Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Apple Music: un año entre el cielo y la tierra

ABC ABC 05/07/2016 J.M. Sánchez
Detalle del servicio de música de la compañía norteamericana © APPLE Detalle del servicio de música de la compañía norteamericana

El «streaming» marca la pauta del consumo de contenidos multimedia. Las ventas de discos siguen cayendo. La industria musical cambia de signo pese a que los grandes dinosaurios luchan por conservar una manera de distribución anclada en el pasado que, en muchos de los casos, eclipsa al artista en pos del papel moneda. La tecnología, como mecanismo de ayuda, ha permitido que surjan servicios y aplicaciones que logran lleva la música a los oídos de millones de aficionados. Y con internet se ha dado un paso adelante.

El futuro es «streaming»

Los servicios de reproducción en «streaming» como Spotify, Apple Music y otros han establecido un nuevo orden en la industria a pesar de la lucha personal de Adele y otros. El consumidor final desea escuchar su música favorita pero, en muchos de los casos, no desea encontrarla en un soporte físico que se obligue a utilizar un reproductor musical (el que sea). Impera la movilidad extrema. La conexión a internet es cada vez más rápida y está en todas partes. De ahí que hayan surgido reproductores online para abrir un espacio de conquista a este tipo de usuario.

Transversalidad

En su primer año de vida, Apple Music, el servicio musical de la compañía norteamericana, no ha logrado robar terreno a Spotify, su principal competidor y la firma líder de este sector. Tampoco era la intención, realmente. Estaba concebido para moverse por los dispositivos basados en iOS, aunque en una aplaudida decisión de Apple que ha demostrado su intención de abrirse a otras plataformas, se hizo compatible para Android, el sistema operativo más extendido del mundo.

Multi-instrumentista

La idea, brillante, ha sido reconstituir la aplicación de Música en algo más. En un servicio mixto, combinando los archivos locales almacenados en el terminal (la biblioteca de canciones descargadas o compradas) con la «nube» y un acceso a un inmenso catálogo de canciones accesibles únicamente tras el pago de una suscripción mensual. Pese a todo, con los números sobre la mesa, está lejos del líder. Spotify ya ha logrado conquistar a 30 millones de suscriptores; Apple, a 15 millones. Que no son pocos, pero aspira a más. Por esta razón han comenzado a sonar campanas de boda con el servicio Tidal, propiedad del rapero Jay-Z, que sin ser demasiado innovador cuenta con un gran potencial. Según publica «The Wall Street Journal», ambas empresas han iniciado ya las conversaciones para una futura adquisición, dejando así un escenario de un duopolio más fuerte en el negocio de la música digital.

Buena experiencia

La experiencia de usuario está francamente bien lograda pese a algunos fallos técnicos de sincronización y un diseño a la par mejorable. Ambos servicios tiene numerosas similitudes, aunque con algunos aspectos diferenciales, como el sistema de recomendación iniciado por Apple Music que le ha servido para catapultar canales y marcas personales. La propia compañía lo va a potenciar aún más en su nueva versión, que llegará con el debut de iOS 10, aún en fase de pruebas. Corrigiendo algunos errores, la aplicación ha tropezado con «Connect», un apartado más social que no ha logrado cautivar al usuario. En la próxima vida de Music, una de las bazas que la norteamericana tiene previsto explorar es potenciar la creación de contenidos exclusivos.

Apuesta por la radio

Otro de los pilares de Apple Music ha sido Beats 1, que nació también hace un año como la «emisora del mundo entero». Llegó como un nuevo concepto de radio global con lo último en música, entrevistas y cultura, de manera permanente. Retransmite en directo para todo el mundo desde los estudios de Los Ángeles, Nueva York y Londres. Y liderada por Zane Lowe y un equipo de DJ que mezclan lo último y lo mejor del panorama musical.

Polémica con Spotify

La guerra ha abierto otro frente. Spotify ha denunciado recientemente que Apple no ha aprobado su última actualización, calificando la situación de «prácticas contrarias a la competencia». La empresa sueca, lanzada oficialmente en 2008, critica al gigante tecnológico de perjudicarle al entender la existencia de un veto técnico en aras de potenciar Apple Music como alternativa. Sin embargo, los motivos por los que, posiblemente, se ha denegado la nueva versión es por el establecimiento de un cierto «truco» para evitar el pago del 30% impuesto por la Apple Store en el caso de los servicios con pagos dentro. Un modelo de negocio, por cierto, investigado por la Comisión del Comercio de EE.UU.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon