Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Arranca el juicio a Rojadirecta: última bala para el fútbol gratis en internet

El Confidencial El Confidencial 05/10/2016 Pablo López. Vigo

Es la última posibilidad del fútbol gratis a través de internet. Rojadirecta se la juega este jueves en el juzgado Mercantil número 2 de A Coruña, donde su impulsor, el coruñés Igor Seoane, espera que se levanten las medidas cautelares que el pasado enero pusieron fin a una década de partidos de la Liga española y Champions en abierto a través de un sistema de enlaces digitales.

No lo tendrá fácil. El caso lo verá el mismo juez que meses atrás ordenó el cese de la actividad considerada ilícita, para satisfacción de las empresas que gestionan los derechos del fútbol y frustración de los miles de internautas que acudían a Rojadirecta para seguir los partidos en la pantalla de su ordenador.

El juicio que ahora se celebra en A Coruña es el primero de los dos que tiene pendientes Puerto 80 Projects, la empresa de Rojadirecta, con sede en la localidad coruñesa en Arteixo. En este caso es Mediapro la que ejerce la defensa de sus derechos de producción de la Liga española, pero en las próximas semanas también se verá en otro de los juzgados de lo Mercantil de la misma ciudad el emprendido por DTS, la distribuidora de la antigua Canal +, que defiende sus derechos de emisión de distintas ligas y campeonatos. En ambos casos, los jueces ratificaron con pocas semanas de diferencia las medidas cautelares que había aprobado previamente un juzgado madrileño, que ordenó a Rojadirecta el cese de la puesta a disposición de los internautas de los enlaces a las emisiones de los partidos.

© Externa

Aquella decisión, adoptada por el juzgado de lo Mercantil número 11 de Madrid en un auto de agosto de 2015, fue el principio del fin de la web, que no obstante esquivó las pretensiones de Mediapro y DTS hasta principios de año. Los dos juzgados gallegos obligaron a ejecutar el cese, tras corroborar la opinión del de Madrid de que Rojadirecta estaba infringiendo los derechos audiovisuales de las demandantes, al facilitar el acceso a las imágenes de los partidos para un “público nuevo”, es decir, los internautas, distinto de los abonados a los canales de pago. También se declaró que la web incurría en competencia desleal por actos de “expolio” o “competencia parasitaria” respecto a los titulares de los derechos audiovisuales y a las entidades que los explotan.

Los tres testigos del juicio

En el juicio declararán tres testigos. Dos de ellos han sido propuestos por Mediapro: un coordinador de producción y un representante de las casas de apuestas que se anunciaban en la web, testimonio con el que Mediapro espera desmontar la tesis de Seoane de que su portal ofrecía los partidos de forma prácticamente altruista, a modo de un YouTube del fútbol.

Por parte de Rojadirecta, mientras, declarará un perito que sostendrá que la web se nutre de los usuarios que comparten los enlaces, por lo que sería una mera intermediaria sin mayor intervención. Es el mismo criterio que la empresa de Igor Seoane sostuvo a principios de años, cuando se trató la propuesta de ejecutar las medidas cautelares dictadas por el juzgado de Madrid, y que fue rechazado por el juez del número 2 de lo Mercantil de A Coruña.

Fuentes de Mediapro confían en el titular del juzgado ratifique ahora aquellas medidas provisionales y decrete la cesación total de la actividad. Su optimismo se sustenta en que el auto de principios de año ratificaba que, aunque fuese cierta la alegación de la web gallega de que todos los contenidos son subidos por los usuarios como plataforma P2P –entre iguales, sin clientes ni servidores fijos–, la página sería de todas formas responsable por facilitar el acceso a esos contenidos, elaborarlos y ordenar los enlaces con un índice de eventos.

El juzgado también declaró que la web de Seoane no puede acogerse a la exención de responsabilidad de un mero intermediario, pues mantiene posición activa y no neutral, dado su “conocimiento efectivo” de la ilicitud de los contenidos enlazados y al realizar la labor de indexación y clasificación de enlaces. Los abogados de Puerto 80 Projects no han querido hacer declaraciones.

Los argumentos contra Seoane

Los autos emitidos hasta la fecha, y que han tenido como consecuencia el cese de la emisión de los partidos de la Liga, apuntan que esa falta de neutralidad impide que la polémica web pueda beneficiarse de la exención de responsabilidad prevista en la ley para los meros operadores de la sociedad de la información, ya que no se limita a proporcionar un servicio técnico en internet desde una conducta meramente pasiva en lo relativo al control de la información que circula en la red.

En abril, el juzgado descartó distintos dosieres periciales económicos e informáticos presentados por la empresa de Igor Seoane debido a la tardanza en la presentación de esa documentación, un retraso que Mediapro atribuyó a una maniobra dilatoria. Según el juez, no se cumplieron los “cauces procesales establecidos”, aunque sí admitió la declaración de su gerente, que actuaba como colaborador externo, y de un perito, ambos propuestos por el letrado de la web.

El cese de la actividad de Rojadirecta afecta solo a España, ya que fuera del país sigue emitiendo los partidos de fútbol en internet. Los abogados de Mediapro, que absorbió los derechos de Gol TV, y de DTS, que traspasó los suyos a Telefónica, no descartan solicitar también el cese en el extranjero, aunque para ello deberá acudir una por una a las respectivas jurisdicciones de cada país. Ni Mediapro ni DTS descartan tampoco solicitar daños y perjuicios a Rojadirecta, aunque deberá ser en un procedimiento distinto al civil que ahora se verá en juicio en los dos juzgados de lo mercantil de A Coruña.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon