Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Así son los vídeos porno prohibidos que se consumen en Corea del Norte

Logotipo de El Mundo El Mundo 28/09/2017 elmundo.es
Así son los vídeos porno prohibidos que se consumen en Corea del Norte / ElMundo.es © ElMundo.es Así son los vídeos porno prohibidos que se consumen en Corea del Norte / ElMundo.es

Está terminantemente prohibido. Consumir pornografía puede suponer una condena a trabajos forzosos en el país más hermético del mundo. Pero algunos, unos pocos miles de habitantes de Corea del Norte ceden a la tentación de los contenidos para adultos, y lo hacen a través de la mayor web del ramo, Pornhub, que recibe 80 millones de visitas al día. Es un pequeño pocentaje, sí, pero suficientes para que los analistas de datos de la página hayan trazado un perfil de consumidor, y hayan dedicado uno de sus informes Insight a definir qué les gusta ver a los súbditos de Kim Jong-un. Al menos, qué les ha gustado ver en 2016 y lo que llevamos de 2017.

Y el resultado es, cuando menos, curioso. Porque los norcoreanos son peculiares, también en sus gustos más íntimos. Lo primero que analizan en Pornhub son los términos más buscados en la página, y entre ellos encontramos, sobre todo nacionalidades. Las estrellas del porno chinas y mongolas son las preferidas en aquel país, seguidas de las coreanas (no sabemos si también sus compatriotas, aunque imaginamos que más bien sus vecinas del sur), japonesas, suecas e indonesias.

Entre los términos de búsqueda en Pornhub se cuelan, además de los protagonistas de los vídeos, varios tipos de actividades, bastante llamativas. En este sentido, la tipología de sexo más buscada es la llamada Juegos japoneses, una categoría protagonizada, efectivamente por nipones y que no tiene nada que ver con humor amarillo, aunque sí algo de concurso. Son un conjunto de shows televisivos bastante agresivos. En la revista online de ciencia, cultura, entretenimiento y lifestyleInverse ponen como ejemplo de esta categoría el concurso Orgasm Wars (guerra de orgasmos), en el que hombres gay tienen que llevar al orgasmo lo más rápido posible a hombres heterosexuales.

Tampoco quedan atrás en búsquedas las eyaculaciones de todo tipo y la humillación pública.

© Proporcionado por Unidad Editorial

En cuanto a las categorías más pinchadas en Pornhub por los acólitos de Kim Jong-un, hay algo que llama la atención de los analistas, y no porque aparezca sino, precisamente, porque no aparece por ningún sitio. Si el sexo entre dos mujeres es el favorito en prácticamente cualquier país del mundo, parece que en Corea del Norte no interesa en absoluto. En cambio, los norcoreanos prefieren, con diferencia, a las japonesas y asiáticas en general, con grandes pechos y, muchas veces, de dibujos animados. Las coreanas, tan demandadas en otras latitudes, caen aquí a la novena posición.

© Proporcionado por Unidad Editorial

Si del qué pasamos al cómo, los norcoreanos no se alejan tanto del común de los mortales. Si en todo el mundo las tres cuartas partes de los aficionados al porno sigue accediendo a la mayor web de este tipo del mundo a través del ordenador, en Corea del Norte siguen esta tendencia más de la mitad. El 36%, por su parte, prefiere utilizar el teléfono móvil, y sólo un pequeño11% recurre a la tableta. Y si ahondamos más en los dispositivos móviles, emerge un dato curioso. Si, en general, los usuarios de Pornhub están bastante igualados entre Android e iOs, en Corea del Norte los productos Apple triunfan claramente, con un tercio de los usuarios frente al 13% de los que prefieren el sistema operativo de Google.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon