Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alonso vuelve a posponer la decisión sobre su futuro y mantiene la incertidumbre

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 28/09/2017 Oriol Puigdemont
Fernando Alonso, en el circuito de Sepang. © Vincent Phoon Fernando Alonso, en el circuito de Sepang.

Aunque sería casi un contrasentido que Fernando Alonso no disputara con McLaren el campeonato del mundo de Fórmula 1 del año que viene, el asturiano insiste en que baraja otras alternativas, siempre con el objetivo de volver a ganar, primero carreras y después títulos, por más que esas opciones no terminen de cuadrar en la menta de nadie más que él. Los ocho volantes de los cuatro equipos más potentes (Mercedes, Ferrari, Red Bull y Renault) ya están adjudicados, circunstancia que no le deja demasiado margen al español si lo que quiere es seguir en el certamen que le ha hecho rico y famoso. Hay otros, como la Indy, que se pirran por él, pero ninguno que tenga el escaparate de la F-1 y mucho menos sus salarios.

Seguramente, en esa clave hay que entender la estrategia de Alonso, que este jueves en Sepang, donde este domingo se disputará el último Gran Premio de Malasia –el circuito tampoco ha renovado–, dijo que pospondrá dos o tres de semanas el anuncio acerca de su futuro más inmediato. La semana que viene hay carrera en Japón, y será entonces, antes de viajar hasta Austin (22 de Octubre), cuando desvele una decisión que a muchos ya se les está haciendo bola. “Entre Malasia y Japón estaremos ocupados trabajando en el pista. Pero después de Suzuka se acercará la fecha tope para tomar la decisión y elegir aquello que considere que es mejor”, respondió Alonso. “Quiero volver a subir al podio, luchar por victorias y por el título. Necesito más información antes de decidir pero, a la vez, soy positivo sobre McLaren, porque se trata de uno de las mejores escuderías de la historia, si no la mejor”, añadió el ovetense.

El bicampeón del mundo (2005 y 2006) es más que consciente de que si su intención es la de permanecer en el ‘paddock’ de la F-1, McLaren es probablemente la única vía que podría acercarse a sus pretensiones. Sobre todo si tenemos en cuenta los 32 millones de euros anuales que figuraban en su último contrato. El cambio de Honda por Renault como suministrador de motores hará que McLaren no solo deje de ingresar alrededor de 100 millones de euros, sino que además deberá pagarle otros 15 al constructor francés, para que le sirva sus propulsores. Así las cosas, si la estructura británica y el bicampeón del mundo de 2005 y 2006 quieren seguir juntos el curso que viene, o el primero deberá encontrar dinero donde apenas lo hay, o el segundo deberá rebajar un poco su caché. Pero si algo está claro es que ni el uno ni el otro están en condiciones de imponerse por la fuerza.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon