Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

A la búsqueda de agua en Caronte, la luna más grande de Plutón

El Mundo El Mundo 16/06/2014 YULY JARA
© Proporcionado por elmundo.es

A pesar de la gran distancia que le separa del Sol -29 veces más que la existente entre el Astro Rey y la Tierra- telescopios de gran precisión han sido capaces de obtener datos de Plutón, el planeta enano que fue reclasificado como tal en 2006 y que, hasta entonces, se le consideraba el más pequeño y lejano del Sistema Solar.

Los estudios realizados por la NASA teorizan sobre la posibilidad de que en el pasado existió agua bajo las frías capas de una sus lunas, Caronte (Charon en inglés), considerada como la más grande que gira a su alrededor.

El satélite fue descubierto por el astrónomo estadounidense James Walter Christry en 1978. Ahora, treinta y seis años después, los científicos consideran que las fracturas que existen sobre su superficie helada pudieron producirse porque había un océano de agua (H2O) en continuo movimiento. La principal hipótesis que explicaría la existencia de H2O es que desde hace millones de años atrás su interior se mantiene en una cálida temperatura generada por el posible recorrido ovalado que seguía durante su órbita alrededor de Plutón.

Así, pues, a pesar de que superficie suele alcanzar los -229º Celsius, la posible existencia de agua, en el pasado, bajo sus gélidas capas podría abrir un nuevo camino en la investigación espacial, pues, consideran que este líquido se puede estar congelando en la actualidad.

«Nuestro modelo predice diferentes patrones de fractura en la superficie de Caronte, dependiendo del grosor de la superficie de hielo, la estructura de la del interior de la Luna y la facilidad con que se deforma, y cómo su órbita evolucionó», cuenta la principal líder de la investigación Alyssa Rhoden del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland (EEUU).

Estas teorías podrán ser contrastadas cuando en julio de 2015 una nave espacial sobrevuele por primera vez Plutón y Caronte. La sonda New Horizons (Nuevos Horizontes) lleva casi una década viajando por el espacio

«Tras comparar las observaciones de Caronte con las distintas predicciones podremos ver si encajan y descubrir si pudo tener un océano en su interior en el pasado, generado por una alta excentricidad», explica Rhoden cuyo estudio acaba de ser publicado en la revista Icarus.

Una órbita 'ligeramente ovalada'

No es la primera vez que los científicos han teorizado sobre la posible existencia de agua bajo las cortezas heladas de diversos satélites del Sistema Solar, como en , una luna de Saturno. Los datos fueron recopilados gracias a la sonda de la misión Cassini que captó imágenes de géiseres sobre su superficie. Además, las manchas rojizas y las fracturas sobre la superficie helada de uno de los satélites de Júpiter, , han sido objeto de estudio por parte de los investigadores que señalan al agua como el causante de sus fracturas.

«Dependiendo de exactamente cómo evolucionó la órbita de Caronte, sobre todo si se pasó por una fase de gran excentricidad, pudo generarse el suficiente calor a partir de los movimientos como para mantener el agua en estado líquido bajo la superficie de Caronte por algún tiempo», explica la investigadora. Además, destaca que su órbita no se modificará con el paso del tiempo y tampoco se generarán nuevas mareas, pero no descarta que el posible océano que pudo existir en el pasado, en la actualidad esté congelado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon