Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

“Me habría reído en la cara del que dijera que España perdería 5-1”

EL PAÍS EL PAÍS 14/06/2014 Diego Torres
Hodgson, durante el entrenamiento de ayer. © DANIEL DAL ZENNARO Hodgson, durante el entrenamiento de ayer.

La aplastante derrota de España en Bahía (5-1) provocó una conmoción allí donde quiera que se disputara el Mundial. En la selva amazónica, por ejemplo. Mientras Robben y Van Persie metían goles a Casillas junto al mar, en el extremo norte de Brasil, en Manaos, el seleccionador inglés, Roy Hodgson, lanzaba rayos de emoción por sus ojitos de ardilla. “Aquí leo 5-1”, dijo, después de detenerse en el papel que le pasaba su jefe de prensa, en plena conferencia oficial previa al partido contra Italia. “Dejamos de ver el partido en el descanso para venir a esta conferencia y estaban 1-1. Me sorprende porque en la primera parte España jugó muy bien”.

“Si esto ha terminado 5-1”, prosiguió el inglés, “supongo que será porque Holanda ha jugado una segunda parte increíble. Esperemos que este sea el tono del campeonato y veamos partidos espectaculares con un fútbol ofensivo, jugado por equipos que intentan dominarse mutuamente y sin especulaciones. Esto explica por qué hay partidos que acaban 3-1 o 5-1. Aquí no solo hay un equipo que trata de ganar mientras el otro espera a engañar al contrario. Estos partidos muestran que hay una vocación de tener la iniciativa”.

Hodgson no salió de su asombro. Cuando alguien le preguntó por el calor de Manaos volvió sobre el 5-1 para explicar que en el fútbol nunca está todo bajo control. “Nos hemos adaptado aquí”, dijo, “hemos hecho entrenamientos en Miami y en Brasil, y hemos aprendido a competir y a estar físicamente perfectos en el calor y la humedad. Estamos mentalmente, física, y tácticamente preparados. Pero un partido es un partido. Esta es la belleza de este juego. ¡Si usted me hubieran dicho que al descanso del Holanda-España, España iba a perder 5-1 me habría sentido tentado de reírme en su cara!”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon