Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Arriola será el único líder territorial que seguirá tras los congresos del PSE

EL PAÍS EL PAÍS 04/06/2014 Juan Mari Gastaca

Iñaki Arriola será el único de los tres secretarios generales territoriales del PSE-EE que continuará en su cargo después de los respectivos congresos que se celebrarán a finales del próximo mes de septiembre. La marcha de José Antonio Pastor, ya anunciada, y de Txarli Prieto se consideran ya sin retorno para abrir un proceso de renovación en línea con la filosofía de fin de ciclo —asumida sin unanimidad en el partido— esgrimida por Patxi López para justificar la renuncia a su liderazgo.

La renovación de Iñaki Arriola se da prácticamente “por hecha” en el núcleo duro del PSE-EE. El exconsejero vasco tomó la determinación de renunciar a su presencia en el Parlamento de Vitoria para “dedicarse por completo” al partido en su territorial de Gipuzkoa, a la que pertenece como afiliado de Eibar, localidad de la que fue alcalde. El acierto personal de esta apuesta quedó reflejado en la unanimidad de su proclamación como secretario general en el congreso de marzo de 2013. Esta inquebrantable adhesión trasladó la imagen de un partido unido, bien valorada desde la dirección regional. “Ha hecho lo que había que hacer: dedicarse al partido, estar en contacto con él”, admitió uno de los máximos dirigentes del PSE-EE.

Menos críticos

El foco de mayor inestabilidad en el proceso de renovación territorial de los socialistas vascos se localiza en Álava, donde existe un sector de críticos organizado ya desde el Congreso Federal del PSOE en Sevilla y que han reaparecido tras el anuncio de dimisión de Patxi López, que no les deja conformes.

En la dirección del PSE alavés, en cambio, trabajan con la idea de que los críticos han perdido adhesiones sobre todo por las últimas bajas de afiliación que se han registrado en Vitoria y que corresponden a familiares de algunos de sus componentes que se incorporaron al partido para el anterior congreso.

Para la renovación, en Álava se da como segura la opción de Cristina González, portavoz socialista en las Juntas Generales de Álava. Persona de confianza de Prieto, provoca menos rechazo entre los críticos que el actual secretario general. La incógnita radica en Bizkaia donde Pastor parece apostar por Iñaki Egaña mientras sigue la incógnita sobre la voluntad de Mikel Torres, reacio hasta ahora a aumentar su representación en los órganos internos.

Con todo, la inesperada convocatoria de estos congresos territoriales ha incomodado a las organizaciones afectadas. “No es esto lo que se acordó en la ejecutiva” que presidió Patxi López al día siguiente de las elecciones del 25-M. “El primer acuerdo era abrir un período de reflexión en todas las territoriales y en base a las conclusiones que se fueran dando, adoptar una decisión”, subraya uno de los asistentes a aquella reunión. “Al día siguiente se nos fue llamando para comunicarnos lo de la dimisión y lo del congreso extraordinario”. De hecho, la ejecutiva de Álava, también reunida el lunes, apostó por la reflexión de entrada aunque se vio obligada luego a asumir la “coordinada convocatoria” de los congresos territoriales extraordinarias que había promovido Bizkaia, condicionando de paso a Gipuzkoa, antes incluso de que pudieran analizar los resultados electorales en este territorio.

Pero ninguna de las 30 intervenciones de afiliados escuchadas en el Comité Nacional del PSE-EE del pasado martes hicieron alusión a esta incomodidad de las territoriales. Eso sí, más de uno cuestionó que el resultado de las europeas fuera causa suficiente para abrir este proceso impulsado por López. Lo hizo, entre otros, Mikel Torres, que esgrimió en su intervención el apoyo a Eduardo Madina como candidato a secretario general del PSOE. A esta propuesta se unieron otras voces, como la de Javier Rojo.

Fue una reunión de “ambiente triste” por la despedida después de doce años como secretario general de Patxi López Eso sí, la mayoritaria sucesión de elogios hacia su figura política tuvieron que compatibilizarse con las críticas vertidas por Oscar Seco, Josu Montalbán y Yolanda de Vicente, principalmente, disconformes con la lectura de situación realizada.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon