Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Albert Adrià, al desnudo

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 29/09/2017
Albert Adrià en su restaurante Enigma © Image LaVanguardia.com Albert Adrià en su restaurante Enigma

Acaba de presentarse en el Festival de San Sebastián “Constructing Albert”, que recomiendo efusivamente a quien tenga curiosidad por conocer a Albert Adrià. Disfruté viendo la cinta que llevaba tiempo esperando. Y es que sus autores, Laura Collado y Jim Loomis (basándose en una idea de Unto) han acompañado al chef durante más de cuatro años.

Pretendían captar el momento de expansión de su grupo El Barri y lo han logrado: en la película verán cómo va creciendo ese pequeño imperio en la zona de Paral.lel. Y verán la pasión de Albert Adrià por la cocina, la complicidad con su hermano Ferran (hay una reunión con un momento de tensión impagable para cualquier foodie), la búsqueda del equilibrio entre el chef y el empresario o su brutal capacidad de trabajo.

El documental acaba de presentarse en el Festival de San Sebastián

Momentos entrañables como la intervención de un Juli Soler ya enfermo o como sus confesiones sobre la paternidad. Y, sobre todo, comprobarán la espontaneidad y sinceridad cuando se mira al espejo.

Como metáfora, me quedo con la escena en que va a cortarse el pelo y al mirarse, le confiesa a la peluquera: “Estoy empezando a notar los primeros síntomas del envejecimiento” en una secuencia que no tiene desperdicio.Verán a un personaje que no se cohíbe al hablar de sus éxitos ni de sus errores, que confiesa sin pudor sus miedos y a quien no importa rectificar.

Sus autores, Laura Collado y Jim Loomis han acompañado al chef durante más de cuatro años

Me quedo también, como metáfora, con la escena en que, plantado en el local que acaba de adquirir para su Bodega 1900, afirmar que ha decidido mantenerlo intacto, con su aspecto ochentero, y acto seguido aparece la imagen de la demolición.

Y con la fuerza del silencio introspectivo cuando le comunican que ha conseguido su segunda estrella, en medio del bullicio que le rodea... No sé si será o no un genio. Pero sin duda es uno de los personajes más auténticos y brillantes del mundo gastronómico.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon