Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ada Colau acusa a Rajoy inundar de policía Barcelona: "España no se merece este presidente cobarde"

Logotipo de Cadena SER Cadena SER 01/10/2017 Cadena Ser
© Proporcionado por Cadena SER

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha llamado "cobarde" al presidente del gobierno, Mariano Rajoy, por "inundar de policía" la capital catalana. En un mensaje en Twitter, tras conocer las primeras intervenciones de la policía en algunos colegios de la ciudad, Colau ha escrito: "Un presidente de gobierno cobarde ha inundado de policía nuestra ciudad. Barcelona ciutat de pau, no té por (Barcelona ciudad de paz, no tiene miedo)".

La alcaldesa de Barcelona se ha pronunciado así después de que agentes de la Policía Nacional hayan acudido  al Instituto Ramon Llull y al colegio Jaume Balmes para intentar impedir las votaciones, lo que ha provocado momentos de tensión con las personas concentradas ante estos centros escolares.

Minutos después, Colau se ha desplazado para votar en un colegio abierto. Desde allí, ha conversado con la Cadena SER durante su programación especial. "Me parece increíble lo que vemos en Barcelona. Estoy triste y al mismo tiempo muy esperanzada por la reacción de la ciudadanía", ha señalado la alcaldesa, quien denuncia que la actuación policial no está siendo proporcionada. "España no se merece a este presidente cobarde. Queda desautorizado ante Cataluña y no sé cómo se podrá recomponer la ruptura emocional", sentencia. 

 Transcripción completa de la entrevista con Ada Colau:

¿Estás triste por lo que estás viendo?

Estoy triste, mucho, la verdad. Por un lado estoy triste porque la verdad me parece increíble lo que estamos viendo en Barcelona, se envían miles de policías contra población absolutamente pacífica, familias, gente mayor, vecinos y vecinas que sólo piden votar y se envía a miles de policías... Estamos viendo imágenes que no tienen nada que ver con ninguna actuación proporcionada, ni de lejos, por lo tanto estoy triste pero al mismo tiempo estoy convencida y confiada y muy esperanzada gracias a la reacción ejemplar de la ciudadanía, en general durante todos estos días pero especialmente este fin de semana lo he podido ver con mis ojos en las escuelas cómo la gente de forma serena, respetuosa, desde la diversidad porque aquí no estamos hablando de bloques homogéneos, sería un error presentarlo así, aquí hay mucha gente muy diversa, de todas las edades, de todas las opiniones que simplemente está junta para pedir que las cosas se resuelven hablando, dialogando y de forma democrática desde el respeto, eso es lo que se está diciendo hoy en las calles de Barcelona y de verdad que sólo puedo decir que lamento muchísimo que España tenga este presidente cobarde que se esconde primero detrás de fiscales y jueces y ahora detrás de miles de policías, creo que los españoles no se merecen este presidente, yo conozco muy bien España, a los españoles, su solidaridad hoy también con el pueblo de Cataluña y creo que nadie, ni Cataluña, ni el conjunto de España se merece un presidente que durante años ha sido incapaz de hacer ninguna propuesta en positivo y que hoy envía miles de policías contra ciudadanos inocentes.

¿Y Cataluña se merece este presidente, Carles Puigdemont?

Bueno, eso lo deciden los ciudadanos de Cataluña, yo sabes que soy muy crítica con Puigdemont, discrepo en muchísimas cosas, y también en cómo se ha llevado este proceso, pero sinceramente no creo que se pueda comparar. Creo que aquí hay un presidente del gobierno que siempre ha dado la cara, que ha intentado mejor o peor ser coherente con su compromisos con la ciudadanía, que desde luego soy crítica con la vía unilateral, con cómo se aprobaron las layes en el Parlament, pero eso forma parte de la crítica política que se discute en democracia y que luego son los ciudadanos los que han de refrendarlo o no en las siguientes elecciones democráticas y otra cosa es un presidente como Mariano Rajoy que envía a miles de policías a pegarle una paliza a cualquier ciudadano que se ponga por delante, aunque esté en una ciudad absolutamente pacífica, creo que no se puede comparar una cosa con otra.

Has navegado entre dos aguas en los últimos meses, además lo has hecho con cierta diplomacia, que a veces quizá te has mojado más de lo que querías, ¿crees que con lo que está viendo en tu ciudad alguien esta noche puede salir a decir que lo que está ocurriendo hoy va a proporcionar un resultado válido?

© Proporcionado por Cadena SER

A ver, es evidente que hace mucho tiempo que aquí no se daban las condiciones que todos querríamos para un referéndum, desgraciadamente, y por la acción del gobierno del PP no se dan esas condiciones porque no ha dado ninguna posibilidad de que haya un voto democrático cuando se podían pactar todo: la fecha, la pregunta, las formas, si se hacían en Cataluña, si se hacía en todo el Estado, y en cambio no ha habido manera. Por lo tanto, no se daban las condiciones para el referéndum que Cataluña necesita y se merece, eso lo sabíamos hace tiempo y es evidente que la situación en la que estamos no tiene nada de normal. Pero lo que está pasando hoy aquí es un punto de inflexión y lo que ha pasado hoy aquí seguro que va a tener consecuencias sociales y políticas y se equivoca quien crea que simplemente se reprime al conjunto de una población diversa y pacífica y al día siguiente no pasa nada. Lo que está pasando aquí va a tener mucho significado político.

Pregunto por la validez, ¿crees realmente alguien puede imaginar que lo que está ocurriendo hoy proporciona un resultado válido esta noche?

Pues ya sabes que yo ya no pesaba que se dieran esas condiciones antes, creo que la pregunta ya está fuera de lugar, creo que desgraciadamente es evidente que no se dan las condiciones para un referéndum normal, desgraciadamente, es tan evidente que reiterarlo me parece gratuito, lo que pasa es que lo que está ocurriendo es mucho más grave, y entonces nos tenemos que centrar en lo que está pasando, ya llevamos días de situación de excepción aquí, con miles de policías, con entradas y registros en instituciones públicas, con instituciones de autogobierno intervenidas de facto, con centenares de alcaldes amenazados de detención, con intimidaciones a todos los directores de las escuelas que no han hecho absolutamente nada... Llevamos tantos días de situación de excepción que es evidente que hoy no nos encontramos en ninguna situación de normalidad, ni de referéndum normal, ni de día normal, ni de domingo normal.

Es situación de excepción contra personas que están incumpliendo la ley.

Entiendo eso, pero existe una cuestión de fondo que es política, y ahora hemos llegado a hablar de cuestiones legales porque no se ha afrontado la situación política, entonces creo que ante todo lo que tenemos que hacer es abordar cómo se resuelve esto y se resuelve políticamente, la vía jurídica, la vía legalista, que además es una cierta interpretación de la ley, porque hay muchos juristas que dicen que se podrían hacer perfectamente un referéndum pactado de acuerdo con la Constitución, y con la legalidad vigente, sin cambiar una coma. Pero más allá de esa discusión política, lo que hay es un tema político de fondo y cuanto más se ha tratado con la vía judicial peor ha ido la cosa, más se ha enconado y más se ha movilizado a la gente, entonces teniendo en cuenta eso, puede no gustarte la realidad, lo que no puedes hacer en la política es negar la realidad, porque si niegas la realidad lo que haces es complicarla y hacer que las cosas sean cada vez más difíciles, que es lo que está haciendo el Gobierno del PP. Por lo tanto, para resolver esto la única manera es reconocer, escuchar, respetar lo que cientos de miles de catalanes y catalanas llevamos años expresando de forma absolutamente pacífica y respetuosa y buscar salidas negociadas, dialogadas, evidentemente sin condiciones, evidentemente sabiendo que todo el mundo tendrá que ceder en sus posiciones porque el diálogo significa eso, significa que nadie puede tener la razón absoluta, pero sobre todo hay que recuperar la interlocución política, que es lo que nunca ha ofrecido el gobierno del PP. Por eso te digo, yo soy muy crítica con el Gobierno de Puigdemont, pero no puedo equiparar una cosa con la otra porque el Gobierno de Rajoy se ha negado a hablar.

Habla de punto de inflexión, de diálogo, ¿punto de inflexión hacia dónde y diálogo entre quién?

A ver, punto de inflexión que esta era una situación de bloqueo que era insostenible hace tiempo, que mucha gente decía: no podemos seguir así y ahora yo creo que hoy llegamos a esa línea roja de decir: lo que veníamos diciendo que era insostenible pues hoy ya lo es de forma definitiva. No queremos una ruptura emocional, no queremos que nos dividan, me siento muy unida al conjunto de los pueblos de España y por lo tanto, quiero poder hablar con el conjunto de España, cómo podemos actualizar nuestro pacto territorial y hacerlo desde las propuestas.

¿Pero quién se sienta a hablar después del día de hoy?

Pues si no lo hacen inmediatamente los protagonistas de la situación de bloqueo actual, tendrán que ser otros, lo que no puede ser es que no se hable y también un llamado a la comunidad internacional, creo sinceramente que el presidente Rajoy después de esta orden de intervención policial queda desautorizado delante de Cataluña, la ruptura emocional no sé cómo se podría recomponer, porque una cosa es que no te pongas de acuerdo o que judicialices la cuestión y otra cosa es que envíes la fuerza bruta, miles de policías contra gente indefensa. Eso supone una ruptura emocional que efectivamente me cuesta imaginar cómo recomponerla, pero en todo caso el Gobierno del PP es el que tiene que encontrar la manera de hacer una propuesta y si no lo hace inmediatamente, pues serán otros los que tendrán la responsabilidad, el conjunto de fuerzas de oposición, de buscar la vía, de generar otro marco a través de una moción de censura, de nuevas elecciones, no lo sé, pero hay que genera el contexto donde haya una interlocución con Cataluña para empezar a hablar de propuestas en positivo y también de que algún día se pueda votar en condiciones. Y lo digo sin poner más condición que esa, que se pueda hablar absolutamente de todo, de las preguntas, de las fechas, de todo, pero no se puede no escuchar a miles de personas que de forma pacífica se movilizan y que son tratadas indignamente como están siendo tratadas. De verdad, creo que nadie se merece esto, esto no va de bloques, de indepedencia sí o no, esto va de ciudadanía muy diversa y muy plural, que está muy cohesionada en decir que no nos vamos a dejar recortar derechos y libertades y el autogobierno de Cataluña, que tanto a costado conseguir.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Cadena SER

image beaconimage beaconimage beacon