Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

“El Príncipe ayudará a fortalecer la confianza en las instituciones”

EL PAÍS EL PAÍS 03/06/2014 Vera Gutiérrez Calvo

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero (Valladolid, 1960) llegó al Gobierno en 2004 con una propuesta de reforma constitucional para, entre otras cosas, eliminar la discriminación de la mujer en el acceso a la Corona. Dice que le hubiera gustado que se aprobara, pero ya no lo considera prioritario. Ensalza sin matices la decisión de Don Juan Carlos de abdicar en su hijo.

Pregunta. ¿La decisión del Rey refuerza a la monarquía o la puede debilitar al reavivar el debate sobre la República?

Respuesta. Refuerza la institución monárquica. Era una decisión prevista constitucionalmente y abre un tiempo de renovación y de cambio que, en mi opinión, puede ser positivo para el país.

P. ¿Por qué? ¿Por la renovación generacional?

R. Sí, supone una renovación. Con una perspectiva de un rey en una edad muy oportuna y con su preparación, puede sin duda ayudar a recuperar confianza, a recuperar esa impronta reformista que es necesaria en democracia.

P. ¿Por qué cree que ha decidido el Rey hacerlo ahora?

R. Esa es una cuestión muy personal del Rey, pero mi opinión es que lo ha hecho fundamentalmente pensando en el Príncipe y en que había llegado el momento.

La decisión del Rey abre un tiempo de renovación muy positivo para el país”

P. ¿Cree que ha podido influir el escándalo del caso Nóos y la pérdida de apoyo electoral a los dos grandes partidos, que pudiera complicar en un futuro el proceso de sucesión?

R. Siempre hay algún acontecimiento del que se podría considerar que ha influido. Mi opinión es que no es lo esencial. Lo esencial es el deseo del Rey de que el Príncipe empiece un nuevo tiempo. Después de 39 años era un momento adecuado.

P. ¿Fue un error no aprobar antes la ley que regulaba la sucesión a la Corona?

R. Quizá se debería haber hecho antes. Pero es una ley sencilla, supone simplemente oficializar una decisión que corresponde únicamente al Rey: la posibilidad de abdicar en, y subrayo “en”, el heredero a la Corona. Se trata de acompañar a la decisión del Rey. Quizá habría sido conveniente hacerlo antes, pero no me parece fundamental.

P. Cuando dice “subrayo abdicar en”, ¿quiere decir que el asunto debe circunscribirse a la abdicación y no extenderse a un debate sobre la Monarquía?

R. Efectivamente, es que se trata de aplicar la Constitución. Eso es lo que se va a producir. Es conocida mi opinión y la de mi partido, nuestro vínculo con lo que representa la Constitución en sus principios esenciales. Uno de ellos es el respeto a los procedimientos y las normas.

P. Juventudes Socialistas va a estar esta tarde en las manifestaciones que piden un referéndum para elegir entre Monarquía y República. ¿Qué opina de esa reclamación?

R. Debemos cumplir la Constitución, y la Constitución es muy clara en lo que significa el funcionamiento de la institución de la jefatura del Estado, la institución monárquica. Debemos respetar todas las posiciones, pero la del PSOE es muy clara: mirar a la Constitución. Somos una democracia consolidada. Con necesidad de reformas, por supuesto, pero debemos hacerlas desde los valores, la letra y el espíritu de la Constitución. Eso es una posición responsable de un partido de gobierno como el PSOE. Seguramente nadie esperaría otra cosa.

P. Si el príncipe Felipe le pidiera un consejo para cambiar en algo la institución monárquica, ¿qué le diría?

Necesitamos reformas, pero con la letra y el espíritu de la Constitución”

R. Es difícil dar un consejo al Príncipe. Lo conozco y pienso que en su afán fundamental está la capacidad de conversación con la ciudadanía y de comprensión de los problemas sociales. Creo que ese será sin duda uno de los ejes de lo que se espera de él.

P. Entonces usted no le aconsejaría ningún cambio.

R. No creo que sea este el momento para esa cuestión. Creo que tenemos que esperar a que dé sus primeros pasos, escuchar atentamente el primer discurso que dará a los españoles, y no tengo ninguna duda de que ese discurso marcará su impronta. Antes de aconsejar o recomendar, creo que debemos escuchar.

P. Usted ha conocido al Rey y al Príncipe. Defínalos.

R. Del Rey, si tuviera que elegir señalaría su cercanía. Ha sido un rey con una enorme capacidad de estar cerca de lo que el país sentía. Del Príncipe, su seriedad. Es una persona seria, responsable, y eso es muy, muy conveniente para fortalecer no solo la institución de la jefatura del Estado, la institución monárquica, sino la confianza global de la sociedad en este tiempo en las instituciones públicas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon