Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Argentina advierte de que suspenderá el pago de su deuda pública

El Mundo El Mundo 19/06/2014 JUAN IGNACIO IRIGARAY

El Ministerio de Economía del gobierno de la presidenta peronista Cristina Fernández anunció la noche del miércoles que de la justicia de Nueva York, ordenando pagar a los acreedores del país denominados fondos especulativos o 'buitres', "le impiden a Argentina efectuar el próximo 30 de junio el pago de los cupones de deuda en cumplimiento a sus acreedores reestructurados".

"El levantamiento del 'stay' (suspensión de una medida cautelar) por parte del segundo circuito (de la justicia de EEUU) imposibilita así el pago en Nueva York del próximo vencimiento de la deuda reestructurada", el último día del mes, señaló un comunicado oficial.

Se trata, en rigor, de una alerta sobre la posible suspensión de los pagos que Argentina venía haciendo hasta a hora con normalidad a los acreedores que aceptaron, en 2005 y 2010, el canje de sus bonos impagos desde 2002 por otros títulos con más de 60% de quita y plazos más largos. El 30 de junio debe entregarles 900 millones de dólares a través del Banco de Nueva York.

La cartera conducida por el ministro Axel Kicillof aseguró que "la República Argentina lamenta la decisión adoptada en el día de la fecha por la Cámara de Apelaciones del Segundo Circuito de los Estados Unidos, que deja sin efecto la suspensión ('stay') de las medidas cautelares 'pari passu' dictadas por el juez Thomas Griesa", quien falló a favor de los fondos especulativos, o 'buitres', que litigan contra el Estado argentino en el país norteamericano.

Y advirtió que si le pagara los 900 millones de dólares a los bonistas que aceptaron el canje de sus títulos con quitas y otros vencimientos "en simultáneo" Argentina debe pagar "la totalidad de lo reclamado por los fondos buitres que podría ascender a 15 mil millones de dólares".

El ministerio insistió con que "Argentina reitera la voluntad de pago a sus acreedores reestructurados, ya que siempre ha ofrecido pagar bajo las mismas condiciones y en concordancia con la ley del país", pero mediante el comunicado responsabiliza a la justicia de los Estados Unidos del nuevo escenario judicial y económico.

La decisión representa un fuerte golpe de timón en la toma de decisiones de la Casa Rosada pues el lunes la presidenta Fernández aseguró, en un mensaje por cadena nacional, que , no va 'defaultear' (suspender pagos) su deuda reestructurada".

Una deuda que acecha

Sin embargo, el martes Kicillof anunció que el país iniciará reestructurada para dejar de pagar en los Estados Unidos y poder hacerlo directamente en Argentina bajo la ley local, como una forma de esquivar los embargos pedidos por los fondos especulativos o 'buitres'.

Argentina decretó en 2002 el mayor cese de pagos de la Historia por unos 100.000 millones de dólares. Los gobiernos del matrimonio Kirchner reestructuraron la deuda impagada dos veces, en 2005 y 2010. Consiguieron acordar con el 93% de los acreedores y ha venido pagándoles regularmente.

© Proporcionado por elmundo.es

Pero el 7% pendiente está en manos de los inversores especulativos, que a partir de ahora podrían reclamar el decomiso de los pagos a los acreedores reestructurados en beneficio de ellos.

Ya el 28 de mayo pasado el Gobierno argentino alertó al Tribunal Supremo de los Estados Unidos de que corría un "serio e inminente riesgo" de caer en cesasión de pagos si esa corte fallaba contra Buenos Aires. El lunes pasado, los jueces del máximo tribunal rechazaron la apelación de Argentina y dejaron firme la sentencia a favor de los 'buitres'.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon