Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Arranca la Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia

dw.com dw.com 26/07/2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

El evento reunirá a cientos de miles de jóvenes en el país más católico de Europa. El gobierno polaco ha activado un protocolo de seguridad especial ante la oleado de atentados islamistas de las últimas semanas.

La Jornada de la Juventud 2016 (JMJ) comienza hoy (26.07.2016) en la ciudad polaca de Cracovia, donde ya se encuentran cientos de miles de jóvenes de todo el mundo recibidos con entusiasmo en el país más católico de Europa.

"Decidimos venir a Polonia porque es la patria de Juan Pablo II, y estamos sorprendidos de encontrar un pueblo tan amable, que hace todo para hacer agradable nuestra estancia", explicó una peregrina de Trinidad y Tobago durante un encuentro con jóvenes organizado en Cracovia.

La JMJ, a la que mañana se suma el papa Francisco, arranca oficialmente en la explanada de Blonia, con una misa presidida por el cardenal polaco Stanislaw Dziwisz. La población polaca, con más de un 90 por ciento de católicos, está volcada con la celebración de las jornadas y miles de voluntarios han ofrecido desinteresadamente sus colaboración a los organizadores para guiar a los grupos de peregrinos.

"Para nosotros es un orgullo poder ayudar a hermanos de otros países, a la vez que supone una oportunidad para aprender de cómo los católicos de diferentes lugares viven nuestra religión", dijo una de las voluntarias polacas durante el encuentro en Cracovia.

Oficialmente 360.000 jóvenes han confirmado su presencia, aunque se espera que durante los actos principales el número de asistentes llegue hasta los 1,5 millones. Los responsables de la JMJ señalaron hoy que confían en que 500.000 fieles participen en esta misa inaugural. Mañana el papa Francisco aterrizará en Polonia, donde se ha diseñado un amplio dispositivo de seguridad reforzado después de los últimos ataques en Francia y Alemania.

"A causa de la JMJ ha entrado en vigor en todo el país el nivel de alerta nacional ALFA (1) y el nivel BRAVO en seguridad ante ciberataques", recordó el portavoz del Gobierno polaco, Rafal Bochenek, quien confirmó que este estado se mantendrá hasta el próximo 1 de agosto. Las autoridades se han esmerado al máximo en los preparativos del evento y de la visita del papa, a pesar de que algunas voces dentro del Gobierno y de la propia Iglesia local han criticado la excesiva apertura del pontífice argentino.

Se espera que el pontífice argentino se dirija a los fieles desde la ventana de la sede del arzobispado desde la cual su predecesor Karol Wojtyla hablaba cada vez que volvía en un viaje de peregrinación a Cracovia.

JC (EFE, dpa)




Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon