Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

1.500 alumnos a la caza del mecenas en Expokids, la feria del emprendimiento para escolares

El Mundo El Mundo 11/06/2014 M. ÁNGEL GAVILANES

Este miércoles se ha celebrado en la Caja Mágica de Madrid Expokids 2014, una feria en la que unos 1.500 alumnos de 22 colegios han presentado los productos, ideas y servicios en los que han trabajado a lo largo de todo el curso. Buscan en este evento posibles socios inversores que financien sus ideas empresariales. Pequeñas 'start-ups' o nuevas empresas de escolares de entre 10 y 16 años a la caza de un mecenas.

La iniciativa, promovida desde la Fundación Créate y con apoyo de diferentes empresas, entre las que se encuentra EL MUNDO, busca fomentar la cultura emprendedora desde la edad escolar. Los participantes han recibido de forma transversal en sus colegios e institutos las nociones necesarias para detectar una necesidad en el mercado, desarrollar su proyecto, obtener fondos y, finalmente, vender sus ideas en esta exposición.

Una dinamo para bicicleta que recarga el móvil, aromatizantes para devolver el sabor a los chicles, paraguas que recogen el agua de la lluvia, calzado adaptable y sostenible, un GPS para no perderse en el supermercado; son algunas de las ideas que optan a los premios de innovación, sostenibilidad y solidaridad del evento.

Nada más entrar en el recinto, dos pequeños comerciales avispados abordan al visitante en busca de inversores. Ellos mismos reconocen su objetivo: eludir a la fuerte competencia que hay en el interior.

Una vez dentro, todo aquel que mida más de metro cincuenta es preguntado de mil y una maneras si quiere participar en su proyecto. Se dan vendedores de todo tipo: desde el que tiene un discurso con gancho completamente memorizado o el que directamente te quiere vender lo suyo, sin siquiera explicarte qué ofrece.

Entre la marabunta de colegiales, algunos adultos recorren los 'stands' evaluando el trabajo realizado por los menores. Son los socios inversores. Profesionales que durante el curso asesoraron, junto a profesores y educadores, en el desarrollo de los proyectos y que, con tanto orgullo como los padres y madres de los participantes, evalúan la ejecución final y otorgan apoyo financiero a algunos grupos.

Uno de estos mentores es Enrique Hormigo, codirector de , que pregunta con interés y diversión a los menores, intentando conocer si son propuestas con sentido, si han cumplido las etapas de desarrollo, evaluando la imagen y presentación de los prototipos e ideas y si han reparado en los costes, márgenes y beneficios. Entre cinco proyectos asignados, tendrá que seleccionar a tres que se repartirán 50 euros con los que cubrirán las inversiones iniciales.

La preparación de los alumnos del Colegio Príncipe Felipe, uno de los escasos colegios públicos participantes, frente a la mayoría de centros privados y concertados, sorprende a Hormigo durante la presentación de 'Zacis', un calzado con sensores de proximidad para personas con visión reducida.

© Proporcionado por elmundo.es

El grupo tiene preparado un prototipo, una zapatilla con chip en la suela y un led en la punta, y una con su producto. El posible mecenas recalca de forma positiva la forma de organizarse como una empresa según lo aprendido, repartiendo las tareas de gestión, comunicación y marketing.

Para costear su proyecto, Darío, María Isabel, Natalia, Alican y Jair tuvieron que acudir a una oficina bancaria, colaboradora de Créate, para pedir un crédito de 50 euros que tendrán que devolver la próxima semana. Tranquilos, ya han obtenido más de 100 euros de sus socios inversores.

Estos alumnos, cuentan con el apoyo del personal de la Fundación Balia, que presta un servicio de refuerzo pedagógico sin ánimo de lucro en horario extraescolar y complementan su enseñanza con este tipo de programas, según nos cuenta Cristina Raspal, una de sus educadoras.

Otros centros cuentan dentro de su programa educativo con el refuerzo del emprendimiento, como es el caso del colegio privado Francesc de Borja Moll, de Palma de Mallorca, único centro participante de fuera de la Comunidad de Madrid.

Su directora, Margalida Thomàs Rosello, afirma que imprimir el espíritu emprendedor en sus alumnos es algo que buscaba, y que ha contado con gran acogida por parte de los padres y madres. El profesorado instó a los progenitores a fomentar el esfuerzo y el trabajo y sugerir a sus hijos e hijas formas de pagarse el viaje a Madrid. "Algunos han estado limpiando coches por 50 céntimos", reconoce la profesora de economía del centro.

Los tutores reconocen que enfrentarse al fracaso es también una buena lección. Al cierre, los nervios recorren los expositores. "Nos han dicho que nuestro proyecto está muy bien", afirma un alumno del colegio Valdefuentes de Sanchinarro. "Pero luego no invierten nada", apuntilla su compañero.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y la consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, asistieron al evento y manifestaron su apoyo al espíritu emprendedor y la cultura del trabajo y del esfuerzo que caracteriza a la iniciativa 'Creamos nuestro proyecto' de la Fundación Créate.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon