Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

80 insurgentes muertos en una represalia por el ataque al aeropuerto de Karachi

EL PAÍS EL PAÍS 15/06/2014 Agencias

El Ejército paquistaní ha causado la muerte de al menos 80 personas en los ataques aéreos que ha lanzado este domingo contra los escondites de presuntos insurgentes, mayoritariamente uzbekos, en la remota región de Waziristán del Norte, cerca de la frontera afgana, según informa la agencia France Presse, citando a funcionarios militares de alto rango. Fuentes de seguridad locales, no obstante, sugieren una cifra de fallecidos mucho mayor, de al menos 150 muertos, como informan la televisión local Geo y el diario Express Tribune.

Un comunicado del Ejército paquistaní asegura que los ataques se han ejecutado tras confirmarse la presencia en esos escondites de terroristas vinculados en el ataque contra el aeropuerto de Karachi, cuyo asalto el pasado domingo mató a 38 personas, incluyendo 10 atacantes.

Entre los rebeldes muertos el domingo se encuentran supuestos involucrados en ese atentado, que obstaculizó un poco más las conversaciones de paz entre el Gobierno y el Movimiento Talibán de Pakistán (TTP), que comenzaron a principios de este año. Un día después del fin del ataque al aeródromo, que duró unas 12 horas, el Ejército lanzó una serie de bombardeos en la zona tribal de Khyber, en los que murieron 25 insurgentes.

Los ataques aéreos del domingo se produjeron en torno a la 01.30 hora local (20.30 GMT) y tuvieron como objetivo la región montañosa de Degan y Datta, a unos 25 kilómetros al oeste de Miranshah, la principal ciudad del distrito tribal de Waziristán del Norte y plaza fuerte de los talibanes y militantes de Al Qaeda en la frontera con Afganistán. Así lo confirma un comunicado del servicio de comunicación del Ejército de Pakistán (ISPR), colgado en su página web.

Las Fuerzas Armadas han efectuado este año numerosos bombardeos contra posiciones talibanes en el cinturón tribal, primero en febrero y más tarde a finales de mayo, cuando más de 60 supuestos insurgentes murieron en las incursiones aéreas.

Varios paquistaníes en la región de Waziristán, el 14 de junio de 2014. © STR Varios paquistaníes en la región de Waziristán, el 14 de junio de 2014.

La semana pasada representantes de las autoridades paquistaníes se reunieron con líderes tribales de la zona de Waziristán del Norte, considerado el mayor bastión del TTP, para exigirles que expulsen a los talibanes y yihadistas extranjeros de su zona. Según medios locales, las autoridades dieron dos semanas a las tribus para deshacerse de los insurgentes, y si no tienen éxito será el Ejército el que realice una operación terrestre en la zona.

Además de la presión militar, el TTP ha tenido que afrontar fuertes disensiones internas que han desembocado en la marcha de una de sus principales facciones, lo cual ha supuesto la pérdida de casi la mitad de los 10.000 combatientes de la organización. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon