Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Adiós al pionero de los 'smartwatch': Fitbit compra Pebble por $40 millones

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 07/12/2016 M. A. M.

Tras días de rumores, ya es oficial: Pebble, el pionero de los 'smartwatch' que arrasó en el 2012 con una campaña millonaria de financiación para crear uno de los primeros relojes inteligentes modernos, es desde hoy propiedad de Fitbit. El fabricante de pulseras de actividad ha sacado la cartera para hacerse con la compañía creada por Eric Migicovsky. Se desconoce la cifra oficial de compra pero, según Bloomberg, roza los 40 millones de dólares. Y lo más curioso es que Fitbit no dará continuidad a los relojes: ha comprado Pebble por su 'software' y plataforma, no por el 'hardware'.

"Con esta adquisición, estamos bien posicionados para acelerar la expansión de nuestra plataforma y ecosistema y convertir Fitbit en una parte vital de la vida diaria de un abanico más amplio de consumidores", ha dicho hoy en un comunicado James Park, consejero delegado de Fitbit. La compra se venía rumoreando desde hace días, pero finalmente se ha hecho oficial hoy, con una cifra que apunta a los 40 millones de dólares como precio final de la operación.

Pebble saltó a la fama a mediados de 2012 tras arrasar en una campaña de 'crowdfunding' en Kickstarter. Pedía 100.000 dólares para fabricar un reloj inteligente que funcionara con móviles iOS y Android y acabó recaudando más de 10,2 millones de dólares. Se convirtió en ese momento en la campaña más existosa de la historia de Kickstarter. El Pebble generó tal expectación que poco después, y al calor del rumor de que Apple también entraría en el sector, otras marcas como Samsung o LG lanzaron sus propios modelos asociándose con Google y su versión de Android adaptada a estos dispositivos. Apple no llegaría con su Watch hasta mediados de 2015.

© Proporcionado por El Confidencial

Hoy, cuatro años después, la compra de Pebble llega en un momento de duda para una categoría, la de los 'smartwatch', que no ha logrado cumplir las expectativas que había generado inicialmente. Según datos de la consultora IDC, las ventas de estos relojes cayeron un 56% durante el tercer trimestre de este año comparado con el mismo periodo del año anterior. Durante esos meses, Apple vendió solo 1,1 millones de relojes, un 71% menos que hace un año. Y de hecho Fitbit, que se posiciona en una categoría más general de 'wearables', vendiendo no solo relojes, también pulseras para medir la actividad física, es de las pocas compañías que crece año a año de forma considerable.

Pebble ha confirmado hoy que deja de existir para siempre. Con la compra, Fitbit se hace un poco más fuerte para competir frente a frente con Apple. Pero aún está por ver lo más importante: si a los consumidores les acabará interesando de verdad llevar en la muñeca un reloj inteligente conectado (o no) a su móvil. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon