.

PPK ha prometido enfrentar otros desafíos, como disminuir la criminalidad, mejorar el sistema judicial, luchar contra la corrupción de gran y menor escala, además de –en materia económica y social− impulsar el crecimiento económico asociado a la explotación de recursos naturales (también en zonas en las que el tema ha generado conflictos sociales), recuerda Heuser.

La “deuda” con el Frente Amplio

Verónika Mendoza, ex candidata presidencial y líder FA −con cuyo apoyo PPK fue capaz de imponerse a Fujimori en el balotaje presidencial− ha dicho por su parte que "seremos una oposición democrática, propositiva, constructiva, fiscalizadora, y paralelamente seguiremos fortaleciéndonos como alternativa de cara al 2021". Mendoza propone colaborar en la lucha anticorrupción, inversiones descentralizadas en las regiones (especialmente en agricultura), el gasoducto sur andino y un ordenamiento territorial consensuado, entre otros temas.

Pero la actual situación económica del Perú y de toda la región “no es la de hace diez años”, señala Braig. “Los bajos precios de los recursos naturales afectan las exportaciones y el presupuesto público del Perú (como el de los demás países andinos y del resto de América Latina). Esta es una limitación muy fuerte, para un partido liberal como el de PPK”, que aspira –por ejemplo− a invertir en infraestructuras públicas, explica la politóloga berlinesa.

Este es un contexto que “habría limitado también a la izquierda” en sus aspiraciones de llevar adelante “una política más social, para disminuir la desigualdad”, asegura Braig, que no cree que PPK tenga gran interés o posibilidad de sintonizar su agenda con la del FA, “en un Congreso donde los dos juntos no tienen la mayoría”. En todo caso, matiza Heuser, es algo que “está por ver.”

El indulto a Alberto Fujimori

Mientras, el abogado de Alberto Fujimori −padre de Keiko y expresidente del Perú (1990-2000), que cumple 25 años de prisión desde 2007, por crímenes de corrupción y lesa humanidad− sugirió también este lunes que presentaría una nueva solicitud de indulto para su representado. Fujimori lo descalificó poco después vía Twitter pero no porque no aspire a salir de la cárcel, sino porque alega que el tema “es un asunto estrictamente familiar”, del que al parecer espera que se encargue su hija.

“La salud siempre es un buen argumento”, advierte Braig y recuerda que Fujimori estuvo recientemente ingresado (entre este 17 y el 21 de junio), lo cual podría ser una señal. No obstante, “ese puede ser un ajuste mucho más complicado porque el voto contra Keiko fue muy importante para que Kuczynski pudiese ganar las elecciones”, opina la experta berlinesa y su colega hamburgués coincide.

Al mismo tiempo, no hay que perder de vista que no solo la mayoría de los fujimoristas en el Congreso sino también la ajustadísima derrota electoral de Keiko (por apenas 0,25 puntos porcentuales) recuerdan que una buena parte de la población peruana, especialmente en zonas rurales, podría apoyar la medida.

Autor: Rosa Muñoz Lima (ers)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon