Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Argentina declara la guerra al narcotráfico en Rosario

dw.com dw.com 11/04/2014 Deutsche Welle
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

La ciudad más grande de la provincia de Santa Fe vive desde el miércoles la mayor redada policial de su historia con 89 registros y tres mil policías. Las autoridades anuncian nuevos operativos.

El operativo, iniciado el miércoles con 89 registros, "salió tal cual lo planificado" y fue pensado "estratégicamente" para que no hubiera "enfrentamiento armado", informó el secretario de Seguridad argentino, Sergio Berni a radio Del Plata. "Este es el comienzo de un trabajo que va a llevar mucho tiempo y compromiso por parte de la nación y del gobierno provincial", precisó.

Fuerzas de seguridad argentinas realizaron hoy nuevos operativos contra el narcotráfico en la ciudad de Rosario en el marco del plan para "pacificar la sociedad". "En Rosario empezamos a ocupar el lugar que antes ocupaban los narcos", declaró el secretario.

El mayor despliegue policial

El operativo comenzó con el despliegue de 3.000 efectivos de Gendarmería (policía de frontera), Policía Federal y Prefectura Nava len la provincia de Santa Fe para frenar el avance de bandas de narcotráfico. Unos 2.000 efectivos quedarán en la provincia, ratificó Berni. Se realizaron 89 registros en búnkeres (puestos de venta de drogas) del sur y norte de Rosario.

La ciudad tiene uno de los niveles más altos de homicidios del país, en medio de peleas entre bandas rivales. El crimen organizado lleva 80 muertos en lo que va de año. Semanas atrás se desarticuló además un supuesto plan para asesinar al juez federal Juan Carlos Vienna, que procesó a 36 narcos y policías ligados a la banda conocida como "Los Monos".

El operativo continuó este viernes con un plan de ocupación de diversos barrios de Rosario, en este caso en la zona sur de la ciudad ubicada 300 kilómetros al norte de Buenos Aires. El ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Raúl Lamberto, destacó que el objetivo es "lograr una fuerte presencia para que los violentos vayan cediendo, alejándose y para que el Estado pueda dar garantías de seguridad".

Nuevos operativos

"Habrá otros operativos. Claro que los habrá. Pero no se pueden decir, es una cuestión que hay que hacerla con mucha racionalidad, con mucha prudencia, contundencia, y eso es lo que vamos a seguir haciendo", aseguró en rueda de prensa el jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanih.

El amplio despliegue de las fuerzas de seguridad se llevó a cabo tras un mes de planificación y fue ordenado por dos magistrados federales con el objetivo de desarticular las principales bandas de narcotraficantes que operan en esa zona de Argentina, donde el narcotráfico ha empezado a ser un gran problema, como denuncian desde hace meses la oposición y la Iglesia católica.

LGC (dpa, efe)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon