Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

57 Gbps, nuevo récord en la transmisión de datos mediante fibra óptica

malavida malavida 30/03/2016 Sergio Agudo
fibra optica © Proporcionado por malavida fibra optica

Usando la tecnología VSCEL un grupo de ingenieros de la Universidad e Illinois ha establecido un nuevo récord de banda ancha utilizando impulsos láser. ¿Es este el futuro de la fibra óptica?

No importa lo rápidas que las conexiones de banda ancha lleguen a ser: siempre vamos a querer que sean más rápidas. Más que “banda ancha”, lo que los usuarios realmente están demandando es un oleoducto transoceánico. En estos días en los que la gratificación instantánea de la era digital se ha convertido en algo habitual, todo el mundo lo quiere todo “para ayer”: la velocidad de las conexiones va subiendo, pero aún así nos parece poco impresionante descargar decenas de Gigabytes en pocas horas. Queremos descargarlos en minutos, y es aquí donde entraría esa especie de oleoducto digital que he mencionado hace unas líneas.

Resulta que esa obra de la ingeniería que nos permitiría conseguir picos de descarga asombrosamente altos podría estar ya muy cerca. Un equipo de ingenieros de la Universidad de Illinois ha conseguido crear un nuevo sistema de transmisión de datos por láser VCSEL, que alcanza velocidades de 57 Gigabits por segundo a temperatura ambiente.


VCSEL, tecnología ultrarrápida de comunicaciones de red

Antes de continuar, convendría señalar que el hecho de que tales velocidades se logren a temperatura ambiente no es un hecho menor. Esto significa que la tecnología podría llegar a los hogares y oficinas eventualmente, y también hay que tener en cuenta que todas las emisiones y recepciones de datos se hicieron sin que se produjese ningún error. Esto ayudará a establecer la viabilidad de la tecnología en el mercado, sin duda.

Con los 57 Gigabits por segundo que es capaz de alcanzar VCSEL se pueden descargar decenas de Gigabytes en cuestión de segundos. La tecnología se usa a través de líneas de fibra óptica, con lo que en su implementación ya no sería necesario cambiar las infraestructuras presentes en las casas o los lugares de trabajo.

Tal y como los responsables del proyecto han señalado en Science Alert, lo importante, más que la cantidad de datos es que “si tu velocidad de transmisión no es lo bastante rápida, no podrás usar datos que se hayan recopilado, ni podrás usar tecnologías que utilicen grandes corrientes de datos, como la realidad virtual. La adopción de las comunicaciones de fibra óptica va a aumentar porque hay una tasa de velocidad mayor, sobre todo en largas distancias”.

Instalación de cables de fibra óptica © Proporcionado por malavida Instalación de cables de fibra óptica

Las primeras pruebas industriales han sido un éxito

Los lásers de VCSEL funcionan usando pulsos de luz más precisos y eficientes, lo que no sólo ha demostrado que pueden funcionar a temperatura ambiente, sino que también pueden hacerlo con temperaturas más altas. En las pruebas se alcanzaron velocidades de 50 gigabits por segundo a 85 grados centígrados, lo que también pone de manifiesto la idoneidad de la tecnología para entornos industriales.

Usando la transmisión por pulsos de láser se eliminarían los sistemas de refrigeración industriales de los sistemas informáticos. Esto permitiría a empresas que trabajan con cantidades de datos asombrosamente grandes ahorrar mucho dinero y seguir siendo igual de eficientes.

Según estos ingenieros de la Universidad de Illinois, los centros de datos necesitan estar refrigerados constantemente, y para los usos comerciales un dispositivo tiene que ser perfectamente operativo hasta los 85 grados sin gastar energía ni recursos en refrigeración.

VCSEL sería ideal en entornos de trabajo © Proporcionado por malavida VCSEL sería ideal en entornos de trabajo

¿Sobrevivirá VCSEL fuera del laboratorio?

El grupo presentará sus hallazgos en la Optical Fibre Communication Conference and Expostition de California esta semana. El gran desafío que estos ingenieros van a tener por delante es demostrar que los 57 Gbps de VCSEL se pueden lograr fuera del laboratorio.

En cualquier caso, insistimos: lo realmente interesante de esta tecnología es que no necesita ningún cambio en las infraestructuras actuales para poder ser implementada. Esto contrasta con todas las otras surgidas hasta el momento, que también rompían records de ancho de banda y velocidad, pero que por otra parte requerían de grandes transformaciones logísticas.

Quizá precisamente por la idoneidad y las facilidades de implementación que ofrece, puede que no tardemos mucho en verla en la calle. El tiempo lo dirá.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Malavida

image beaconimage beaconimage beacon