Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Albert Batlle se compromete a ser "lo más transparente posible"

La Vanguardia La Vanguardia 16/06/2014 null

Barcelona (EUROPA PRESS).- El nuevo director general de los Mossos d'Esquadra, Albert Batlle, se ha comprometido a que su gestión al frente de la policía catalana sea "lo más transparente posible", aunque dentro de la cautela y prudencia que necesitan las operaciones policiales. En una entrevista de TV3, Batlle ha declarado: "Pido que la sociedad y los medios de comunicación entiendan que cuando un responsable de seguridad, policial y político da la cara y explica las cosas, las explica con la información que en aquel momento tiene".

Ha defendido la actuación de los Mossos tras el desalojo de la casa 'okupa' de Can Vies, y ha dicho que el encapsulamiento en el que se identificó a 200 personas le pareció "muy profesional". "Me ha sorprendido la violencia de algún grupo que apoyaba a Can Vies, fue una violencia desmedida que fue contestada por los vecinos", ha afirmado Batlle.

Batlle, que ha asegurado que tardó únicamente dos segundos en aceptar la propuesta de ser el sucesor de Manel Prat, ha abogado por introducir cambios a la hora de cómo los Mossos dan respuesta a manifestaciones ciudadanas: "Las formas de protesta están cambiando y esto lo ha cambiado todo. Nos tenemos que reinventar".

"Deben pedirse disculpas"

Tras asegurar que Catalunya es un territorio seguro y que los agentes hacen un buen trabajo, ha admitido que las fuerzas de seguridad, al igual que el resto de servicios y administraciones públicas, deben hacer autocrítica cuando sea necesario. "Si en un momento determinado una actuación policial no ha sido correcta, deben pedirse disculpas" ya que los servicios públicos también pueden cometer errores y deben ser reconocidos, ha apostillado. Ha rechazado un endurecimiento de la legislación, ya que el actual Código Penal es "duro" y la regulación de las libertades ya está bien reglamentada en la Constitución.

En cambio, sí que ha insistido en que trabajará para mejorar la imagen que la opinión pública tiene de los Mossos y ha abogado por "incrementar la autoestima del cuerpo y la exigencia de respeto". Ha admitido que hay algunas actuaciones en orden público de los Mossos que han sido "poco entendidas", aunque ha defendido que siempre han sido proporcionadas, y también que la seguridad debe dejar de ser un debate partidista, como ha venido ocurriendo durante los últimos años.

Ha asegurado que este mismo lunes despacha con representantes sindicales y que lo primero que hizo al asumir esta responsabilidad fue llamar a los líderes de los partidos políticos para tener un primer contacto y conocer sus impresiones.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon