Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

'Aída' decide que quiere morir

El Mundo El Mundo 07/06/2014 RAÚL PIÑA

Diciembre de 2004. Días previos a Navidad. En un despacho de Telecinco, el equipo directivo del canal -Paolo Vasile, Manuel Villanueva y Alberto Carullo- visionan junto a Daniel Écija, presidente de la productora Globomedia, el piloto de una serie grabado en noviembre. La protagoniza Carmen Machi. Se llama Aída y es un spin off de Siete vidas. Tras consensuar algunos cambios, deciden comprar el proyecto. Se emitirá a partir de enero de 2005. Diciembre de 2013. Reunión en un despacho de Mediaset. Mismos protagonistas, salvo Carullo, que ya no está en la cadena. No hay vídeo. Tampoco palabras. "Nos miramos y comprendimos que tocaba despedirse", recuerda Manuel Villanueva, director general de contenidos de Mediaset. La serie se despide para siempre mañana (Telecinco, 22.00 horas).

Nueve años y 237 capítulos después, Aída ha decidido que quiere morir. Se va antes de que la vida se le escape. "Había que irse un rato antes de que te eche el público. En ficción hay que tomar las decisiones con antelación", reflexiona Daniel Écija. "Nosotros tomamos la decisión. Es como una eutanasia", añade.

Si bien los fríos números contradicen la decisión -acumula una media de 3,9 millones de espectadores y un 21,1% de share-, la ficción venía dando síntomas de agotamiento. Algunos actores, como Paco León, habían pedido compaginarla con otros proyectos, aunque conllevara ausentarse en algunos capítulos. "Écija nos decía que los guionistas estaban con golpes de estrés, que cada vez era más difícil inventar situaciones. Que parecía el día de la marmota", confiesa Villanueva.

Una pizarra blanca dividida en cuadrículas. Decenas de post-it sobre ellas. Aída, Lore, Luisma, Mauricio... son algunos de los nombres escritos en mayúscula en un lateral de la misma. El equipo de guión de Aída trabaja en el último. Desde principios de 2014 saben que la serie morirá antes de verano. Es el acuerdo. "La despedida tiene una progresión. De repente no tuvimos que escribir un capítulo final, sino que hemos hecho una temporada entera para terminar la serie", explica Julián Sastre, productor ejecutivo y coordinador de guión.

Durante varios días, todo el equipo participó en la elaboración del mapa de tramas para este capítulo final. Unos cuatro días para consolidar ese arco argumental y en torno a mes y medio para redactar el guión, que si normalmente tiene cuatro o cinco versiones, en esta ocasión han sido hasta siete. El equipo suele estar formado por tres o cuatro personas, pero para la despedida se ha reforzado con más gente.

"Llevamos tiempo pensando en el final, no porque fuera a suceder, sino por el hecho de tener claro cómo nos gustaría que fuera", cuenta Sastre. "Empezamos la temporada con unas ideas y queríamos cerrar ciertos círculos. Y daba la sensación de que si los cerrabas podía ser el final. No sabíamos exactamente cuándo podía ser, pero sí teníamos claro que existían una serie de historias que nos gustarían que formaran parte del final de la serie".

Los planes de la temporada cambian con la decisión de finiquitar la emisión. Se apuesta por alargar siete capítulos extra. "Era importante respetar los tiempos de narración", apunta Écija. "Para mí el final de Aída era un deseo y mi miedo era que no acabase bien. Cortar de un día para otro. Que no hubiera un capítulo final, que yo me fuera antes de que acabara... Bien está lo que bien acaba y esto está acabando bien", es el pensamiento de Paco León, el pilar de la ficción desde la salida de Carmen Machi hace seis años.

La última escena se grabó hace semanas. No se corresponde con la última del capítulo. Asistió todo el equipo de la serie y también de Mediaset. Hubo aplausos, lágrimas, abrazos...Sé lo que hicisteis el último capítulo. Así se titula la despedida, con boda entre Chema y Soraya, reencuentros, despedidas...

Telecinco tiene claro que a medio plazo cubrirá el hueco que deja Aída con otra comedia. "El domingo por la noche es tiempo de comedia y uno siempre quiere volver a los sitios donde fue feliz", adelanta Villanueva. Globomedia comenzará a grabar en las próximas semanas una nueva comedia ambientada en un crucero.

Porque nunca se barajó hacer un spin off de Aída. «Desde que se fue Carmen [Machi] empezó el spin off de Aída. Aunque mantuviera el nombre era un spin off que ha durado seis años», apunta León. Mañana Aída abandona Esperanza Sur y el bar Reinols cierra por defunción.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon