Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Al menos 30 muertos en ataque suicida en Irak

dw.com dw.com 08/07/2016
Dos hombres iraquíes se abrazan en el lugar del atentado del domingo en Bagdad, donde un carro bomba mató a 292 personas. © 2016 DW.COM, Deutsche Welle Dos hombres iraquíes se abrazan en el lugar del atentado del domingo en Bagdad, donde un carro bomba mató a 292 personas.

Además de las victimas mortales, 78 personas resultaron heridas en un atentado suicida en un santuario chiita en la norteña provincia iraquí de Saladin.

Al menos 30 personas fallecieron y otras 78 resultaron heridas en un asalto con toma de rehenes a la tumba del imán Said Mohamed –uno de los imanes de la rama duodecimana del islam chií– en la ciudad de Balad, a 80 kilómetros al norte de la capital iraquí, Bagdad, informó a Efe una fuente policial.

La fuente detalló que un grupo de hombres armados vestidos con uniformes militares irrumpió en ese santuario, ubicado al este de Balad, y tomó varios rehenes. Asimismo, dos terroristas suicidas hicieron estallar sus cinturones con explosivos en la entrada del sepulcro, lo que provocó decenas de muertos y heridos.

Situación bajo control

La fuente policial aseguró que las fuerzas de seguridad iraquíes consiguieron finalmente controlar la situación y liberar a todos los rehenes. El asalto se ha producido cuando los iraquíes celebran la festividad del Aid al Fitr, con la que culmina el mes sagrado del Ramadán, que terminó el pasado martes manchado de sangre.

El atentado se produce tras el devastador ataque que mató a al menos 281 personas e hirió a más de 300 el domingo pasado en un popular barrio comercial de Bagdad. La bomba estalló en el barrio de Al Karada pocos días antes del fin del Ramadán. Se estima que ese atentado con coche bomba, reivindicado asimismo por Estado Islámico, fue uno de los más letales desde la caída de Saddam Hussein en 2003.

FEW (dpa, EFE)



Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon