Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Vendes drogas o contenidos ilegales en internet? Este 'software' te va a pillar

El Confidencial El Confidencial 29/09/2016 Jaume Esteve

Ángel Esteban, CEO de Restb, ha vuelto transformado de San Francisco. Estuvo en la ciudad californiana en la llamada TechCrunch Disrupt, un evento organizado por la conocida web en la que se presentan "las startups más interesantes del planeta", tal y como se autodefine la cita. Allíl Esteban y Restb.ai se ganaron un puesto entre los 25 finalistas gracias a una tecnología que mezcla inteligencia artificial y 'deep learning' y que es capaz de imitar a un humano a la hora de identificar imágenes en la red.

"Hasta hace unos cuatro o cinco años, el nivel de precisión en la detección de patrones y objetos estaba sobre el ochenta por ciento, unos puntos más en el mejor de los casos. Nuestra tecnología resuelve casos con un 98 o 99 por ciento de precisión, en función de la complejidad de la tarea. Muchos humanos analizando millones de imágenes al día durante ocho horas de jornada pueden tener un 2,7% de error. Las causas pueden ser el cansancio, las distracciones o la bajada en la productividad y la atención. Estos algoritmos han llegado a tener una precisión humana o casi humana", explica Esteban a Teknautas.

Por el momento, Restb ha implementado su algoritmo para usos de lo más variopinto. En una popular web de compra y venta de objetos de segunda mano han proporcionado la tecnología necesaria para que la plataforma sea capaz de detectar drogas o medicamente que sólo se venden con receta y eliminarlos así de inmediato.

Las capacidades de este algoritmo no acaban aquí. Esteban explica que puede ser capaz de detectar pornografía infantil (y otros contenidos ilegales), violencia en las calles o incluso si un conductor se duerme al volante para poner en marcha mecanismos que pongan a salvo al conductor.

El equipo de Restb, durante su estancia en San Francisco. © Proporcionado por El Confidencial El equipo de Restb, durante su estancia en San Francisco.

"Es una tarea muy compleja porque tienes que diferenciar entre la caja de un medicamento o la de un libro, que puede ser muy similar para el ojo humano. La red neuronal con la que trabajamos es muy grande y profunda para que absorba un conocimiento muy grande de todo lo que puede ser susceptible de bloquear", explica el CEO de la firma. El problema, en estos casos, radica en la posibilidad de pasarse de frenada y sacar de circulación productos que son legítimos, una situación que no es descabellada debido a las "muchas similitudes" en los patrones de las imágenes con las que trabajan.

El proceso por el que la tecnología de Restb.ai aprende es muy similar a los procedimientos que utilizan las personas durante su infancia. "Analizan grandes cantidades de datos de manera muy profunda para que las redes aprendan como nosotros: por experiencia y viendo ejemplos. Un niño sabe qué es un gato porque se lo dicen sus padres y luego ve muchos gatos en diferentes situaciones hasta que aprende qué es un gato".

Siguiendo esta lógica, cada cliente con los que trabaja esta 'startup' barcelonesa les dice aquello que quieren detectar a través de imágenes. "Preparamos el algoritmo y la red neuronal con la máxima variedad y un gran rango de situaciones diferentes para lo que queremos detectar", precisa Esteban. Para llevar a cabo esta maniobra son necesarias, hoy en día, máquinas con una gran capacidad de computación para un proceso que se puede alargar hasta tres semanas. "Cuantos más datos tengamos, mejor será el funcionamiento porque puede aprender más patrones. Pero para ello se requieren máquinas muy potentes".

Nacida hace sólo dos años, a Restb.ai le ha cambiado la vida tras el paso por San Francisco. Apoyados por Acció, una agencia de la Generalitat dedicada al impulso de 'startups', han despertado un enorme interés en San Francisco. De la mano de TechCrunch, que no sólo la colocó entre las 25 jóvenes empresas más interesantes sino que también publicó una historia en la web, la firma ha visto como los inversores se agolpaban a sus puertas además de haberse reunido con Samsung y otros clientes "muy grandes" tanto del ámbito del 'software' como del 'hardware'. 

Inteligencia artificial para desastres naturales

"Ha sido una explosión a nivel de inversión y de posibles clientes. Hasta hace dos semanas, creíamos en el crecimiento orgánico con nuestra propia tracción. Pero visto cómo se movía allí todo, y las posiblidades de inversión que nos han llegado, hemos decidido abrir una ronda de financiación. Nos han llegado peticiones de fondos muy grandes de Europa y Estados Unidos".

Restb.ai ha logrado hacerse un hueco en el TechCrunch Disrupt, uno de los eventos para 'startups' más importantes del año. (Reuters) © Proporcionado por El Confidencial Restb.ai ha logrado hacerse un hueco en el TechCrunch Disrupt, uno de los eventos para 'startups' más importantes del año. (Reuters)

Mientras los acuerdos se concretan, Restb.ai continúa trabajando con sus clientes. Mientras Facebook o Google aplican el reconocimiento facial a campos como la fotografía, la empresa catalana prefiere llevar el análisis de fotos a usos industriales. Uno de los últimos, junto a una empresa noruega, en la que han monitorizado tuberías de petróleo: "Hemos utilizado imágenes microscópicas para saber qué cantidad de un cierto tipo de químico se encontraba en los cristales que se forman en las tuberías y que permiten conocer su estado de salud". ¿La sorpresa? Han logrado un 95% de fiabilidad con su algoritmo.

Esteban no descarta incluso que su firma entre, en un futuro no muy lejano, a colaborar en tareas muy diversas como puede ser el rescate en desastres humanitarios: "Podríamos detectar a personas con drones instalados en estas áreas. Podemos ayudar en todo aquello relacionado con tareas de visión artificial y de máquinas capaces de percibir el mundo a través de imágenes o de vídeo".

Más vale que no intentes colocarla en internet. (EFE) © EFE Más vale que no intentes colocarla en internet. (EFE)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon