Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Adiós al negro sobre blanco: cómo las modas en el diseño web han vuelto ilegible internet

El Confidencial El Confidencial 25/10/2016 S. Ferrer

La expresión "poner negro sobre blanco" se utiliza cuando queremos expresar algo con claridad, y hace referencia al contraste de la palabra impresa sobre el papel. La elección no es baladí: si el color del fondo y el texto es demasiado similar, la lectura se convierte en misión imposible. Esto parece una perogrullada, pero las tendencias en el diseño web están provocando que internet sea cada vez más ilegible.

"Hay un movimiento muy extendido en los círculos de diseño de reducir el contraste entre el texto y el fondo [...]. Apple es culpable, Google también. Igual que Twitter", escribe Kevin Marks en 'Backchannel'. El programador relata cómo descubrió que no estaba perdiendo la vista, sino que la web se había vuelto ilegible. Una dificultad para el usuario medio que se torna en pesadilla para los mayores, personas con problemas de visión o que navegan con pantallas de baja calidad.

El diseñador web de Telefónica Educación Digital Oriol Panadés coincide con la tesis: "Esa moda existe y está muy presente en los mayores portales de internet". En su opinión, el acceso y la legibilidad de internet "son cada vez más complicados". La siguiente imagen extraída del artículo de Marks es un perfecto ejemplo: a la izquierda, se muestra la versión antigua de una web y la derecha la nueva, más fina pero más difícil de ver por la disminución del contraste.

© Proporcionado por El Confidencial

"Puede parecer que la tipografía no es un elemento crucial en el diseño, pero lo es. Debemos ser inteligentes, a pesar de las tendencias, para obtener un buen resultado final", comenta Panadés. Con ese objetivo, la Web Accessibility Initiative introdujo en 2008 un ratio ideal para crear páginas legibles: si texto y fondo tienen el mismo color, la relación sería de 1:1; en el caso de negro sobre blanco, 21:1. 4,5:1 es lo mínimo aceptable, aunque se recomienda no bajar de 7:1 para ayudar a las personas con problemas de visión.

¿Cumplen las empresas estas recomendaciones? Baste decir que Apple también sugiere un ratio de 7:1... pero lo hace en una web cuyo texto es 5,5:1. Panadés explica que estos gigantes crean tendencia, y resulta difícil no adaptarse a la moda: "Debo ser sincero, yo también he pecado, pero no hay que olvidar que no todo el mundo tiene un iMac 4K".

El problema de esta moda es que no sólo afecta a personas con problemas de vista , sino también a los que acceden a internet mediante 'smartphones' con pantallas de baja calidad. Si nos centramos en el diseño web optimizado para aquellos usuarios 'premium', corremos el riesgo de impedir el acceso al resto de personas. Sin embargo, libros de referencia como el 'Typography Handbook' abogan por disminuir el contraste y recomiendan usar un gris oscuro en lugar del clásico negro.

No se trata de una moda aleatoria: los defensores de disminuir el ratio aseguran que el típico blanco sobre negro supone un estrés para la vista y dificulta la lectura a las personas con dislexia. A pesar de ello, Marks defiende volver a los principios básicos de la imprenta, mientras que Panadés apuesta por conseguir un internet "más accesible para todos", con textos "que funcionen para la mayoría de los usuarios, independientemente de su vista".

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon