Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

“Vamos a ser mucho más reivindicativos con el Gobierno”

EL PAÍS EL PAÍS 08/06/2014 Joaquín Ferrandis, Juan Manuel Játiva

María José Català (Valencia, 1981), consejera de Educación y Cultura, es la nueva portavoz del Consell. El presidente Alberto Fabra la ha elegido para trasladar una imagen moderna y más próxima a los ciudadanos de su Gobierno. Licenciada en Derecho por la Universidad Cardenal Herrera CEU, Català es una política con proyección y lo sabe. No rehuye el debate, en el que participa sin complejos, pero con las alertas listas para evitar las cuestiones incómodas.

Su fulgurante carrera se inició en 2007, cuando arrebató al PSPV la alcaldía de Torrent. En 2008 Francisco Camps la colocó también de diputada en Madrid, aunque apenas estuvo unos meses en el Congreso porque el entonces presidente valenciano la reclamó para formar parte de la Junta Directiva Regional del PP.

Diputada autonómica desde 2011, Alberto Fabra la incorporó a su Gobierno en diciembre de ese año como consejera de Educación y Cultura. El pasado día 30 se estrenó como portavoz tras la sangría de votos registrada en las elecciones al Parlamento Europeo. Un regalo envenenado para quienes ven en ella la persona perfecta para relevar al jefe del Consell.

Pregunta. Acaba de asumir el cargo de portavoz del Consell. ¿Esta responsabilidad consumirá su crédito o impulsará su carrera?

Respuesta. La verdad es que no he pensado en mi carrera. El PP es un proyecto que va más allá de las personas. Creo que ahora mi obligación es transmitir la gestión del Consell y, sobre todo, generar complicidad con los ciudadanos. Sé que va a ser una tarea dura y difícil, pero siempre he manifestado mucha lealtad al proyecto.

P. El análisis que ha realizado el PP tras perder medio millón de votos concluye que tienen un grave problema de comunicación. ¿Comparte el análisis?

“Un cambio de secretario general es un revulsivo para el partido”

R. No es un problema de personas. El PP ha tenido tradicionalmente un problema de comunicación y cuando añades una situación económica desfavorable y la necesidad de aplicar ajustes en todas las áreas de gestión ese problema se acentúa. De todos modos, vincular los problemas de comunicación a los resultados electorales tampoco me parece correcto.

P. ¿No cree que la pérdida de votos es por las políticas realizadas?

R. Ahora es el momento no solo de comunicar mejor, sino de aplicar políticas que consigan aproximarnos a los ciudadanos. Los ciudadanos nos exigen participación, no solo transparencia. Se nos pide mucha ética y que gestionemos con los ciudadanos sus intereses. Esta tendencia va a continuar en los próximos años, vamos hacia un modelo de Gobierno abierto.

P. Habla de proximidad y transparencia. Sin embargo, la oposición tacha al Consell de opaco. Y Esquerra Unida la acusa a usted en concreto. De hecho ya hay un fallo del TSJ contrario a su departamento por no facilitar documentación a las Cortes. ¿Qué falla en su discurso?

“La oposición está judicializando la política. Deberían ser responsables”

R. La oposición hoy tiene más información que nunca. Y eso es una realidad que no pueden negar. Lo que pasa es que las consejerías tienen un volumen muy importante de trabajo y en muchas ocasiones se ha pedido documentación que no se podía facilitar en ese momento. Si hay un proceso de adjudicación, dar toda la información del expediente y hacer públicas las ofertas desacredita un procedimiento abierto. A mi se me pidió y dije que no la podía dar hasta acabar el procedimiento.

P. Y no la dió.

R. Pero he puesto a disposición de la oposición expedientes, haciendo trabajar a muchos funcionarios y luego la oposición no ha venido a consultarlos. Eso también es una realidad, sin contar con que la oposición a veces utiliza la información de manera irresponsable. Hablo de un momento concreto en el que EU hizo público un documento pese a que uno de sus diputados se había comprometido con la Administración, y firmado el compromiso, a no hacer público el documento porque tenía cláusulas de confidencialidad legalmente establecidas. La oposición tiene que actuar con responsabilidad, nosotros estamos facilitando más información que nunca y nuestra voluntad es la de la transparencia.

P. ¿Y por qué siguen acumulando sentencias contrarias por negar información?

“Nunca he pensado en un puesto determinado. Yo defiendo el proyecto”

R. La oposición está acudiendo a los tribunales de forma sistemática. Está judicializando la política. Los tribunales tienen una labor muy concreta y no podemos utilizarlos para todo, y menos para judicializar la política. Siempre he creído en la transparencia y en la justicia, pero hemos de definir los ámbitos de gestión. Insisto, este Gobierno ha dado más información que nunca a la oposición.

P. Volvamos a los problemas de comunicación del Consell. ¿Su elección como portavoz busca atraer voto joven y urbano?

R. Creo en la valía de las personas con independencia de su condición. Es cierto que tengo 33 años y que, cada vez que puedo, me gusta trasladar a la gente de mi generación que la política es la mejor manera de cambiar las cosas. Yo transmito ese mensaje y el PP tiene que hacerlo ahora más que nunca.

P. ¿Se ve de presidenta de la Generalitat o ministra de Educación a medio plazo?

“Podemos no tiene vocación de gobernar por eso hace demagogia”

R. Creo que tenemos un gran ministro y un gran presidente de la Generalitat. Los dos han afrontado retos muy importantes y con valentía. El ministro ha afrontado una reforma educativa muy necesaria en España y el presidente de la Generalitat ha afrontado una situación muy difícil en esta tierra. Una responsabilidad que es digna de reconocimiento. Yo me veo trabajando en el proyecto del PP y nunca he pensado en un puesto determinado. Siempre he defendido el proyecto desde donde he estado.

P. Esta semana también hemos asistido a un hecho excepcional. La defenestración del secretario general del PPCV, Serafín Castellano, a consecuencia de los malos resultados electorales. Castellano es consejero de Gobernación. ¿Complica eso las relaciones en el Gobierno?

R. Ha habido dos cambios. El traspaso [de la portavocía] entre José Ciscar y yo, que nos entendemos mucho, y creo que entre Serafín Castellano e Isabel Bonig [en la secretaría del PP] pasará lo mismo. El problema de las elecciones no ha sido Serafín Castellano. El problema del PP es a nivel nacional y desde el PPCV estamos abordando nuestras debilidades. Un cambio de secretario general también es un revulsivo para el partido. Isabel afronta esta responsabilidad con una gran voluntad de unidad, que nos hace mucha falta, y de coherencia. Conozco a los dos y estoy convencida de que van a colaborar muchísimo.

P. La corrupción es uno de los problemas más difíciles que afrontan. ¿Le será fácil mantener el discurso de tolerancia cero teniendo diputados y alcaldes de primera fila imputados?

R. La política de tolerancia cero frente a la corrupción es lo primero que reclama la gente a los políticos. La corrupción se ha de demostrar, los procesos judiciales hay que respetarlos y es lo que hace el Gobierno valenciano. Lo que ha hecho el presidente Fabra marcando una línea de ejemplaridad es, ni más ni menos, que lo que exige el ciudadano. Aplica una política ejemplar en aquellas personas que dependen de él.

P. Pero con los imputados en sus cargos la imagen queda distorsionada.

R. La imagen queda distorsionada porque tenemos que saber explicar que en el caso de los diputados autonómicos, como en alcaldes y concejales, el acta es personal. Hay una diferencia clara entre las decisiones directas del presidente, que se han ejecutado de una manera clara y con mucha celeridad, y cuando transmitimos a los imputados la conveniencia de abandonar su responsabilidad, aunque respetamos su libertad. En los últimos meses se ha visto que el único partido que aplica de verdad la tolerancia cero contra la corrupción, y el único líder que aplica esa política es Alberto Fabra. Los otros líderes de la oposición han tenido oportunidad de demostrar que tenían la misma línea de ejemplaridad y no lo han hecho.

P. ¿Qué opina del fenómeno Podemos?

R. Podemos es un fenómeno político que no tiene vocación de gobernar. Las propuestas de Podemos las queremos todos, lo que no está tan claro es si nuestro Estado de bienestar puede asumir esas propuestas. Solo quien tiene claro que no tiene vocación de gobernar puede hacer un discurso tan demagógico. Un discurso que está elaborado por personas especializadas, que tienen muy claro qué decir y cómo. Los grandes partidos, con vocación de gobierno, lo tenemos que explicar a la gente.

P. ¿Van a hacer un discurso más reivindicativo frente al Gobierno de Mariano Rajoy?

R. Todos los esfuerzos que tenía que hacer el Consell y los valencianos ya se han hecho. Ahora le corresponde al Gobierno de España manifestar una especial sensibilidad con la Comunidad Valenciana. Un valenciano tiene una financiación per cápita de casi 280 euros menos que la media y rectificar esa situación es una cuestión de justicia. Pero volviendo a su pregunta. Sí, es un punto de inflexión. Vamos a ser mucho más reivindicativos con el Gobierno central.

P. Entre los esfuerzos que a los ciudadanos les ha tocado hacer estaba el de pagar unas tasas universitarias considerablemente más altas. Además, según los rectores valencianos, la subida de tasas no les ha supuesto un aumento de ingresos como se anunció, sino una merma en torno a 20 millones. ¿Qué precios habrá que pagar el curso que viene?

R. En coherencia con la convicción de que los ciudadanos han hecho los esfuerzos que tenían que hacer, las tasas universitarias se congelarán en el próximo ejercicio. Además, nuestra apuesta es intensificar en los próximos años la aportación a la investigación o conocimiento.

P. ¿En el presupuesto del próximo año?

R. No en 2015, pero si en los próximos años. De momento lo que podemos hacer es no pedir a la gente más esfuerzos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon