Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Apoyo a Trump en lugares inesperados

dw.com dw.com 21/07/2016 Spina, Romina, Washington (few/er)
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

No solo el típico hombre blanco y enfadado quiere votar por Trump en Estados Unidos. Entre sus seguidores se encuentran también estudiantes, mujeres y minorías étnicas. Romina Spina reporta desde Washington.

El extraordinario ascenso de Donald Trump para convertirse en el candidato republicano dejó a muchos espectadores atónitos y desconcertados. ¿Cómo pudo Trump entusiasmar a tantos votantes alrededor de Estados Unidos?

Tanto en casa como en el exterior, muchos cuestionaron el juicio del electorado. Estudios y encuestas pronto encontraron que la mayoría de sus votantes son blancos, hombres, de menor nivel educativo y menor poder adquisitivo. Sin embargo, el atractivo de Trump posee un extenso alcance. De hecho, logra trascender límites demográficos, reclutando a votantes poco probables: por ejemplo, estudiantes, mujeres, afroamericanos, latinos y musulmanes.

Soluciones simples

Dolores Newsuan es una de ellas. A simple vista, Newsuan es todo lo opuesto a lo que uno esperaría de un simpatizante de Trump. Como consultora, aboga apasionadamente por pequeños negocios de mujeres, latinos y afroamericanos en el barrio de Capitol Hill, en Washington D. C. La asesora, orgullosa de ser afroamericana, ha estado políticamente comprometida con el partido republicano desde su juventud. Hoy día, hace parte del grupo “mujeres por Trump”. Newsuan no es la única en su hogar que sigue al candidato republicano: su esposo, de origen latino, también votará por Trump.

“A la élite dominante republicana le dimos tiempo, dinero y votos. Estos fallaron”, dijo Newsuan a DW. Ella apoya a Trump principalmente porque quiere ver un cambio en Washington y cree que él es el único capaz de hacer lo que es “bueno para Estados Unidos”.

Simpatizantes de Trump de todo tipo, y de diferentes orígenes, opinan igual. Dicen estar cansados de los políticos convencionales, a quienes solo les preocupan sus propios intereses. Como candidato alternativo, Trump ha rellenado rápidamente este vacío. Al no estar tan atado a las reglas y convenciones, Trump se ha distanciado, de manera positiva, de sus contendientes. Y, a diferencia de cualquier otro político, “ofrece” soluciones rápidas a problemas urgentes.

“A la gente le gusta su 'sentido común' al buscar soluciones. En contraste, creen que los demás políticos complican las cosas”, dice Jason MacDaniel, politólogo de la Universidad Estatal de San Francisco que estudió el comportamiento del electorado. “Este componente ha ampliado el atractivo de Trump más allá de su principal grupo de apoyo”, añadió.

Los eslóganes de Trump, “Hacer grande a Estados Unidos de nuevo” y “Estados Unidos en primer lugar”, han tenido gran resonancia entre sus seguidores, sin importar sus antecedentes. Este mensaje le llegó a Newsuan, quien dijo a DW que era el “momento para que los estadounidenses cobraran justicia”. Esto en referencia a quienes, según ella, se han quedado atrás: en los guetos (negros), tráileres (blancos) y barrios (latinos). Claro, esto solo si han nacido en Estados Unidos y si son ciudadanos legales.

Muro necesario

Así como muchos, Newsuan niega importancia a los comentarios más controversiales de Trump. Muchos creen, por ejemplo, que construir un muro en la frontera con México, así como prohibir la entrada a musulmanes no estadounidenses es necesario para mantener la seguridad en el país. Las posturas intransigentes del candidato republicano respecto a la seguridad y defensa son bien recibidas porque sugieren un fuerte liderazgo.

Al preguntarle si Trump es racista, Francisco Semião negó tal aseveración y culpó a los medios por tratar de dañar la imagen de Trump. “Él no es antilatino. Él tan solo es sensible con los temas de inmigración”, dijo a DW. Mitad latino y mitad portugués, Semião mantiene un fuerte lazo con ambas comunidades en su ciudad de nacimiento, Washington D. C. A pesar de que entiende que centroamericanos traten de cruzar la frontera, dice, de todas formas: "estos quebrantan la ley".

El abogado Saba Ahmed cree que la experiencia empresarial y de negocios de Trump, así como su entendimiento de la economía puede ayudar a que sea un buen líder, capaz de superar los retos económicos del país. Ahmed, de 31 años, y quien llegó de niño a Oregon de Pakistán, dirige la Coalición Musulmana Republicana y concentra sus esfuerzos en ayudar a que Trump gane las próximas elecciones. Al preguntarle sobre los comentarios que hace Trump acerca de musulmanes y mujeres, Ahmed respondió a DW que ningún candidato es perfecto. Añadió, además, que últimamente Trump le había bajado mucho a esa retórica.

Enfrentar insultos

En casos, son los simpatizantes de Trump quienes reciben insultos. Sarah Hagmayer, estudiante universitaria de Nueva Jersey, dijo a DW que es necesario tener mucho valor para caminar en la calle con una camiseta de Trump. Asimismo, Newsuan dijo que partidarios del candidato republicano son comúnmente ridiculizados. Aunque ella pueda manejar tales situaciones, hay muchos otros que prefieren callar y no decir por quién votarán. “A pesar de los insultos, no van a cambiar de opinión”, dijo Newsuan. “Finalmente saldrán a las urnas y votarán por Donald Trump”, concluyó.

Autor: Spina, Romina, Washington (few/er)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon