Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alicante deberá retirar el jabón de sus colegios por 'lesiones oculares graves'

El Mundo El Mundo 02/06/2014 SERGIO SAMPEDRO

El jefe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento de Alicante ha solicitado por escrito a la Concejalía de Atención Urbana que inste a la empresa que se encarga de limpiar los colegios y las dependencias municipales, Enrique Ortiz e Hijos, a que retire el jabón de manos que se usa en los centros educativos, en las distintas concejalías y en pabellones deportivos porque puede ocasionar «lesiones oculares graves» por su capacidad para «irritar los ojos y la piel». El motivo es el «accidente de trabajo» que sufrió un empleado de la Concejalía de Deportes al manipular este producto (identificado como Wan Gel Blanco), y que actualmente está de baja por los daños que ha sufrido.

Según Prevención, mientras prosigue «la investigación del accidente, es necesario procurar la sustitución progresiva del producto en un plazo no superior a tres meses». El técnico detalla en su carta que el producto parece «seguro», porque «su ficha de seguridad no establece la necesidad de protección personal alguna ni se conoce ningún efecto perjudicial para la salud con la correcta aplicación del producto»; el problema, apunta, es que «se trata de un producto irritante, con capacidad para irritar los ojos y la piel, y existe riesgo de lesiones oculares graves, como ha sido el caso que origina este informe». Por ello, Prevención de Riesgos exige al jefe de servicio de Atención Urbana, Javier Maestre, que «solicite a la concesionaria la sustitución de jabón de manos facilitado» por «otro, pero sin la fase R-41 [la que provoca la irritación] en su ficha de seguridad, en un plazo máximo de tres meses».

El incidente que originó este informe fue denunciado por el sindicato UGT, cuyo secretario de organización en el Ayuntamiento, Baldomero Rubio, exige la «retirada inmediata de este producto». «No podemos esperar tres meses después de que se haya registrado un incidente que ha provocado una baja con lesiones. No hay que olvidar que se trata de un producto industrial que está al alcance no sólo de los trabajadores municipales o los usuarios de las instalaciones deportivas, sino también de los niños que acuden todos los días al colegio». Para el responsable de UGT, «la Concejalía tiene que ser responsable y consecuente, y tras el informe de Prevención de Riesgos no puede esperar ni un minuto más».

El portavoz de la ejecutivo local del PSOE, Lalo Díez, también exigió «no esperar al plazo de tres meses para actuar». «Pedimos al edil de Atención Urbana,Andrés Llorens, que se baje cuanto antes del coche oficial, que se deje de almuerzos populares y que se ponga a hacer su trabajo cuanto antes». Además, reclamó que la sustitución de todo el producto «no sólo sea inmediato sino que corra a cuenta de la empresa, que es quien lo ha puesto al alcance de los empleados públicos y de los niños».

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon