Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

4 años de cárcel para la administradora concursal de Martinsa por estafar 4,6 millones a su ex bufete

Logotipo de El Mundo El Mundo 29/09/2017 CRISTÓBAL TOLEDO
© Proporcionado por elmundo.es

La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a cuatro años de prisión a la prestigiosa abogada Antonia Magdaleno, integrante del bufete Manuel Broseta Abogados hasta el 21 de abril de 2011. Precisamente, el despacho valenciano ha participado como acusación particular en el proceso penal que ahora ha concluido con la condena de su ex socia por apropiarse mediante «engaño» de 4,6 millones de euros procedentes de la administración concursal de las mercantiles Martinsa-Fadesa y Urazca.

De acuerdo con el fallo, la acusada, en calidad de socia del bufete, se erigió en la administradora concursal de ambas sociedades. Para ello, pactó con sus socios crear la sociedad Antonia Magdaleno S.L. con la que facturar por los servicios prestados. Posteriormente y a instancia suya, el bufete facturaría a su mercantil la misma cantidad, con lo que Broseta Abogados ingresaría el 100% de los emolumentos que se derivasen de la administración concursal. El despacho, mientras tanto, corría con todos los gastos que generaban los dos procesos en Galicia y el País Vasco. De hecho, aclara la sentencia, Broseta abrió una oficina en Bilbao para que Magdaleno pudiera atender la administración concursal de Urazca.

Magdaleno, mientras se hacía cargo de ambas encomiendas, mostró «discrepancias» en la forma de convenir el variable de sus retribuciones, afirma la resolución de la Audiencia. Y fue al asumir el encargo, cuando «sin causa que lo justificara» comenzó a dar órdenes al despacho para que le facturaran unas cantidades inferiores a las que ella había recibido, «ocultando, por tanto, el importe realmente cobrado de las mercantiles concursadas». De esta manera, Magdaleno se habría quedado con una parte de los 7,8 millones facturados a Martinsa y con otra de los 1,4 millones ingresados de Urazca. En total, siempre según el fallo, habría defraudado 4,6 millones.

Las sospechas en el bufete Broseta Abogados, encabezado actualmente por la ex directora general de RTVV, Rosa Vidal, comenzaron tras analizar la carta de dimisión de Magdaleno, en la que la ahora condenada aseguraba que los «grandes ingresos» de los grandes concursos habían sido «cosechados en su integridad por el despacho». La carta, de hecho, ha sido admitida por la sala como prueba de la voluntad de engañar al bufete por parte de la acusada.

Por contra, el tribunal no ha aceptado la versión de la condenada, que mantuvo durante el juicio que la retención de parte de los emolumentos obtenidos en los procesos concursales se produjo tras un acuerdo verbal con el socio fundador del bufete, Manuel Broseta Dupré, por el que únicamente ingresaría el 70% del total cobrado por ella misma «en su proceder profesional». La sala asegura que no ha encontrado ningún elemento que pruebe esta afirmación sino que, al contrario, es refutada por la otra parte.

También rechaza la prueba aportada por la acusada de que volcó en el sistema informático de la compañía, a la vista de todos los socios, tanto las cantidades cobradas a las empresas concursadas como lo facturado por Broseta Abogados a su mercantil. Es decir, que cualquier integrante del bufete tenía acceso a las facturas y a los fallos de los juzgados de lo mercantil en la que se fijaban los emolumentos. El tribunal considera que esta situación no es suficiente para demostrar que no hubiera intento de engaño debido a la «relación de confianza» existente entre la abogada y sus socios.

Esta sentencia se puede recurrir en casación ante el Tribunal Supremo, algo que Antonia Magdaleno tiene cinco días para hacer.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon