Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

39 años de reinado en 39 momentos

EL PAÍS EL PAÍS 19/06/2014 Guillermo Altares
El rey jura las leyes durante su proclamación, el 22 de noviembre de 1975. © LUIS MILLÁN El rey jura las leyes durante su proclamación, el 22 de noviembre de 1975.

En los 39 años de Juan Carlos I como jefe del Estado, hay una fecha clara que marca un antes y un después: el 6 de diciembre de 1978. Con la ratificación en referéndum de la Constitución, la biografía política del monarca, y del país, cambia por completo. Con una clara excepción: su intervención en la noche del 23 de febrero de 1981. “1976 es el año crucial. Toma una serie de decisiones muy importantes en medio de atentados de ETA, de ruido de sables, de conflictos”, explica el historiador Julián Casanova. Paul Preston, autor de la biografía más completa del monarca, se pronuncia en el mismo sentido: “1976 es el momento más importante, sin duda, porque empieza siendo el sucesor de Franco nombrado por el dictador, sin ninguna legitimidad, y termina el año siendo un rey con legitimidad institucional y luego popular”. 1976 fue el año en el que se escuchó por primera vez el himno no oficial de este periodo: “Libertad sin ira”.

La Transición fue una labor colectiva y no hay un consenso entre los historiadores sobre el papel concreto del rey Juan Carlos en los avances clave, como la Ley de Reforma Política o la legalización del Partido Comunista, pero participó en todos ellos. En los ochenta y noventa, el Rey tiene un papel diplomático muy importante y su presencia en la firma del tratado de Ingreso en la UE en 1986 no es solamente simbólica.

Los anni horribiles empiezan en 2006 cuando pide a su yerno, Iñaki Urdangarin, que deje los negocios en los que estaba involucrado. La imputación de su hija menor o la petición de perdón en el pasillo de un hospital madrileño son quizás los momentos más duros de una Monarquía que empezó con la muerte de un dictador y que asentó una democracia.

1. Discurso de proclamación. “Hoy comienza una nueva etapa política en la historia de España”. Solo dos días después de la muerte de Franco, el 22 de noviembre de 1975, el Monarca deja claro en su discurso de proclamación ante las Cortes que se iba a producir una ruptura con el pasado. “La institución que personifico integra a todos los españoles” es otra frase crucial.

2 Nombramiento de Fernández Miranda. El rey designa a Torcuato Fernández Miranda como presidente de las Cortes, el 26 de noviembre de 1975. Es uno de los momentos clave de la Transición por su importante papel en el arranque del proceso político.

3. Primer Gobierno de la Monarquía. El primer Gobierno del Rey es de corte continuista, con Carlos Arias Navarro al frente.

4. Viaje a Cataluña. Los Reyes realizan su primer viaje a Cataluña el 16 de febrero de 1976. En su discurso, cuya última parte pronunció en catalán rompiendo una de las grandes prohibiciones de la dictadura, aseguró: “Quisiera hoy reafirmaros la importancia excepcional que atribuyo a Cataluña, y a la personalidad catalana, en el conjunto de las tierras de España”.

5 Viaje a EE UU. Juan Carlos fue el primer rey de España que visitó Estados Unidos. Fue un momento muy importante para el mensaje internacional que quería transmitir y que puede resumirse en una frase que pronunció el 6 de junio de 1976 ante el Congreso de EE UU: “La Corona ampara a la totalidad del pueblo y a cada uno de los ciudadanos, garantizando a través del derecho, y mediante el ejercicio de las libertades civiles, el imperio de la justicia”.

6. Dimite Arias Navarro. La dimisión de Arias Navarro, que en realidad fue invitado a irse, marca el comienzo de una nueva era política: la idea de reforma de las instituciones existentes queda atrás.

7. Suárez, presidente del Gobierno. El nombramiento del joven Adolfo Suárez como presidente del Gobierno fue recibido con inicial desconcierto por parte de la oposición. Sin embargo, es quizás la decisión más importante de su reinado, el cambio sin el que todos los demás no hubiesen sido posibles.

8. Ley de Amnistía. Tras décadas de represión política, el 30 de julio de 1976 el BOE publica la Ley de Amnistía. La segunda frase del decreto anuncia la intención de “promover la reconciliación de todos los miembros de la nación”.

9. Ley de reforma política. La ley de reforma política, redactada por Fernández Miranda con el apoyo de Suárez, representa el principio del fin de las instituciones diseñadas por Franco. Fue aprobada el 18 de noviembre de 1976 por las Cortes franquistas, que sellaron con ella su final.

10. Premio Cervantes. El poeta de la Generación del 27 Jorge Guillén recibe el primer premio Cervantes el 2 de diciembre de 1976. Los Reyes han presidido casi todas las ceremonias de entrega del máximo galardón de las letras hispanas, aunque no la de Guillén. Que el premio recayese en un escritor del exilio era todo un símbolo.

11. Secuestro de Antonio María de Oriol y Urquijo. El secuestro por los GRAPO del presidente del Consejo del Estado provocó ediciones especiales de los diarios madrileños. El terrorismo, desde el GRAPO y ETA hasta la extrema derecha, fue durante todo el proceso uno de los grandes peligros para la Transición. El papel del Rey en el control de las Fuerzas Armadas fue esencial durante aquellos años de crímenes políticos casi diarios.

12 Fin de la censura. La ley de prensa e imprenta de 1966 queda derogada el 1 de abril de 1977. Otro paso esencial hacia la normalización democrática de España.

13. Legalización del Partido Comunista. “No ha quedado claro nunca cuál fue el papel del Monarca es esta decisión”, asegura el historiador Santos Juliá. Para algunos, promovió la legalización del PC, anunciada en plena Semana Santa de 1977, para otros la aceptó; pero es uno de los momentos más importantes de la historia española porque confirmó la magnitud del cambio que estaba en marcha.

14. Don Juan renuncia a sus derechos dinásticos. Franco nombró heredero a Juan Carlos saltándose la lógica dinástica y abrió una profunda brecha entre padre e hijo. El 14 de mayo de 1977, don Juan renuncia a sus derechos dinásticos.

15. Elecciones generales. Por primera vez desde la República, se celebran elecciones libres en España el 15 de junio de 1977. Es el signo más claro de que el Rey iba a ceder su poder a un Gobierno democrático nombrado por el Parlamento.

16. Tarradellas en Madrid. Uno de los asuntos más complicados de gestionar durante la Transición era el futuro diseño autonómico del Estado. El Rey recibió al último y primer presidente de la Generalitat, Josep Tarradellas, durante 45 minutos. De nuevo, un símbolo crucial.

17. El futuro rey. El 1 de noviembre de 1977 Felipe se convierte en el heredero.

18. La Constitución. La aceptación de la Constitución, aprobada el 6 de diciembre de 1978 y sancionada por el Monarca el 26 de diciembre, es, para Santos Juliá, el momento más importante de todo el reinado de Juan Carlos I. Renuncia al poder que le había concendido Franco para convertirse en un monarca constitucional. Es el paso definitivo hacia un nuevo marco político.

19. Visita a Gernika. Los Reyes visitan el 4 de febrero de 1981 la Casa de Juntas de Gernika en su primer viaje oficial al País Vasco. El acto es interrumpido por gritos de militantes de HB. Se produce en un momento muy duro de la Transición, con un constante ruido de sables que en breve se iba a confirmar.

20. Golpe de Estado. A las 01.23 del 24 de febrero de 1981, el rey interviene en televisión en el discurso más importante de su vida política. El golpe se da entonces por fracasado. España no vuelve atrás.

21. Mayoría absoluta socialista. El 28 de octubre de 1982 acaba para muchos expertos la Transición con la victoria por mayoría absoluta del PSOE. Las relaciones del Monarca con Felipe González fueron en todo momento excelentes, confirmando la normalidad institucional.

22. Visita a la URSS. El rey Juan Carlos se convierte el 10 de mayo de 1984 en el primer jefe de Estado español que visita la URSS. El papel diplomático del Monarca es muy importante en este periodo.

23. España regresa a Europa. Ante la mirada del Rey, en el misma sala del Palacio Real donde se ha producido la ceremonia de abdicación, Felipe González firma el 12 de junio de 1986 la entrada de España en la entonces Comunidad Europea.

24. Hipercor. Los Reyes viajan a Barcelona —20 de junio de 1986— después del atentado de Hipercor en el que ETA mató a 21 personas en un centro comercial, el peor atentado terrorista que ha padecido España hasta los atentados yihadistas de Madrid, el 11 de marzo de 2004. Es uno de los momentos más duros de estos 39 años de reinado.

25. Conferencia de Paz. La primera gran Conferencia de Paz para Oriente Próximo se celebró en Madrid en octubre de 1991. El Rey desempeñó un papel diplomático importante para que tuviese lugar en España. Fue el germen de unas negociaciones secretas que acabaron con los acuerdos de Oslo de 1993, lo más cerca que han estado palestinos e israelíes de firmar una paz duradera.

26. Barcelona 92. La inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona marca uno de los grandes hitos del reinado de Juan Carlos I.

27. Una gran entrevista. El aristócrata, actor, playboy, opositor al franquismo y amigo del monarca José Luis de Vilallonga publica en Francia en 1992 una biografía autorizada del rey, una larga entrevista que apareció un año después en España. “No me hagas hablar ordenadamente de las peripecias en las que me he visto metido. Mejor es que charlemos como dos amigos, el uno con muchas cosas que decir y el otro con muchas cosas que escuchar”, le dijo el Monarca a Vilallonga. Se grabaron 22 horas de conversaciones.

28. Boda real. El 18 de marzo de 1995 se celebra en Sevilla la primera boda real de la democracia. La infanta Elena, hija mayor de los reyes, se casa con Jaime de Marichalar.

29. Cuba. “El Rey irá a Cuba cuando toque”. Esta frase, pronunciada por José María Aznar en marzo de 1998, reveló las diferencias entre la Casa del Rey y el presidente del Gobierno conservador. Cuba es el único país de América Latina que el Rey no visitó oficialmente, salvo en el marco de la IX Cumbre Iberoamericana. El Rey no ocultó su deseo de realizar una visita de Estado a Cuba, a la que se opuso públicamente Aznar.

30. El caso Nóos. A lo largo del año 2006, el Rey encarga a su abogado y hombre de confianza, José Manuel Romero, que transmita un mensaje claro a Iñaki Urdangarin, el marido de la infanta Cristina: debe abandonar todas sus actividades privadas. El caso Nóos, el mayor escándalo que ha afectado a la Monarquía española, se estaba gestando.

31. “¿Por qué no te callas?”. El Rey, que ha guardado una cuidadosa neutralidad política y diplomática, mantiene un enfrentamiento abierto con el presidente venezolano, Hugo Chávez, en la XVII Cumbre Latinoamericana celebrada en Chile, el famoso “¿por qué no te callas”.

32. Separación. El 13 de noviembre de 2007, la Casa del Rey anuncia la separación temporal de la infanta Elena y Jaime de Marichalar, que acabaría convirtiéndose en definitiva. La vida privada de la familia real entra en la esfera pública.

33. Extirpación de un tumor. El Rey es operado en 2010 para extirparle un tumor en el pulmón derecho. En apenas cinco años se ha sometido a nueve operaciones, cinco en la cadera.

34. Urdangarin apartado. Ante su imputación por el caso Nóos, la Casa del Rey aparta el 12 de diciembre de 2011 a Iñaki Urdangarin de todas las actividades públicas y califica su conducta de “no ejemplar”. El yerno del Monarca ha sido imputado por diferentes delitos relacionados con la gestión del Instituto Nóos.

35. Botsuana. El Rey sufre un accidente durante una cacería en Botsuana y es operado de la cadera el 14 de abril de 2012. El escándalo, nacional e internacional, es imparable.

36. Disculpas públicas. “Lo siento, me he equivocado, no volverá a ocurrir”. Con estas palabras, pronunciadas ante una cámara antes de su salida del hospital, el 22 de abril de 2012, se disculpa ante la sociedad.

37. “La justicia es igual para todos”. Ante el daño que provocan en la institución las constantes revelaciones del caso Nóos, el Rey asegura en su discurso de Nochebuena de 2012 que “la justicia es igual para todos”.

38. Una infanta en los tribunales. La Infanta declara como imputada ante el juez Castro: responde 182 veces “no lo sé” y 55 “no lo recuerdo”.

39. Abdicación. El 2 de junio el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anuncia una comparencia imprevista para transmitir un asunto institucional de máxima importancia: el Rey va a presentar su abdicación.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon