Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

“Las perspectivas para Argentina han mejorado”

dw.com dw.com 01/07/2016 Diego Zúñiga (ER)
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

A casi siete meses de asumir el mando, Mauricio Macri ha conseguido progresos evidentes en términos económicos, aseguran expertos. El jefe de Estado argentino visitará Alemania.

La agenda dice 4 de julio Bruselas, 5 de julio Berlín. Casi siete meses después de asumir el mando de Argentina, el presidente Mauricio Macri prepara sus maletas para visitar Europa. Además de estrechar lazos con la Unión Europea, el jefe de Estado sudamericano busca reposicionar a su país en el mercado internacional. Por ello, además de reunirse con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, Macri tendrá encuentros con directivos de Mercedes Benz, Siemens y Volkswagen.

Es una muestra palpable de que, al menos en el ámbito económico, el cambio de mano en la Casa Rosada se ha notado. En ello coinciden expertos consultados por Deutsche Welle, y también Ignacio Salafranca, embajador de la Unión Europea en Buenos Aires, quien en conversación con el diario La Nación llenó de loas al mandatario. “Es difícil pedir más celeridad a las rápidas y acertadas medidas que ha tomado el gobierno argentino, que tuvieron una receptividad muy positiva en el mundo”, dijo el diplomático.

Olaf Jacob, representante de la Fundación Konrad Adenauer en Argentina, es de la misma opinión. “Ha habido un cambio importante. Se refleja en muchos ámbitos: el acuerdo con los holdouts, la liberalización del tipo de cambio, la eliminación de algunos impuestos excesivos a la exportación de productos agrícolas y de varios subsidios a las tarifas de servicios públicos, y muchas medidas más”, dice el experto. La misma idea tiene Heinz Mewes, fundador de LatAmConsult y execonomista jefe del Dresdner Bank para América Latina, aunque éste destaca que es muy pronto para observar cambios en términos financieros.

El drama de las cifras

Es tan pronto, que la economía argentina cayó un 0,7 por ciento en el período enero-marzo en comparación con el último trimestre de 2015, por lo que el país está técnicamente en recesión. Esa es la noticia mala. La buena es que los analistas esperaban una caída de, 1,3 por ciento y que, si se compara con el primer trimestre de 2015, los números muestran un alza de 0,5 por ciento. Es evidente que Macri tiene una serie de desafíos por delante, que se ven dificultados por un escenario económico internacional adverso, con Brasil en recesión y debilidad de los mercados.

“El mayor desafío para el nuevo gobierno es el combate de la alta inflación y la reorganización de los presupuestos. Eso no es sencillo, porque para controlar el déficit fiscal no solo se deben tomar medidas de ahorro, sino también eliminar los subsidios. Esto encarecerá servicios como la electricidad, el gas, el agua y el transporte, lo que acelerará los precios”, explica Mewes, quien es experto en economía latinoamericana.

El tema de la inflación preocupa. Durante el mandato de Cristina Fernández, el costo de la vida creció –según cifras oficiales– un 140 por ciento, aunque datos de estudios privados hablan de un incremento de hasta un 494 por ciento. La diferencia generó dudas sobre la idoneidad del Instituto de Estadísticas y Censos (Indec). Mewes piensa que ese es otro tema que Macri tiene que solucionar: “Debe reorganizar la oficina de estadísticas, que en el pasado no siempre entregó datos correctos”.

Reinserción internacional

La gira del presidente Mauricio Macri por Europa muestra, también, un cambio de eje en las relaciones internacionales. Durante el mandato de Cristina Fernández, Argentina se concentró en mejorar su relaciones con China, firmando millonarios acuerdos para la construcción de infraestructura. Jacob considera que “no hay duda que el Gobierno de Macri buscará formas de acercarse a la Alianza del Pacífico y eventualmente convertirse en miembro de la misma. Argentina es desde hace pocos días ‘país observador' de este grupo y profundizará aún más las relaciones con los países miembros de la alianza”.

El objetivo de Buenos Aires es diversificar y ampliar la plataforma de mercados mundiales a la que tiene acceso el país, de forma de abrir la fronteras y llamar la atención de inversionistas. Mewes considera que para ello el Gobierno de Macri debe “mejorar la imagen del país a nivel internacional, tras los escándalos de corrupción del Gobierno anterior, y hacer de Argentina un lugar interesante otra vez para los inversionistas. En ese contexto veo también la importancia de los viajes al extranjero del mandatario”, como el de ahora a Europa, apunta.

Jacob complementa señalando que “Argentina quiere nuevamente diversificar sus relaciones internacionales, es decir, seguir con las relaciones con China y al mismo tiempo intensificar las relaciones con la UE, así como con Estados Unidos y con los países de América Latina. Argentina vuelve a ocupar el rol importante en el entorno regional e internacional que le corresponde”. Mewes considera que la decisión del mandatario conservador es la correcta. “El nuevo rumbo económico favorable al mercado permitirá el ingreso de nuevas inversiones. Después de mucho tiempo bajo el mandato de los Kirchner, finalmente las perspectivas para Argentina han mejorado considerablemente”, sentencia el experto alemán.


Autor: Diego Zúñiga (ER)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon