Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ana de Inglaterra, una enamorada del mar en A Coruña

El Mundo El Mundo 31/05/2014 MARCOS SUEIRO

La princesa Ana de Inglaterra ha visitado la ciudad de A Coruña. La hija mayor de Isabel II llegó a primera hora de la mañana del viernes para participar en la XVIII Conferencia de la Asociación Internacional de Ayudas a la Navegación Marítima y Autoridades de Faros (IALA). Y, aunque se trata de la visita de una princesa, la representación española se limitó a autoridades políticas y sin ningún representante de la Familia Real.

Ana de Inglaterra, sin la compañía de su marido Timothy Lawrence, fue recibida por el presidente de Puertos del Estado, José Llorca; el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez; la consejera de Trabajo de la Xunta, Beatriz Mato; el presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo y el alcalde de la ciudad, Carlos Negreira.

Durante su intervención, Ana de Inglaterra ha considerado "crucial" ahondar en el uso de la tecnología para "asegurar mejor la seguridad de los navegantes del futuro", pues en los últimos 500 años no ha cambiado el conocimiento sobre el mar, pero sí la evaluación de riesgos y daños.

Antes de dirigirse al plenario del Congreso, la princesa visitó los pabellones de los diferentes países. Durante el recorrido se mostró entusiasta del mundo de la navegación y se interesó por los últimos avances en seguridad marítima.

Fiel a su estilo

Ana de Inglaterra lucía una americana color blanco roto y una falda plisada en azul marino. Fiel a su estilo llevaba el pelo recogido y llamó la atención que no llevase el habitual ramo de flores con el que se saluda a las princesas por parte de las autoridades locales.

La estancia de Ana de Inglaterra se completó con la visita al Ayuntamiento de la capital herculina. Allí, en el histórico edificio del palacio de María Pita, se le habló sobre las relaciones amistosas entre el pueblo coruñés y el pueblo británico cuyo testigo es Sir John Moore.

Antes de abandonar la ciudad tuvo tiempo para conocer la Torre de Hércules, el símbolo de la ciudad, que alumbra a miles de navegantes en sus travesías en el océano Atlántico.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon