Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

34 exministros españoles defienden la Constitución porque ha dado estabilidad

EL PAÍS EL PAÍS 07/06/2014 Cristina Vázquez

La Fundación España Constitucional, creada por 34 exministros de los gobiernos de la democracia española, se presentó este sábado en Valencia como un foro de debate leal a la Constitución de 1978 y al heredero de la Corona. "La Constitución ha sido el mejor marco que hemos tenido, nos ha dado estabilidad política y tiene que seguir siéndolo para que podamos adaptarnos a los nuevos tiempos", declaró la presidenta de la fundación, Cristina Garmendia, en un momento en el que hay planteadas demandas de reforma de la Carta Magna y sigue en el aire la consulta catalana.

Garmendia, exministra socialista, explicó que el foro se propone construir un camino de consenso por encima de las diferencias pluripartidistas. "Hay valores comunes que requieren de una defensa conjunta a pesar de las diferencias", subrayó la exministra. A partir de esos valores, cualquier debate es posible, aclaró Garmendia. Sin embargo, el foro carece todavía de posición acerca de determinados temas que están sobre la mesa porque “primero hay que debatirlos, acordarlos y consensuarlos”, matizó.

Rodolfo Martín Villa, exministro de la UCD y vicepresidente de la fundación, se pronunció a preguntas de los periodistas sobre una posible reforma de la Constitución. “Claro que es necesario reformarla; unos pedirán más y otros menos, pero perdirle al futuro Rey [en alusión a Felipe de Borbón] que cumpla de la misma forma que lo hizo su padre, me parece que no es estar en la realidad". "Tiene todas las capacidades pero las cosas que tuvo que hacer el Rey para pasar de un régimen autoritario a uno de plenas libertades, hoy por ventura no las tenemos", opinó. decantándose, si al final se producen cambios y reformas, por un escenario de normalidad.

La fundación rindió tributo al rey Juan Carlos I y al recién recién fallecido Adolfo Suárez. "Es difícil imaginar dos personas que representen mejor los valores encarnados en la Constitución de 1978 y que constituyen la esencia de nuestra fundación: que es la búsqueda del consenso y la voluntad de acuerdo", reflexionó la presidenta.

La fundación fue promovida por los exministros Eduarzo Zaplana, del PP, y José Bono, del PSOE, y nace como un foro de análisis y debate “intergeneracional sobre los asuntos de relevancia política, económica y social, aportando además la experiencia de gobierno de los 34 miembros iniciales. Uno de los requisitos obligados es que ninguno de sus miembros estén en política. Además de Cristina Garmendia y Rodolfo Martín Villa forman parte del foro Pio Cavanillas, Beatriz Corredor, Abel Matutes, Ángel Acebes, Ángeles González-Sinde, Anna Birulés, Carmen Calvo, César Antonio Molina, Eduardo Serra, Eduardo Zaplana, Elena Salgado, Jaime Lamo de Espinosa, Jordi Sevilla, Rafael Arias Salgado y Miguel Sebastián, entre otros.

Al final del encuentro, que se celebró en el Museo Príncipe Felipe de la capital valenciana, la fundación emitió la conocida como Declaración de Valencia, un manifiesto de intenciones sobre lo que mueve a sus miembros: “Se trata de asegurar que la Carta Magna y sus eventuales reformas, sean cauce común de todos y para todos, de la libertad política de los españoles de cualquier edad, expresión de su soberanía y vínculo de solidaridad". Dos de los principios constitucionales por los que se proponen velar especialmente, dijeron, es por preservar la unidad de España y la cohesión territorial.

El presidente de la Generaliat Valenciana, Alberto Fabra, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, insistieron en que la Constitución es “el mejor lugar de encuentro de todos los españoles”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon