Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Al Bano y Romina Power, juntos de nuevo en el escenario

El Mundo El Mundo 31/05/2014 ANA MARÍA DÁVILA

Fueron una de las grandes parejas artísticas de los 80 y los 90. Un edulcorado dúo melódico que proclamaban su amor -real y escénico- cantando por todo el mundo aquello de 'Felicità', hasta que un día todo saltó por los aires. una joven de 24 años vista por última vez en 1994 en Nueva Orleans, dinamitó una pareja que hasta ese momento se había erigido en prototipo del amor más almibarado.

Tras 15 años de distanciamiento y explosivas rencillas mediáticas, Al Bano y Romina Power han vuelto a estar juntos... en los escenarios. "Después de años de tormenta ha llegado la calma. Y ahora es el momento de ofrecer sentimientos". Así resume el italiano Albano Carrisi (Brindisi, 1943) su reencuentro artístico con la que fuera su mujer y pareja artística durante casi tres décadas, Romina Power (Los Angeles, 1951).

Una gala en homenaje al cantante, celebrada en Moscú el pasado octubre, propició el reencuentro y, desde entonces, según explica el propio Al Bano, han actuado en otras cinco ocasiones, tres en Estados Unidos y dos en Canadá. El próximo 5 de agosto, la pareja estará en el Auditorio del Castell de Peralada (Girona), en la que será su única actuación en España; una visita propiciada en buena parte por su particular amistad con la familia Suqué-Mateu, propietarios del conjunto monumental y en cuya casa el artista italiano acostumbra hospedarse en sus visitas a la Costa Brava catalana.

Será un concierto "fuerte e interesante, que va más allá de la balada. Haremos música típica italiana, folk, clásico...", anuncia el cantante, que asegura que estas actuaciones "tienen un pie en el pasado, pero miran el futuro", afirma el cantante.

Los años, sin embargo, no pasan en vano y según el músico, su primer encuentro artístico con su exmujer "fue un desastre. Empezamos el ensayo y ella me pedía que bajara dos tonos, lo que para mí era como cortarme una pierna. Al final, salomónicamente, lo dejamos en uno. Tantos años sin cantar era mucho para ella", afirmó, aunque también reconoció que, por otro lado, fue interesante porque "en ese concierto conoció a mis otros hijos y eso nos permitió romper el hielo".

Una unión temporal

De momento, sin embargo, la pareja no tiene planes para un futuro artístico compartido. "Cuando nos encontramos en Moscú, a mi me sorprendió que fuera. Y cuando cantamos juntos vi la emoción en la cara de la gente, mucha gente lloraba", recordó el artista, "pero también es cierto que desde que he vuelto a ser solista, la idea de volver a hacer un dúo no me gusta demasiado. Prefiero decir Al Bano y 'special guest' Romina Power. Somos dos artistas que están juntos en la misma noche en un escenario, con buenos pensamientos", afirmó.

La referencia a aquel himno, tantas veces coreado por ambos, 'Felicità', no falta. Sólo que ahora Al Bano cree que la felicidad es un tesoro tan escurridizo como "una anguila: cuando crees haberla atrapado, se te escapa. Por eso pienso que la serenidad es más importante que la felicidad".

Eso sí, de su matrimonio con la hija de Tyrone Power y Lynda Christian guarda un recuerdo imborrable. "Fue una explosión de amor inolvidable, que yo viví intensamente. Fue un amor fuera de toda medida. Y cuando pasó lo que pasó, paciencia... Pero yo ya sabía que eso pasaría algún día, porque ella viene de una familia donde la palabra divorcio es algo normal", afirma el cantante, que cree que la mejor experiencia de su vida "todavía está por llegar".

Para Al Bano, actuar en Peralada es un poco como volver a casa. Un sitio en el que se había presentado con Romina hasta en tres ocasiones -1985, 1987 y 1994- y luego en solitario, la última de ellas con Montserrat Caballé. "En Peralada no es sólo el canto, es todo, el ensayo, el sentido de la normalidad... con la familia Suque... ir al infierno y volver... enamorado de España.. el mejor sitio para cantar, para vivir historias y también jugar al destino en el casino", bromeó el cantante.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon