Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alemania se beneficia de la inmigración

dw.com dw.com 22/05/2014 Jennifer Fraczek (nmb)
Photo © 2014 DW.DE, Deutsche Welle Photo

La inmigración en Alemania florece. Según reciente estudio, en 2012 vivían 400.000 inmigrantes en Alemania. La mayoría proviene de Europa central o de Europa del este y posee título universitario o formación profesional.

A principios de año se abrieron las ultimas fronteras para los solicitantes de empleo de Bulgaria y Rumanía. Por entonces, el CSU (Unión Social Cristiana de Baviera) advirtió del riesgo de llegada de supuestos "parásitos sociales" y la llamada "inmigración de la pobreza". Un estudio reciente de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) muestra que la mayoría de las personas que emigran a Alemania están bien preparadas academicamente.

La mayoría proviene del centro y del este de Europa. Principalmente de Polonia, Rumania, Hungría y Bulgaria. Uno de cada cuatro inmigrantes, llegados a partir de 2007, es titulado superior o universitario. De los restantes, la mayoría, es mano de obra cualificada, opina Thomas Liebig, miembro de la OCDE. Alrededor del 70% de los inmigrantes de la Unión Europea -incluidos los familiares- estaba trabajando a finales del 2012.

La crisis, propulsora de la inmigración
La OCDE considera inmigrante a aquel que cuenta con derecho de residencia y permanece, al menos, un año en el país. Su cifra ha aumentado en un 38% -alrededor de 400.000 personas- entre el 2011 y el 2012. Estos datos sitúan Alemania en segunda posición, detrás de EEUU, en la lista de los 34 países miembros de la OCDE.

El motivo de esta copiosa afluencia o boom, como lo califica Liebig, se encuentra en la crisis económica. Cada vez son más los europeos de países del sur que vienen a buscar un empleo a Alemania donde hay trabajo aún, y sobretodo, para científicos, ingenieros, informáticos y matemáticos.

La llamada libre circulación de trabajadores, permite a los ciudadanos de la UE buscar trabajo en otros países de la Unión durante tres meses. Esta opción facilita la situación, tres cuartas partes de los emigrados a Alemania la aprovecha.

Cada vez vienen más personas y cada vez se quedan más tiempo. Uno de cada dos inmigrantes europeos, llegados en 2012, permaneció en Alemania una media de un año. Las empresas alemanas y los inmigrantes encajan mejor que antes, explica Liebig. Las compañías conocen más a fondo lo que los inmigrantes pueden ofrecerles y los inmigrantes, por su parte, saben lo que se espera de ellos.

El boom llega a su fin
Hidir Celik, presidente de BIM (Instituto para las Migraciones y Estudios Interculturales en Bonn) se refirió a la inmigración como fuente de ingresos y "contribución a la estabilidad económica de Alemania". Además, con el dinero ganado en Alemania los inmigrantes apoyan a sus familias y también a su país.
La incógnita es si estos profesionales, que ahora necesita el país, seguirán necesitandose más adelante y si podrán mantenerse. Los expertos coinciden en que el apogeo de la inmigración no durará para siempre. "Tan pronto como la situación económica en sus países de origen mejore, muchas personas volverán a su casa", cree Celik. Liebig coincide en que esto sucederá lo menos a medio-largo plazo. Por eso, debería ser bienvenido que Alemania acoja también trabajadores no comunitarios. "En Polonia, ya hay signos de estabilización. Esto ocurrirá, también en otros países, especialmente en aquellos en crisis, cuando la situación mejore, lo que probablemente sucederá".

Los movimientos migratorios obedecen a ciclos coyunturales, dice Jochen Oltmer de IMIS (Instituto para la Investigación de la Migración y Estudios Interculturales) en Osnabrück. "Si nos fijamos en el desarrollo de las últimas décadas, se perciben altibajos constantes". Cuando la constante baje, significará que los esencialmente "jóvenes motivados y bien cualificados", volverán a casa, asegura Oltmer.

Autor: Jennifer Fraczek (nmb)

Editor: Enrique López

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon