Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

“Ojos rojos, habla repetitiva y rostro congestionado”

EL PAÍS EL PAÍS 03/06/2014 F. Javier Barroso

El magistrado del Tribunal Constitucional Enrique López presentaba claros síntomas de embriaguez cuando fue sorprendido la mañana del domingo en el centro de Madrid tras pasarse un semáforo en rojo y conducir su moto sin casco. Así lo ponen de relieve los dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía que le interceptaron en el paseo de la Castellana. El juez, que arrojó una tasa de alcohol que cuadruplicaba el máximo permitido, ha presentado el lunes su renuncia. El presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, aceptó la dimisión "irrevocable".

El magistrado Enrique López, en una foto de archivo. © uly martín El magistrado Enrique López, en una foto de archivo.

Según el relato de los policías, los hechos ocurrieron a las 05.10 del domingo cuando los agentes del radiopatrulla Z-53 de la comisaría de Chamartín vieron al conductor de una motocicleta marca Gilera GP que se acababa de saltar un semáforo en rojo en el cruce del paseo de la Castellana con la plaza de San Juan de la Cruz. Este motorista iba sin casco. Los agentes le pararon y, cuando procedían a su identificación, le apreciaron síntomas de embriaguez: "Fuerte olor a alcohol en el aliento, dificultad para mantener la verticalidad, deambular titubeante, ojos rojos y vidriosos, habla repetitiva, rostro congestionado", según el atestado.

El conductor les dio el carné de identidad y se identificó como Enrique López. También les informó de que era magistrado del Constitucional. Les dijo que había estado bebiendo durante toda la noche. Los policías nacionales solicitaron un coche de la Policía Municipal que llevara etilómetro.

El magistrado se sometió a la prueba de manera voluntaria, pero tuvo que repetirla varias veces ya que se paraba a mitad del soplido, lo que la anulaba. El agente llegó a decirle que, si no la hacía correctamente, sería acusado de un delito de desobediencia. En la primera prueba arrojó un resultado de 1,2 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, cuando el límite legal para los conductores es de 0,25. En la segunda prueba, de contraste, bajó hasta los 0,98 miligramos.

El magistrado rechazó someterse a un análisis de sangre para realizar el contraste. Los policías pidieron los antecedentes a la emisora y esta les informó de que carecía de ellos. Los agentes le informaron de sus derechos como imputado no detenido y le incautaron la motocicleta. Esta fue trasladada por una grúa hasta la base del Puente de los Franceses.

Fuentes de la Policía Municipal informaron ayer de que el atestado se remitirá al Tribunal Supremo, ya que López es aforado. Fue designado magistrado en el Tribunal Constitucional a propuesta del Gobierno en junio de 2013, después de repetidos vetos del PSOE en contra para evitar que formara parte del alto tribunal. De los Cobos agradeció "la sensibilidad institucional" demostrada por López al dimitir, además de los servicios prestados.

El artículo 23 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional recoge que el pleno de este tribunal debe aceptar la dimisión para que se haga efectiva. A partir de ahí, López dispone de un plazo de 10 días para reincorporarse a la Audiencia Nacional. Allí se incorporaría en un plazo de 20 días. En caso contrario puede optar por abandonar la judicatura, según Europa Press.

Si vuelve a la Audiencia Nacional, el magistrado quedaría suspendido de inmediato con el auto de apertura del juicio oral. Ante el Tribunal Supremo tendría que recabar la opinión de la Fiscalía y del Consejo General del Poder Judicial, el órgano de gobierno de los jueces. Si no es condenado a una pena superior a seis meses de cárcel, puede cambiar la pérdida de la condición de magistrado por una suspensión en el cargo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon