Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

“Europa tiene adversarios que prefieren que la UE se desmantele”

EL PAÍS EL PAÍS 16/06/2014 Walter Oppenheimer

El euroescepticismo crece en Europa, pero aún queda gente que defiende el proyecto europeísta. Como Nicolás de Santis (Madrid, 1966), presidente de las consultora y centro de estudios Gold Mercury, que cree que la Unión Europea (UE) debe someterse a un proceso de “rebranding”, un cambio mucho más profundo de lo que sugiere la mera traducción de ese término al castellano, cambio de imagen. Y que, desde luego, debe ir mucho más allá de un simple cambio de logotipo porque “Europa tiene adversarios que prefieren que la Unión Europea se desmantele”, explica De Santis.

Con sede en Londres y fundada en 1961 por el productor de cine italiano Eduardo de Santis, Gold Mercury “trabaja con gobiernos y con corporaciones para hacer visión estratégica a largo plazo, marcas, modelos innovadores de negocios”. Entre sus nuevos proyectos está el de relanzar la imagen de la Unión Europea. Pero no desde dentro, no como la UE como consultora, sino desde fuera, con la ayuda financiera de gente como el inversor estadounidense Todd Ruppert (RTR International) “porque cree que la UE es importante”.

Por eso han creado Brand EU. “Esto lo hacemos nosotros como iniciativa propia, no con la UE como cliente. Hemos decidido que este proyecto sea globalmente independiente por parte nuestra para poder decir lo que queramos porque la UE no es perfecta pero pensamos que es algo bueno para la humanidad. Desde ese punto de vista decidimos estructurarlo como un centro de estudios donde acumulamos recursos y conocimiento porque este no es un problema que se resuelve en diez días”, explica Nicolás de Santis.

“Convencimos a Enrique Barón Crespo, que ha sido presidente del Parlamento Europeo, para que sea uno de los líderes del centro. Básicamente lo que hacemos es empezar a desarrollar asociaciones, relaciones con medios para desarrollar proyectos y campañas para que los ciudadanos entiendan realmente qué es Europa y se interesen por ella”, añade.

“Europa tiene adversarios que prefieren que la UE se desmantele. Y como los políticos han estado haciendo Europa a nivel de elite, el ciudadano se ha quedado atrás y el mundo euroescéptico se ha ido aprovechando de esa falta de gestión de la identidad europea. Y nuestro objetivo es crear identidad europea, porque no existe. Lo que existe es un concepto de UE que es sobre todo elitista, política de alto nivel, y al ciudadano le ha llegado muy poco. Y el problema ha aumentado con la austeridad”.

Pero, ¿cómo se consigue eso? “Nosotros entendemos bien el problema porque lo hemos estado tratando desde hace 20 años. No se trata de hacer un cambio de logotipo. Cada seis meses hay un logotipo nuevo sobre la presidencia de la UE. Unos son más bonitos que otros, pero el problema europeo no es un problema de logotipo, es un problema de identidad”, asegura De Santis.

“Lo primero que estamos haciendo es abordar los mitos sobre Europa que utilizan los euroescépticos para mentir sobre la UE. Lo segundo, desarrollar cuál es la situación actual de la identidad europea. Y lo tercero es desarrollar mensajes que le lleguen al ciudadano para explicarle qué es la UE, porque a un ciudadano no le puedes explicar que la UE es un híbrido entre una federación y una organización internacional, porque no lo va a entender”, advierte.

“El producto está rodeado de cosas negativas porque los euroescépticos han hecho muy buen trabajo, han cogido los agravios de la gente y los han usado como un problema europeo aunque en muchos casos se trata de un problema nacional”, admite Nicolás de Santis.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon