Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Amalia América Rodrigues

El Mundo El Mundo 05/06/2014 VIRGINIA LÓPEZ

Esta mañana se pone a la venta en Portugal el álbum 'Amalia, de porto em porto', un disco re reúne temas inéditos grabados por la fadista lusa Amalia Rodrigues en la décadas de 50. La mayoría de las 16 canciones que han sido recopiladas están cantadas en castellano. Los temas han sido descubiertos por el catedrático de la Universidad de Santiago de Chile, Miguel Ángel Vera.

La investigación comenzó a partir de una conversación que el catedrático chileno mantuvo con la fadista antes de fallecer, en la que ésta le contó que había grabado temas en algunos países que no habían sido recopilados. Esto sucedió en México, donde la fadista portuguesa actuó en el año 1953, cosechando un gran éxito entre el público mexicano, en parte, porque cantó "con el acento del pueblo", como refiere ahora el catedrático.

Es decir, Amalia puso su fado a la hora de cantar las tradicionales rancheras mexicanas, no solo haciéndolas suyas, sino que además sirvió de influencia a cantantes posteriores. Por otro lado, para la fadista, las rancheras también sirvieron de influencia en su música posterior. Sin embargo, hasta ahora, estos temas eran prácticamente desconocidos entre el público portugués, que tanto conoce a la que ha sido su gran diva del fado.

En concreto, en este nuevo disco se incluyen temas como el conocido 'Fallaste, corazón', que Amalia cantó en numerosas ocasiones y que ella misma calificaba como un "fado mexicano". Otras de las músicas del disco son las canciones populares 'Por un amor', 'La cama de piedra', 'Gritenme piedras del campo', 'Mala suerte', 'Para ti', 'Plegaria' y 'No me quieras tanto'.

Además, hay dos temas cantados en portugués: 'Lisboa, não sejas francesa' ('Lisboa, no seas francesa'), un tema que Amalia grabó con orquesta, y 'Toiro, eh toiro', en el que Amalia añadió una estrofa que no había cantado en una grabación anterior realizada en París.

Para el catedrático chileno encargado de esta investigación, estos temas de Amalia sirven para descubrir una de las partes de la carrera de la fadista hasta ahora más desconocida y que suponen además un "diálogo artístico-musical entre el fado y la ranchera" que Amalia llevó a cabo en su estancia en América Latina.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon