Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Antonio Banderas y Melanie Griffith se divorcian

EL PAÍS EL PAÍS 06/06/2014 Joan Faus
Griffith y Banderas, el pasado noviembre. © Jim Spellman Griffith y Banderas, el pasado noviembre.

Esta vez no son los habituales rumores. Antonio Banderas y Melanie Griffith han decidido poner fin a 18 años de matrimonio, según confirmaron en un comunicado conjunto. La noticia fue adelanta por el portal TMZ, que publica en su página web los supuestos papeles del divorcio, con fecha de este viernes y sellados en un juzgado de la ciudad de Los Ángeles, en la que residen.

En un comunicado de su publicista, la pareja indicó que la relación concluía "de forma consensuada" y tras una "atenta consideración" por parte de ambos, que han optado por separarse con "cariño y amistosamente" y "respetándose mutuamente" así como a su familia, amigos y honrando el tiempo que han pasado juntos.

Según los documentos, la separación la ha solicitado la actriz estadounidense de 56 años, que se casó en 1996 con el actor español, tres años menor que ella. Se trata de una ruptura “amistosa” fruto de "diferencias irreconciliables", según TMZ. El 2 de mayo, la actriz publicó un tuit en su cuenta personal en el que preguntaba: “¿Quién cree en el matrimonio? y ¿por qué no?”.

El portal asegura que Griffith ha pedido que Banderas le pase una pensión por el divorcio y otra para el cuidado de la hija que tienen en común, Estela del Carmen, de la que tendrían custodia legal compartida, si bien cumplirá 18 años en septiembre.

Se trata de una ruptura "de forma consensuada" y tras una "atenta consideración" por parte de ambos, que han optado por separarse con "cariño y amistosamente"

En los documentos de divorcio, la actriz pide repartirse “joyería y efectos personales”, los “ingresos y acumulaciones de la peticionaria [Griffith] desde y después de la fecha de separación”, así como otros activos. El matrimonio cuenta con propiedades inmobiliarias en España y Estados Unidos. Según TMZ, la actriz ha recurrido a la abogada especialista en divorcios Laura Wasser, en cuya lista de clientes han figurado la actriz Angelina Jolie y la cantante Britney Spears, para tramitar la separación.

Se trata del cuarto divorcio para Griffith, que se casó dos veces con el actor Don Johnson y una con Steve Bauer. Y el segundo para el intérprete malagueño, quien entre 1987 y 1995 fue esposo de la actriz española Ana Leza. Banderas y Griffith contrajeron matrimonio en Londres en mayo de 1996 tras un romance que se originó un año antes durante el rodaje de la comedia Two Much, de Fernando Trueba.

En julio de 2012, cuando sonaban con fuerza los rumores, Banderas, que estaba de visita en España, los negó tajantemente. "Me hacéis muchas preguntas de Melanie, y os voy a contar que nos queremos mucho y no nos vamos a divorciar", dijo. “Se han publicado muchas tonterías por ahí, pero como ya se llevan publicando 18 años que llevamos juntos no le hago mucho caso. No nos divorciamos ni nada de nada, estamos encantados", añadió.

Entonces los rumores se nutrían de una supuesta infidelidad del actor, que habría sido grabado en vídeo en una discoteca de Cancún besándose con una joven. Al enterarse, Melanie se marchó al resort de montaña de Aspen, donde fue fotografiada sin su anillo de casada.

Fueran ciertos o no los rumores, la actriz ha agradecido públicamente en los últimos años la enorme ayuda que le prestó Banderas en su lucha contra su adicción al alcohol y las drogas. En agosto de 2009 Melanie ingresó en la clínica Cirque Lodge de Utah y se habló de que el actor había dado un ultimátum a su esposa. Banderas se apresuró a desmentirlo y anunció que apoyaba la decisión de la actriz de ingresar en el centro médico.

El momento cúspide del agradecimiento de Melanie se produjo en abril de 2010 cuando la revista ¡Hola! dedicó nada menos que 22 páginas a un reportaje del matrimonio junto a su hija Stella realizado en Málaga. En él, la actriz realizaba una larga confesión sobre su vida: "Soy alcohólica y adicta y toda mi vida he luchado contra eso, y lo he hecho bien. Ahora estoy genial. Me siento libre, no bebo, no tomo pastillas. Es como haber salido de prisión".

Banderas también abordaba el problema sin tapujos: "Si nos hubiésemos rendido, yo no soy una persona que se rinda, probablemente no estaríamos juntos. Pero seguimos hacia delante y cada vez más unidos. No es cierto que diera un ultimátum a Melanie". En los meses anteriores los rumores de ruptura matrimonial ya circulaban intensamente. Ahora, sin embargo, se han hecho realidad.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon