Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Adivinar emails de desconocidos es posible (y legal) con estas webs

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 21/12/2016 S. F.

Mandar el currículo al jefe de recursos humanos de una multinacional, encontrar posibles clientes, ponernos en contacto con otros profesionales del sector... Una dirección de correo puede ser un tesoro, pero conseguirla es laborioso y lento. Buscar en Google al sujeto en cuestión, mandar un mensaje por LinkedIn o 'adivinar' el mail no son las únicas formas de conseguirlo: existe un número creciente de servicios que investigan por nosotros para ahorrarnos tiempo. En Teknautas hemos probado dos de ellos y os contamos nuestra experiencia.

La web española FindThatLead aprovecha la red social de trabajo LinkedIn para obtener los emails. Funciona como una extensión para Chrome en la que escribimos el nombre y apellidos del contacto junto con el dominio que creemos que tiene su dirección de correo (por ejemplo, elconfidencial.com para las direcciones de El Confidencial).

Los resultados se obtienen de forma inmediata y pueden ser positivos —cuando el sistema está cien por cien seguro—, negativos, o mostrar un porcentaje de acierto en caso de duda. La mayor ventaja de FindThatLead es su rapidez, pero en contra juega la necesidad de saber la extensión de mail del objetivo. Esta información no es difícil de conseguir: yendo a la web de la empresa podemos deducir que, si el mail de contacto es info@elconfidencial.com, el resto de trabajadores también utilizará "@elconfidencial.com", pero no es seguro y que además requiere tiempo.

El registro en FindThatLead se hace a partir de LinkedIn y se puede probar de forma gratuita diez veces. A partir de ahí funciona por suscripción: la más barata, de 15 dólares al mes (o 150 dólares al año) incluye 50 búsquedas diarias. La más completa, de 90 dólares al mes (o 900 dólares al año), adivina hasta 600 direcciones al día. Para aquellos que se lo pregunten, el servicio es legal: sólo da direcciones de correo que ya son públicas, ahorrándonos la tarea de tener que buscarlas.

Otra apuesta, también española, es Ninjamails. Esta web requiere menos trabajo por nuestra parte: sólo necesitamos saber el nombre y la empresa de la persona en cuestión. Además, no comparte con el usuario la dirección de email, sino que contactamos con él a través de la propia plataforma.

La ventaja de Ninjamails es que nos permite hacer un seguimiento del mensaje enviado a, por ejemplo, el jefe de recursos humanos de una empresa en la que queremos trabajar. En todo momento sabremos si el sistema ha encontrado el correo electrónico y enviado nuestro mensaje, y también si el destinatario lo ha abierto. Por otra parte, la búsqueda es mucho más lenta: puede llevar entre varias horas o incluso un día para los objetivos más difíciles.

Este servicio, que podemos probar cinco veces de forma gratuita, funciona por 'unidades' y no por suscripción. Las tarifas van desde los 10 euros por 10 mails del paquete más barato a los 375 euros por 500 direcciones de correo.

A la caza de emails

En Teknautas hemos probado con ocho contactos con trabajos variados: consultoras, aseguradoras, universidades, medios de comunicación... Aunque Ninjamail sí hace un seguimiento de los mails enviados, FindThatLead sólo deduce una dirección de correo; por este motivo hemos tenido que seleccionar personas conocidas que nos pudieran confirmar su mail. De nada sirve mandar un mensaje a Amancio Ortega o Elon Musk si nunca confirmamos que ha llegado.

FindThatLead 'cazó' seis de las ocho direcciones —siempre partiendo del principio de que sabíamos la extensión del correo—, aunque sólo en dos de los casos estuvo seguro al cien por cien de haber acertado. Además, en uno de ellos nos dio dos direcciones de las que, más tarde, supimos que una estaba desactualizada. Ninjamails consiguió siete de las ocho sin necesidad de escribir la extensión del correo, pero tardó varias horas en hacerlo: los mensajes se enviaron entre las 13:00 y las 17:00 y todos ellos llegaron a lo largo de la noche.

(Reuters) © Externa (Reuters)

Cabe señalar que una de las direcciones utilizadas pertenecía a una persona que lleva dos meses en su empresa, una condición que es el caballo de Troya de estos sistemas. Si eliminamos esta anomalía, los resultados pasan a ser de 6/7 para FindThatLead y de 7/7 para Ninjamail. Son pocos ejemplos y, debido a la necesidad de confirmación, no hemos podido probarlos con 'peces gordos' de grandes multinacionales, pero sirve como muestra de la utilidad y efectividad de los servicios.

Los clientes de este tipo de webs son variados, desde personas en paro a agencias de comunicación. Si los dos servicios fueran gratuitos recomendaríamos el uso de ambos: FindThatLead para intentar obtener un resultado al momento y, en caso de no lograrlo, Ninjamails para aumentar las posibilidades de éxito. Al no ser el caso, creemos que el sistema de 'paquetes' de Ninjamails es más práctico para el usuario medio que quiera mandar unos cuantos currículos o encontrar algún cliente puntual, mientras que la suscripción de FindThatLead es idónea para las grandes empresas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon