Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ana Pastor: 'No nos casaremos. Es como si ya lo estuviéramos'

El Mundo El Mundo 18/06/2014 ANTONIO DIÉGUEZ
© Proporcionado por elmundo.es

Valiente, peleona e incisiva. Éstos son algunos de los calificativos usados a la hora de alabar la faceta periodística de Ana Pastor (36). Sin embargo, la presentadora de 'El objetivo' -programa que compagina con 'Frente a frente', en CNN- también está sembrando un número de detractores que se atreven a atacarla en las redes sociales.

Parece que esa actitud beligerante también la mantiene la madrileña fuera de los platós de laSexta. De hecho, asegura a LOC que, ya en casa, mantiene con su pareja, Antonio García Ferreras (48), acalorados debates que terminan "siempre en tablas, por la tranquilidad familiar". Con el presentador de 'Al rojo vivo' tiene un hijo de tres años, Simón.

Hace exactamente un año que arrancó 'El objetivo' ¿Qué balance hace de su etapa en laSexta? Estoy encantada de que me estén dando la oportunidad de hacer tele pública en una cadena privada. Es un lujo para cualquier periodista. Encima tengo un equipazo. El mérito sería sólo mío si hiciera yo sola el programa, pero estoy rodeada de gente con mucho talento. No paran de caerle críticas. ¿Las lee? ¿Está acostumbrada? Las críticas me vienen muy bien porque me ayuda a crecer como periodista. Lo bueno de las redes sociales es que tienes muy cerca la presión de los ciudadanos. Cuando te equivocas, te lo dicen y puedes rectificar. Creo que ese tipo de críticas, y no los insultos, nos hacen mejores periodistas. Bienvenidísimas las críticas cuando nos hacen crecer. También le llaman 'roja'. Me llaman de todo por Twitter. Hasta facha. El día que entrevisté a Pablo Iglesias me dijeron que era muy de derechas. Si no saben clasificarte es una buena noticia. Yo sólo soy de mi hijo y cuando entro en un plató lo único que pienso es que no se avergüence cuando sea mayor. No se amedrenta ante nadie y eso escama mucho. No creo que la valentía sea un demérito, sino una virtud. En cualquier caso, no sería mía sino de una cadena que cree que han de existir entrevistas como las que se hacen en 'El objetivo'. Debes estar con jefes que lo crean y yo tengo esa suerte. Cuando se apaga el pilotito rojo, ¿es tan valiente? No, soy igual de pesada. ¿No ves cómo te interrumpo? (se ríe). No es una cuestión de ser valiente a todas horas, sino de entender así este tipo de entrevistas. Los políticos también tienen que rendir cuentas. Si un ciudadano estuviera delante de uno, probablemente le preguntaría lo mismo que yo. Y si es así, es que lo estamos haciendo bien. ¿En su vida personal también le 'echa narices'? En la vida personal soy igual. ¿Siguen los debates políticos en casa con su pareja? Terrible. A veces terminamos los debates alzando la voz, incluso. También en lo ideológico, no hay más que ver los nombres de nuestros programas, 'Al rojo vivo' y 'El objetivo', estamos en posiciones contrapuestas y eso está muy bien. ¿Y quién gana de los dos? Acabamos siempre en tablas por la tranquilidad familiar (se ríe). Somos muy apasionados debatiendo. No están casados, ¿verdad? No, pero es como si ya lo estuviéramos. No tenemos intenciones de hacerlo. ¿Y lo de aumentar la familia? Ya tenemos hijos. Ni me lo planteo. También son temas para hablarlos en pareja, no en los medios. Tampoco creo que a nadie le preocupa si vamos a tener más hijos. ¿Cómo es como madre? Ahí seguramente tengo mucho que mejorar. Mi hijo todavía es muy pequeño, tiene tres años. ¿Es igual de dura con él? Igual, igual (se ríe). Si es que no hay nada de personaje. El pobre me sufre como si fuera Merkel. Hablemos de la situación política actual. Antes mencionaba a Pablo Iglesias. ¿Cómo vive en lo personal y lo profesional su ascenso? Yo lo observo como periodista. Desde luego, cinco escaños en el Parlamento Europeo no es ninguna tontería. Los datos de audiencia que tuvimos cuando él vino también hablan por sí mismos. Estamos encantados de haber podido entrevistarle. ¿Cómo es Pablo Iglesias? Se prepara muy bien las entrevistas, porque la que le hicimos no era complaciente ni fácil. ¿Entiende su éxito? Creo que ha conectado con gran parte de la sociedad que está muy cabreada. Lo de que se le ha dado más minutos de televisión es absolutamente falso. Elpidio Silva ha tenido los mismos minutos y no ha conseguido cinco escaños. Además, el PP y el PSOE tienen más tiempo en todos los medios. ¿Qué le gustaría hacer en un futuro? Seguir en 'El objetivo' y haciendo entrevistas. ¿No se propone cambiar de registro? 'El objetivo' ya es un gran cambio. Es un programa semanal, en vez de diario. Ahora buscamos que se consolide, que no es poco en la televisión. ¿Haría entretenimiento? No. Me veo haciendo actualidad y relacionada con la política, que es lo que más me gusta. ¿No tiene algún otro proyecto a la vista como escribir un libro? Hay propuestas, pero de momento no. Estoy centrada en CNN, en 'El Objetivo' y en lo que escribo cada semana, que ya es bastante.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon