Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

50 millones para Arrola y Carina para descubrir la próxima gran 'startup'

El Confidencial El Confidencial 17/10/2016 Jaume Esteve

Un nuevo 'sheriff' llega a la ciudad. K Fund, el fondo de inversión para emprendedores liderado por Iñaki Arrola y Carina Szpilka, antigua directora general de ING Direct, se erige como uno de los mayores actores dentro del sector del capital riesgo. Y lo hace a lo grande. Con 50 millones de euros y tres 'startups' confirmadas hasta la fecha (Salupro, Lucera y Hooks), este esfuerzo entre capital público y privado nace con la intención de ir más allá del músculo financiero y dar con la próxima idea que germine en la gran 'startup' de los años venideros.

Para conseguirlo, el fondo ha apostado por alguno de los nombres más conocidos del sector. "Sabíamos que necesitábamos a alguien que tuviera mucha experiencia en temas de 'venture capital', ahí es donde entró Ian Noel, de Bonsai Venture Capital [la firma de este tipo más antigua de España, fundada en 1999]", explica Arrola a Teknautas.

Otros nombres ligados a K Fund son Ignacio Larrú (IE Business School), Pablo Ventura (JME Ventures) o el citado Ian Noel. Con ese equipo, el inversor pretende que el fondo aporte "valor en diferentes áreas, desde el ámbito financiero a otras más específicas de producto, 'marketing' o desarrollo de negocio". En definitiva, que el emprendedor encuentre un apoyo más allá del económico.

Iñaki Arrola (izquierda) junto Juan Luis Hortelano (en el centro) y Steve Olechowski. (Imagen: Vitamina K) © Proporcionado por El Confidencial Iñaki Arrola (izquierda) junto Juan Luis Hortelano (en el centro) y Steve Olechowski. (Imagen: Vitamina K)

K Fund mezcla inversión pública y privada. Ambos sectores se reparten, "más o menos", la mitad de esos cincuenta millones de euros. El Fondo Europeo de Inversiones es el encargado de cubrir la cuota pública mientras que un grupo de inversores privados, cuyas identidades no han trascendido, aportan la segunda mitad.

¿Dónde va a ir a parar ese dinero? Tres son las firmas que recibirán fondos de K Fund y otras, cuyo nombre todavía no se puede anunciar, están muy cerca de hacerlo. "Queremos invertir en buenos emprendedores, somos un poco agnósticos sobre las tendencias de la tecnología", afirma Arrola.

El llamado 'Software as a service' va a ser uno de los puntos en los que mayor esfuerzo se vuelque, aunque no el único: "Ese es uno de los modelos que tiene sentido, pero también hay oportunidades en los 'marketplaces' o en otras ideas. Lo que queremos es poner el acento en los emprendedores".

Entre los nombres que sí se han hecho públicos destacan Salupro, un comparador de productos sanitarios para clinicas dentales y veterinarias; Lucera, una firma nacida con la voluntad de ahorrar costes en la factura de la luz; y Hooks, responsable de un sistema de notificaciones que te avisa tanto de los mensajes de tus contactos como de la información más reciente de tu serie o tu equipo favorito.

Empresas que dan sus primeros pasos

A diferencia de Kibo Ventures, uno de los nombres más grandes del panorama español y que está especilazada en etapas posteriores, el objetivo de K Fund es entrar cuando las 'startups' están dando sus primeros pasos.

"Te permite crecer con el valor y tener una imagen más conceptual de la compañía", explica Arrola. El empresario también señala que entrar en esta primera etapa del desarrollo les permite jugar con ventaja frente a la competencia: "Si entráramos más tarde tendríamos más rivales a nivel internacional".

Lucera, una empresa especializada en vender electricidad de fuentes renovables, es otra de las firmas en las que ha entrado K Fund. © Proporcionado por El Confidencial Lucera, una empresa especializada en vender electricidad de fuentes renovables, es otra de las firmas en las que ha entrado K Fund.

Uno de los aspectos que ilustra la aparición de K Fund es el creciente interés de inversores, nacionales y extranjeros, en el mercado español. La cifra de 2015 ascendió hasta los 659 millones de euros, lo que supuso un aumento del 150% respecto a la cifra de 2014, según datos de la Asociación Española de Capital, Crecimiento en Inversión (Ascri). 

"España es un país cada vez más potente con proyectos a nivel mundial. Cada vez hay más gente con proyectos ambiciosos", explica Arrola. De ahí que haya pasado de los cinco millones de Vitamina K a los cincuenta de K Fund. Para que emprender en España cada tenga mayores garantías de éxito.

(EFE) © EFE (EFE)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon